jueves. 26.11.2020 |
El tiempo
jueves. 26.11.2020
El tiempo

Armadores de Marín, Ribeira y Lugo se unen para pedir explicaciones a Bruselas

Imagen del puerto mauritano de Nouadibou, donde faenan seis buques del fresco marinenses. CEDIDA
Imagen del puerto mauritano de Nouadibou, donde faenan seis buques del fresco marinenses. CEDIDA

El sector pesquero gallego del fresco expuso ante la UE los graves problemas que generan los cortes en la frontera de Mauritania

Los once barcos gallegos del fresco que faenan en el caladero mauritano estuvieron este lunes representados en la Unión Europea. Bruselas acogió una reunión técnica para tratar reformas y peticiones sobre el próximo acuerdo pesquero que firmarán con Mauritania y una parte de la misma contó con la intervención de varios armadores gallegos. Los empresarios y las asociaciones que los representan asistieron al encuentro para exponer los problemas que les suponen los cortes en la carretera fronteriza entre Marruecos y Mauritania así como para pedirle a las autoridades presentes que les ofrezcan soluciones.

Las asociaciones Opromar, de Marín; Orpal, de Ribeira, y la lucense OP-7 les expusieron la situación en la franja fronteriza a los presentes entre los que se encontraba el subdirector general de Acuerdos y Organizaciones Regionales del Ministerio de Pesca español, Ramón de la Figuera.

El negociador de la comisión Europea con Mauritania, el francés Emanuelle Breck, fue el encargado de presidir la reunión y atendió el razonamiento de los empresarios. "Nos explicó que creyó que se trataba de cortes discontinuos, no tenía conocimiento de que eran tan seguidos y que producían tantos perjuicios para los armadores", comentó la empresaria marinense María José de Pazo.

A pesar de que Breck insistió en que las causas de los cortes no tienen nada que ver con el sector pesquero, sino que se trataría de temas políticos -por lo que sería responsabilidad de Asuntos Exteriores- los armadores persistieron en su solicitud: piden que la Unión Europea negocie con Mauritania para que les dejen salir de sus aguas y volver a entrar para ir a descargar a Marruecos.

Los empresarios del sector pesquero le recriminaron a Bruselas que no hayan tramitado ni iniciado conversaciones con los países africanos a pesar de que se lo llevan solicitando desde el mes de enero.

COMPROMISO. Breck se comprometió a iniciar la tramitación de esta medida extraordinaria una vez que el Ministerio de Pesca español le haga llegar un informe detallado de la situación en la carretera fronteriza así como de la cantidad de capturas que no llegan a puerto o se ven afectadas en su calidad por las demoras de horas e incluso horas dentro de los camiones que los transportan hasta España.

De la Figuera aseguró que enviará en la menor brevedad posible el documento solicitado por el negociador.

El presidente de asociación de palangreros de Ribeira, José Antonio González Lijó, comentó que los cortes en la frontera tienen unas consecuencias "muy graves". "Si vas teniendo suerte y no los sufres o solo te pasó una vez puedes sobrellevarlo pero no se puede trabajar con esa incertidumbre porque si te toca, las pérdidas son totales", explicó.

"Si fuese algo puntual trataríamos de asumirlo pero me da la impresión que esta situación se va a alargar en el tiempo porque esta semana comienza el Ramadán", añadió el dirigente.

González Lijó confesó que "realmente no sabemos quién nos puede ayudar porque ya acudimos a todas las instituciones pertinentes y el tema continúa sin solución. Sentimos impotencia".

De los once barcos gallegos del fresco que faenan en Mauritania, once son de Marín, uno de Muxía y los cuatro restantes tienen su base en Ribeira.

AGILIDAD. Los armadores también le expusieron a las autoridad una lista de peticiones que consideran que deben negociar con Mauritania antes de cerrar el acuerdo pesquero. Una de ellas es que se agilicen los trámites para salir de sus aguas a descargar, ya que hace algunos años el proceso era tan simple como hacer una llamada y ahora es necesario hacer trámites y esperar alrededor de tres días.

Otra de las demandas es que aumenten la cantidad de merluza permitida para pescar ya que en noviembre de 2016 tres buques palangreros tuvieron que abandonar el caladero porque se les acabó la cuota y en la actualidad faena un buque más en esas aguas.

Elaboración a bordo de aceite de hígado de merluza
Los armadores gallegos del fresco le solicitaron a la Unión Europea que incluya varios puntos en la negociación del nuevo acuerdo pesquero con Mauritania. Uno de ellos es que vuelvan a permitir que los buques puedan elaborar a bordo aceite de hígado de merluza.

La armadora marinense María José De Pazo explicó que "hace años, la tripulación de los barcos pesqueros que capturaban merluza utilizaban los hígados de esos pescados para hacer aceite. Los colocaban en unos bidones y, por descomposición, hacían el óleo del hígado de la merluza".

Esta práctica dejó de llevarse a cabo abordo tras ser prohibida a pesar de que se trata de una elaboración ancestral. "Propusimos que la Unión Europea ponga observadores en los barcos para ver cómo se realiza y para que comprueben que en el proceso no entra ningún elemento químico sino que se genera de manera natural", añadió la empresaria.

Además, los propietarios de los buques pesqueros también pidieron que se igualen los precios de la tonelada de merluza ya que, dentro de la misma categoría de barcos, hay diferencias importantes a pesar de que las naves y las condiciones son las mismas.

Armadores de Marín, Ribeira y Lugo se unen para pedir explicaciones...
Comentarios