La Audiencia Nacional cita a declarar a la tripulación del Playa Menduiña Dos

El buque cangués participó en las tareas de rescate del naufragio Villa de Pitanxo y recogió a los tres supervivientes, así como siete de los cuerpos encontrados.
El Playa Menduiña Dos, el pasado 20 de marzo a su llegada al puerto de Cangas. DP
photo_camera El Playa Menduiña Dos, el pasado 20 de marzo a su llegada al puerto de Cangas. DP

El juez de la Audiencia Nacional que investiga el naufragio del Villa de Pitanxo, Ismael Moreno, cita a declarar el próximo 30 de noviembre a varios tripulantes del Playa de Menduiña Dos, uno de los barcos participantes en las tareas de rescate tras el naufragio y el encargado de trasladar a los tres supervivientes y a los nueve cuerpos localizados hasta San Juan de Terranova. Posteriormente, en su regreso a Cangas –su puerto base– al finalizar marea, más de un mes después del accidente, trajeron pruebas fundamentales para la investigación como las balsas salvavidas y las ropas de los fallecidos.

En su llegada al puerto cangués el 20 de marzo, agentes de la Guardia Civil y de la Comisión Permanente de Investigación de Accidentes e Incidentes Marítimos (Ciaim) tomaron declaración a la tripulación del Playa Menduiña Dos, de la armadora Moradiña, compuesta por 24 personas. Los marineros volvieron a declarar en una segunda ocasión ante la Benemérita pocos días después.

Ahora la Audiencia Nacional, que coordina desde el pasado mes de septiembre la investigación después de que el juez Moreno asumiese de forma definitiva la competencia, buscará ratificar las declaraciones de la tripulación del Playa Menduiña Dos, aprovechando que no regresará a la mar hasta el próximo 2 de diciembre. Sin embargo, ante la cercanía de esta fecha con la citación en Madrid el día 30, todo apunta a que los tripulantes declararán por videoconferencia, según fuentes cercanas a los citados.

Con este nuevo paso judicial, la AN buscará contrastar las declaraciones de los trabajadores del pesquero cangués con las del patrón del barco, Juan Padín, al que Moreno ya tomó declaración. También lo hizo  a su sobrino Eduardo Rial y al marinero Samuel Kwesi, como testigos, al ser los únicos supervivientes del naufragio junto a Padín.

Las investigaciones judiciales se deben a que Kwesi ofreció una versión que contradice la expuesta por Padín y Rial y que apuntaría a posibles negligencias por parte de éstos que habrían desencadenado la tragedia. Tras escucharles, el juez prohibió salir de España a Padín, le retiró el pasaporte y le impuso las obligaciones de comparecer cada quince días en sede judicial y permanecer localizado.

AMENAZAS. El sobrino del patrón del Villa de Pitanxo, Eduardo Rial, habría amenazado al superviviente ghanés, Samuel Kwesi, una vez rescatado y a bordo del Playa Menduiña 2. "Cuidado con lo que dices al llegar a tierra". Esa fue uno de los muchos avisos que Rial le dio a Kwesi según la declaración que realizó ante la unidad de Policía Judicial de la Guardia Civil uno de los marineros del buque cangués que les auxilió.

También, tanto el patrón como su sobrino, habrían intentando echar a Samuel de la balsa salvavidas. Y es que según los pescadores del Playa Menduiña 2, el ghanés les habría contado que tuvo que arrojarse a ella y que la primera reacción de Juan Padín y de su sobrino fue empujarlo hacia fuera.

En sus testimonios, uno de los tripulantes, que conocía a Eduardo Rial por haber trabajado con él anteriormente, manifiesta que el sobrino del patrón aseguró a su llegada al Playa Menduiña 2 que su tío mentía, que no había pitado el abandono del barco, pero que él diría lo que Padín le dijese.

Comentarios