Vilagarcía busca controlar a los gatos callejeros

El Concello firma un convenio con la asociación 'Callejeritos' para proteger a los felinos
Gato callejero
photo_camera Gato callejero

El Concello de Vilagarcía y la asociación 'Callejeritos Colonias Sin Hogar' firmaron un convenio de colaboración cuya finalidad es el control y la protección de los gatos que viven en las calles de la ciudad. El acuerdo se formalizó una vez que ambas partes comprobaron el resultado positivo del protocolo puesto en marcha en el mes de febrero, a través del cual se procedió a la esterilización de 60 animales como medida para controlar la población felina en las zonas urbanas.

El Gobierno local argumenta que el convenio garantiza el cumplimiento del protocolo CES (Captura, esterilización y suelta), que se aplica en numerosas ciudades de España.


A cambio de estos trabajos, el Concello de Vilagarcía afrontará el pago de todos los gastos derivados de las intervenciones y tratamientos veterinarios

Según el acuerdo alcanzado, será el colectivo 'Callejeritos' el que se encargue de realizar las labores de captura, traslado de los gatos a un centro veterinario y su posterior suelta, en el mismo entorno en el que fue recogido.


ESTERILIZACIÓN. Todas las labores de esterilización, curación y eutanasia, si fuese necesario realizar alguna, las realizará un veterinario colegiado, y los residuos serán gestionados tal como establece la legislación vigente en este apartado.

A cambio de estos trabajos, el Concello de Vilagarcía afrontará el pago de todos los gastos derivados de las intervenciones y tratamientos veterinarios, así como de los costes de la compra del material que sea necesario.

El Gobierno local puso en marcha el Protocolo CES con el objetivo de mantener en niveles sostenibles la población de gatos en el municipio de Vilagarcía, especialmente en las zonas urbanas, evitando así las molestias que los animales puedan causar a los vecinos, a la vez que se garantiza el bienestar de los felinos.

El Protocolo CES no se limita a la realización de labores de esterilización, ya que aprovechando las capturas, los animales también son sometidos a desparasitación y marcado, mediante el implante de un chip en una de sus orejas para no capturarlos por segunda vez. Otra medida que recoge es el compromiso de promover la adopción de los gatos más dóciles y que se considere que se pueden adaptar a la vida doméstica.

Comentarios