El Amera reactiva el turismo en Marín

El crucero alemán recaló este sábado en la rada de Marín con 770 pasajeros a bordo, que aprovecharon la jornada para conocer la localidad y Pontevedra, además de la zona de O Salnés, Santiago de Compostela y Baiona
El crucero atracado en Marín. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
photo_camera El crucero atracado en Marín. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Hacía siete años que el Puerto de Marín no protagonizaba la espectacular llegada de un crucero comercial. Fue en 2017 cuando el Bremen, con 114 pasajeros a bordo, inauguró las escalas de estas embarcaciones de lujo en la rada marinense, sacando a la luz el proyecto de ampliación del Muelle Comercial Oeste.

El Amera, del operador alemán Phoenix Reisen, cogió este sábado el legado y volvió a poner de relieve la necesidad de darle forma a una actuación que permitiría a Marín integrarse en el circuito de cruceros al igual que ciudades de la comunidad gallega como son Vigo o A Coruña.

                      Arriba, el crucero atracado en el Muelle Comercial Oeste del Puerto de Marín y varios grupos de pasajeros bajando a tierra.
Pasajeros del Amera bajando a tierra. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Este buque, con 204 metros de eslora y un calado de 7 metros, llegó al Puerto de Marín sobre las siete de la mañana, abriéndose paso entre la densa niebla que se acomodaba en la ría y que auguraba una jornada marcada por la lluvia y el viento.

Sin embargo, el mal tiempo, no impidió que muchos de los pasajeros del Amera acudiesen a las visitas turísticas que tenía programadas la naviera a Santiago de Compostela, Baiona y O Salnés.

Otro grupo de unas 200 personas optó por realizar un turismo más local en Marín y Pontevedra, disfrutando así de su oferta gastronómica, paisajística y turística. Para ello, la Autoridad Portuaria puso a disposición de los cruceristas un autobús que estuvo haciendo una ronda de transporte de pasajeros de forma continuada entre el barco y la Praza de España.

Precisamente, en la rada, el crucero fue recibido por el presidente de la Autoridad Portuaria, José Benito Suárez Costa, que quiso supervisar in situ el dispositivo de seguridad, vigilancia y transporte de pasajeros que se desplegó para la ocasión.

La llegada del Amera permitió reactivar el turismo en la villa a las puertas de la temporada estival, época en la que Marín recibe una mayor afluencia de visitantes.

"A chegada dun cruceiro a Marín é una boísima nova, que supón o exemplo perfecto de todo o potencial turístico que aínda temos por explorar", manifestó la alcaldesa de Marín, María Ramallo, que también quiso celebrar que "se desenvolvan novas formas de atracción turística e que sigamos crecendo neste ámbito, tanto con investimentos como con campañas de captación de novos visitantes".

En ese sentido, el presidente de la Autoridad Portuaria también consideró la escala de cruceros en Marín como un "hito importante", ya que "consideramos que hay un potencial turístico en la zona muy destacable y que hay que fomentar".

Suárez Costa también recalcó que la Autoridad Portuaria continúa adelante con el proyecto de ampliación del Nuevo Muelle Comercial. "Consideramos que sería una ubicación idónea por su proximidad al centro urbano para acoger más escalas de este tipo. Sabemos que hay demanda y contactos", puntualizó.

El Amera desatracó a las 18.00 horas y puso rumbo a Lisboa.

Comentarios