El arte del yoga en medio del mar

El club Imua, ubicado en la playa de Aguete, incluye entre su oferta de actividades el SUP yoga, la fusión de dicha disciplina con el pádel surf, una práctica apta para todas las edades que complementa ocio y ejercicio físico en un entorno acuático y natural 
Una de las clases de SUP yoga en la playa de Aguete. ANXO LORENZO
photo_camera Una de las clases de SUP yoga en la playa de Aguete. ANXO LORENZO

Como una mezcla perfecta entre dos actividades, el SUP yoga triunfa a orillas de la playa de Aguete entre los públicos de todas las edades. La práctica consiste en llevar a cabo ejercicios propios del tradicional yoga sobre una tabla de pádel surf, complementando así los beneficios físicos del primero con el aspecto lúdico y acuático del segundo.

Tanto las clases de yoga en sala como las primeras tablas modernas de pádel surf comenzaron a aparecer en torno a la década de los 70, naciendo ambas disciplinas de forma complementaria. No obstante, la unión de las dos actividades, el llamado SUP yoga, no empezó a practicarse hasta hace unos años, motivo por el que todavía es habitual desconocer su existencia.

Para la profesora de las sesiones, Miriam Viéitez, esta práctica también supuso una novedad, a pesar de su experiencia previa en el mundo del yoga. No obstante, Viéitez empezó a dar clases grupales tanto para adultos como para niños en el club Imua, única escuela en el municipio marinense que incluye dicha actividad entre su oferta anual.

Según cuenta Guillermo Roca, presidente del club ubicado en la playa de Aguete, tanto las sesiones como los campamentos infantiles, que se llevan a cabo en dicho arenal, están teniendo muy buena acogida, ya que "es una actividad para la que no hay límite de edad". Además, Roca asegura que, aunque el SUP yoga requiere una dificultad mayor que el tradicional, puesto que "al estar sobre el agua, requiere más equilibrio", es posible realizarlo sin haber practicado ninguna de las actividades que lo conforman.

Lo que diferencia esta fusión de disciplinas del yoga en sala es, principalmente, el medio en el que se realiza. Miriam Viéitez destaca que, al ser un espacio natural, "resulta más fácil conectar con el cuerpo", mientras que hacerlo sobre el agua permite "ser más consciente del movimiento, aumentando la concentración". En esta línea, las diferentes posturas y ejercicios se adaptan a la tabla de pádel surf, aunque la profesora mantiene que el objetivo es el mismo en ambas prácticas: la meditación.

Además de la relajación, practicar SUP yoga también incluye otros beneficios. Aunque se identifica como una actividad lúdica, Viéitez explica que también es una forma de hacer ejercicio físico, ya que "se trabaja el equilibrio y la coordinación". Así, se trata de un modo diferente de practicar pádel surf, pero atrayendo a un público cuya prioridad no se enfoca en el aspecto deportivo.

Para Guillermo Roca, el gran beneficio de esta práctica es que "se trata de una forma de desconectar del día a día, trabajar con uno mismo y explorar las capacidades de cada uno". De esta forma, aunque en las clases no es obligatorio realizar todos los ejercicios, "los alumnos suelen superar sus propios límites".

Valores 
Ante todo, una actitud positiva
El club Imua Paddle Surf Aguete nació en el año 2020, convirtiéndose en una escuela pionera de Marín en materia de 'SUP' (stand up paddle). Su nombre, Imua, está inspirado en la jerga surfera que significa 'remar hacia delante, no dejar de intentar conseguir las metas y mantener una actitud positiva', consigna que resume los valores que se pretende transmitir a los alumnos. 

Comentarios