lunes. 20.09.2021 |
El tiempo
lunes. 20.09.2021
El tiempo

Los armadores de Marín, en busca de buenas noticias para 2021

Pescadores del buque 'Ensenada de Bueu' de Opromar. DP
Pescadores del buque 'Ensenada de Bueu' de Opromar. DP
La Comisión Europea propone de cara al próximo año una bajada de media del 12,3% en los TAC

El año 2020 ha sido desastroso para la actividad económica del país. La crisis sanitaria motivada por la pandemia de la covid-19 ha azotado con fuerza a todos los sectores, que se han visto gravemente damnificados y posiblemente continuarán sufriendo las consecuencias a lo largo del próximo año.

Uno de los sectores que ha sufrido de lleno la crisis es el pesquero, que se ha visto imposibilitado tanto por las restricciones por el coronavirus en los diferentes países, como por la bajada de las ventas de pescado y consecuente caída de los precios. Los armadores de Marín también han sufrido las consecuencias de la pandemia.

Con la intención de recibir buenas noticias de cara al 2021, las flotas marinenses han puesto la mirada en el Consejo de Ministros de Pesca, que se reunirá los próximos 15 y 16 de diciembre para a acordar los TAC (totales admisibles de capturas) y cuotas del 2021. Estos límites determinan las cantidades máximas de peces de algunas poblaciones que pueden capturarse.

Las negociaciones se harán en base a la propuesta de la Comisión Europea sobre los distintos stocks y las zonas de pesca. La propuesta, que está basada en los ICES-CIEM (informes y recomendaciones científicas de Consejo Internacional de Exploración del Mar), apunta a una reducción de las posibilidades de pesca en todas las especies objetivo de las pesquerías en aguas de Portugal (zona 9) y el Cantábrico Noroeste (zona 8c), fundamentales para la flota de Marín.

Tan solo el jurel de la zona 9, que es el que se pesca desde Finisterre hasta el sur, tendrá un incremento de los TAC del 5% con respecto al 2020, lo que permitirá la pesca de 128.627 tonelada de esta especie.

Debería haber una recompensa por el esfuerzo que lleva haciendo todo el año el sector pesquero español

La merluza es una de las especies fundamentales para la flota marinense. La comisión propone una reducción del 13% (posibilidad de pesca de 7.825 toneladas), pero para los armadores de Marín esa cifra continúa siendo alta. Juan Carlos Martín Fragueiro, gerente de la Organización de Productores de Pesca del Puerto de Marín (Opromar) explica que "en el propio informe científico se dice que el nivel de biomasa existente sigue creciendo, aún sin alcanzar el objetivo que se pretende y que la mortalidad por pesca se reduce", por lo que "habiendo dos elementos importantes como estos debería reducirse lo propuesto". 

El rape y el gallo también sufrirán un reducción del 13% y 11%, respectivamente. Con respecto al rape, se han evaluado dos tipos, el blanco y el negro. Uno de ellos ha llegado a niveles de RMS (Rendimiento Máximo Sostenible), mientras que al otro, debido a que no se ha llevado a cabo una campaña de valoración de la especie en algunas zonas, se le establece un criterio de precaución, por lo que se propone la reducción. La propuesta permite capturar un total de 3.672 toneladas de rape y 2.158 de gallo, especie que también cuenta con dos tipos que han llegado a niveles de RMS.

Con respecto a todas estas reducciones de los totales admisibles de capturas, Fragueiro espera que "en la negociación política del Consejo de Ministros no se planteen esos niveles de reducción o, al menos, que se minimicen lo máximo posible".

"Ya sabemos como son las negociaciones del Consejo de Ministros. Cada país expondrá sus prioridades. España no solo tiene flotas en el Cantábrico Noroeste, pero esperemos que las prioridades de la nuestra estén entre las primeras", indica el gerente, que cree que lo que tiene que ver la Comisión Europea es que España y el sector "han hecho un esfuerzo muy importante en los últimos años para adaptar la flota a los recursos disponibles, pero de nada vale que queramos preservar los peces, si no podemos preservar a nuestros pescadores". 

"Es importante que haya una sostenibilidad de los recursos, pero la sostenibilidad económica y social debe tener también su correspondiente peso", resalta Martín Fragueiro, que además explica que los stocks "han mejorado mucho en los últimos años y yo entiendo que debería premiarse ese esfuerzo. También el que ha hecho el sector todo este año". 

A pesar de la pandemia "las flotas han seguido trabajando. Debería haber una recompensa por el esfuerzo que lleva haciendo todo el año el sector pesquero español y en particular el de Marín, que hemos estado en todo momento con muchísimo esfuerzo, muchísimo trabajo y gastos adicionales para que nuestros trabajadores estuviesen en la mejor situación para poder llevar a cabo su actividad. Creo que son elementos importantes para que este año aparezca algo de luz para el sector". 

En el Consejo cada país expondrá sus prioridades; esperemos que las nuestras estén entre las primeras

La cigala, objeto de estudio de Opromar
Otra especie importante para la flota marinense es la cigala. Por una parte, la de la zona 8c, que se captura desde Finisterre hasta la frontera con Francia, lleva cerrada durante dos años y tan solo se permite una cuota pseudocientífica durante un periodo del año concreto. La flota está obligada a descartar en el caso de que capture.
La cigala de la zona 9 ha sido objeto de estudio por parte de Opromar, que ha realizado dos campañas científicas, una en el 2019 y otra en el 2020. "Consideramos que los índices de abundancia que se han encontrado deberían mejorar las expectativas e incrementar un poquito las capturas de cigala en la zona 9", apunta Fragueiro. 

Los armadores de Marín, en busca de buenas noticias para 2021
Comentarios
ç