domingo. 17.10.2021 |
El tiempo
domingo. 17.10.2021
El tiempo

La anulación del acuerdo con Marruecos genera inseguridad en Marín

undefined
Varios barcos en el puerto de Dackla (Marruecos), lugar en el que descargan los buques gallegos. CEDIDA
El Tribunal General de la Unión Europea tumbó la relación pesquera con el país africano tras dar la razón al Frente Polisario en relación a la explotación de recursos en el Sáhara Occidental

El sector pesquero amaneció este miércoles con la noticia de la anulación por parte del Tribunal General de la Unión Europea (TUE) del acuerdo de pesca entre la UE y Marruecos al dar la razón al Frente Polisario, que lo había impugnado por explotar recursos del Sáhara Occidental -al igual que con el acuerdo de asociación-, y señaló que es necesario su visto bueno para aplicar ese tipo de pactos a ese territorio.

Eso sí, decidió mantener su aplicación durante "cierto periodo de tiempo" para "preservar la acción exterior de la Unión y la seguridad jurídica de sus compromisos internacionales". Este periodo no podrá exceder del plazo de dos meses, a no ser que algunas de las dos partes ejerza su derecho de presentar un recurso de casación ante el Tribunal de Justicia. De ser así, los acuerdos se podrán seguir aplicando hasta que se resuelva el asunto de forma definitiva.

La anulación de este acuerdo afecta especialmente a España, puesto que es el Estado miembro más beneficiado: de los 128 buques que tienen autorización para pescar en aguas africanas, 92 tienen pabellón español.

De ese centenar de buques, el acuerdo ofrece cuotas de pesca en aguas marroquíes a alrededor de media docena de barcos con base en Galicia -entre ellos varios de Marín-. Esta posibilidad les permite complementar la actividad que realizan en otros caladeros.

Juan Martín Fragueiro, gerente de la Organización de Productores de Pesca del Puerto y Ría de Marín (Opromar), explica que la anulación de este acuerdo afecta a la flota de Marín, pero tiene "un grado de utilización muy pequeño", ya que las condiciones técnicas para la categoría cuatro (pescas demersales) "nos han impedido tener a Marruecos como una alternativa a nuestros caladeros principales".

"No es buena noticia que se anule un acuerdo, ya que se excluyen las posibilidades de pesca de esa zona", señala Juan Martín Fragueiro 

La ficha técnica para esta categoría establece, además de un cupo para 16 buques (cinco arrastreros y once palangreros), un parón biológico durante los meses de abril y mayo y de octubre a diciembre. Es por eso que Fragueiro apunta que "el aprovechamiento es muy bajo" y que en su caso también el grado de utilización: "Pedimos licencia para este año en los meses de junio a septiembre para un barco, pero no lo utilizamos".

A pesar de eso, Juan Martín Fragueiro expresa que "no es buena noticia que se anule un acuerdo", ya que "se excluyen las posibilidades de pesca en las aguas que se encuentran en la zona del Sáhara en las que Marruecos no tiene soberanía".

En esta misma línea, el marinense Francisco 'Chito' Freire, de Anacef, explica que a pesar de que el caladero de Marruecos se utilice como una alternativa, si se anula el acuerdo "será una opción de pesca menos, cuando ya quedan pocas. Perder posibilidades de pesca en caladeros africanos es malo para la flota".

"Todo lo que signifique perder posibilidades de pesca en los caladeros africanos es malo para la flota", señala Francisco 'Chito'

Freire puntualizó que en este momento, por el parón biológico, "no nos iba a afectar de manera inmediata", pero a partir del mes de enero "nos pueden pejudicar de manera importante si nos quitan esa posibilidad".

Por su parte, la armadora marinense María José de Pazo, de Orpal, señaló que la consecuencia de la anulación de este acuerdo "a nivel empresarial es inseguridad. Para nosotros es más importante el caladero de Mauritania que el de Marruecos, pero este es importante porque los barcos se pueden distribuir y no vamos todos al mismo".

La Consellería do Mar también se quiso pronunciar ante la decisión del Tribunal General de a Unión Europea y espera que la Comisión Europea "vele por los intereses de la flota pesquera comunitaria que faena en estas aguas y que adopte las medidas oportunas para paliar los posibles perjuicios que puede derivarse de este procedimiento judicial".

El secretario general de la patronal de armadores Cepesca, Javier Garat, manifestó también que la sentencia sobre los acuerdos de asociación y pesca con Marruecos es "una mala noticia" para el sector pesquero español.

Garat apuntó que el sector lleva años trabajando "con colegas marroquíes para fortalecer las relaciones empresariales y cooperar al máximo" en la búsqueda de beneficios socioeconómicos para ambas partes. El secretario recalcó que para la flota española Marruecos es un vecino "estratégico" y por ello es importante una buena relación.

Cabe recordar que un 91% de las capturas recogidas en el pacto pesquero con Marruecos provienen de aguas saharauis. A cambio del acceso a estas aguas, la UE paga a Marruecos una media anual de 52 millones de euros cada uno de los cuatro años de vigencia del acuerdo, de los que 12 millones aproximadamente deben ser abonados por los armadores europeos.

La anulación del acuerdo con Marruecos genera inseguridad en Marín
Comentarios
ç