lunes. 23.09.2019 |
El tiempo
lunes. 23.09.2019
El tiempo

Los armadores pedirán explicaciones ante el Ministerio de Pesca y la UE

Los cortes en la frontera entre Marruecos y Mauritania provocaron más de 10 kilómetros de retenciones. CEDIDA
Los cortes en la frontera entre Marruecos y Mauritania provocaron más de 10 kilómetros de retenciones. CEDIDA

Aunque esta semana ya no han sufrido cortes en la carretera fronteriza con Marruecos, los empresarios marinenses exigen soluciones para poder trabajar en Mauritania sin sobresaltos

Los armadores marinenses de los seis barcos del fresco que navegan en aguas mauritanas remitirán este miércoles una carta tanto a los representantes pesqueros en la Unión Europea como al Ministerio de Pesca español. En ella reiterarán la necesidad de tener una posible vía alternativa para que el pescado que descargan en el puerto mauritano de Noaudhibou llegue al de Algeciras sin problemas si otra protesta provoca cortes en la carretera fronteriza con Marruecos.

Hace un mes, una reivindicación que comenzó por el aumento de las tasas en la Aduana marroquí y terminó en una protesta política por la independencia del Sáhara Occidental cerró la única frontera que comunica Mauritania con España. Los camiones que transportaban el pescado capturado en aguas mauritanas con destino Algeciras permanecieron parados en una caravana de más de diez kilómetros, lo que provocó el desabastecimiento del mercado y grandes pérdidas económicas.

Los armadores piden que en la próxima comisión mixta con Mauritania se trate la agilización de la liquidación de capturas

Tras esto y a pesar de que en los últimos días no se produjeron dichos cortes, los empresarios quieren que las autoridades les garanticen una alternativa por si vuelve a ocurrir. Uno de los daños colaterales de estos parones en la carretera fronteriza fue el desabastecimiento de los buques: "Aún se están actualizando entregas de material de pesca que estaban paradas", comenta uno de los armadores que faena en aguas mauritanas.

Por su parte, la secretaria general de Pesca, Alicia Villauriz, se puso en contacto con los empresarios marinenses esta semana para conocer más de cerca la problemática. Villauriz les aseguró que se había puesto en contacto con las embajadas mauritana y marroquí y les comunicó que no es un tema fácil de resolver, al mismo tiempo que se puso a disposición de los armadores.

Una de las propuestas de las navieras de Marín para asegurar que su trabajo no va a sufrir de nuevo los cortes de tráfico es que Marruecos permita que los barcos españoles descarguen en un puerto de su territorio, en el de Dakhla. Así, los camiones que actualmente recogen el pescado en la rada mauritana de Noaudhibou lo harían en el país vecino, evitando el terreno fronterizo afectado por las citadas reivindicaciones.

RIM-UE. Esta parte sería la más fácil de lograr, según las autoridades, pero lo engorroso de la cuestión comienza en aguas mauritanas. Los empresarios de Marín solicitan, por tanto, que el país agilice los trámites, que actualmente se prolongan varios días, para poder entrar y salir en del caladero en el menor tiempo posible. Los armadores explican que hoy en día para dejar sus aguas "hay que hacer una liquidación de capturas en Mauritania, pero no aceptan el justificante bancario del pago, por lo que debemos esperar a que esa cantidad de dinero esté ingresada en la cuenta del Tesoro mauritano y, tras esto, que pase a la cuenta del Ministerio de Pesca. El último paso es la emisión de un escrito que deben firmar siete autoridades".

Los empresarios pedirán en las misivas que enviarán este miércoles que se trate este tema en la próxima comisión mixta entre la UE y la República Islámica de Mauritania. Aunque no hay un fecha establecida por el momento, las autoridades comentan que podría ser en abril, ya que el acuerdo pesquero del caladero mauritano termina en noviembre y comenzarán a estudiar uno nuevo cuanto antes.

Los armadores pedirán explicaciones ante el Ministerio de Pesca y...
Comentarios