miércoles. 08.07.2020 |
El tiempo
miércoles. 08.07.2020
El tiempo

Arpas caseras contra la velutina

Participaron sobre catorce alumnos del módulo del FP del instituto en el proyecto. CEDIDA
Participaron sobre catorce alumnos del módulo del FP del instituto en el proyecto. CEDIDA

Depolgal y los alumnos del curso de FP Básica de Mantemento de Vivenda del IES Chan do Monte han diseñado unas trampas eléctricas para evitar que la avispa asiática siga afectando a los colmenares.

La expansión de la velutina es una realidad con la que los apicultores gallegos tienen que resignarse a vivir. Hay momentos en los que la propagación constante de la plaga, a pesar de los avances que se realizan en materia de prevención y de las charlas que aumentan la concienciación y la colaboración ciudadanas, la presencia de esta especie invasora parece ya imparable.

Sin embargo, hay quien se llena de ingenio y de fuerza para combatirla. Ante un problema, no queda más remedio que aportar soluciones hasta que se encuentre la más acertada. Así lo piensa la asociación Depolgal, con sede en Marín, que acordó con el Concello y con el IES Chan do Monte llevar a cabo un proyecto de creación de nuevas trampas para frenar a la velutina, haciendo partícipes a los estudiantes del centro.

Parte de las avispas velutinas capturadas. CEDIDAAsí fue como nacieron las arpas eléctricas que a partir de ahora podrán repartirse entre los apicultores locales. Tras su diseño y su creación están los alumnos del primer curso del módulo del FP Básica de Mantemento de Vivenda, "que ya estaban acostumbrados a trabajar con los materiales que se utilizaron para construír las arpas", como los tubos de PVC, que son más ligeros, tal y como explica el director del instituto, Pablo Varela Martínez.

Las arpas, que tienen 1,60 metros de alto y menos de un metro de ancho, están formadas por filamentos de metal que llevan una carga eléctrica y que apenas están separados por dos centímetros unos de otros. La medida no está elegida al azar, sino que está justificada en las propias proporciones de las avispas asiáticas, que son de mayor tamaño y se chocan contra los hilos metálicos, recibiendo una descarga. Sin embargo, otro tipo de especies, como las abejas autóctonas, pasan sin problema por el espacio que se dejó entre cada hilo.

Con este sistema, lo que se busca es proteger las colmenas de los apicultores de Marín que estén interesados en instalar estas arpas en sus terrenos. Cuando la velutina trata de acceder al panal, choca contra los hilos y, debido a la corriente eléctrica que circula por ellos, queda aturdida. Bajo el arpa hay un cuenco lleno de agua donde el insecto acaba ahogándose. "Así, podremos eliminar miles de avispas y, a la vez, se protegerán los colmenares en la época de verano", informan fuentes municipales.

ENERGÍA SOLAR. Cerca de catorce alumnos participaron en este proyecto, que ya ha llegado a su recta final y cuyos resultados se acercaron a conocer las ediles de Medio Ambiente y Turismo, Marián Sanmartín y Cristina Acuña. Ahora toca poner en funcionamiento las arpas. Para ello, los apicultores deberán proporcionar una fuente de alimentación autónoma que funcione con placas solares y que tenga una potencia menor a los 1.000 voltios, es decir, que sea suficiente para aturdir a la velutina, pero que no suponga un riesgo y pueda provocar incendios no intencionados. El Concello y la asociación recomiendan el uso de las placas solares porque estas garantizan el suministro de corriente eléctrica desde el amanecer hasta el anochecer, que es cuando esta especie está activa y puede poner en riesgo las colmenas. Al caer el sol, la corriente eléctrica se desactiva y se evita dañar a los insectos nocturnos.

El director del centro asegura que la experiencia ha sido muy enriquecedora para los alumnos del FP, ya que "sienten que lo que han hecho es algo útil". "Estamos muy contentos con el resultado", asegura, y anuncia que Depolgal todavía tiene pendiente dar una charla en el centro sobre la evolución de la plaga.

Y es que, tal y como reconoce Varela, "descubrimos muchas cosas sobre la avispa haciendo este trabajo", para cuyo desarrollo contaron también con la colaboración de los docentes del módulo, que no dudaron en sumarse a la iniciativa después de que el presidente de la asociación "nos mostrase su preocupación con respecto a esta problemática", sentencia el directivo.

Arpas caseras contra la velutina
Comentarios