Zarpa el barco que buscará los restos del Villa de Pitanxo

El buque Ártabro salió este miércoles de Vigo con las advertencias de la Audiencia Nacional de que debe ser el juzgado el que coordine la bajada al pecio
El buque Ártabro, tras zarpar del puerto de Vigo en la tarde de este miércoles. SALVADOR SAS (EFE)
photo_camera El buque Ártabro, tras zarpar del puerto de Vigo en la tarde de este miércoles. SALVADOR SAS (EFE)

El Ártabro, buque que llevará a cabo los trabajos de búsqueda, localización e inspección del pecio hundido del Villa de Pitanxo, zarpó este miércoles del Puerto de Vigo y ya se encuentra rumbo a Terranova, lugar donde el pesquero marinense naufragó el 15 de febrero de 2022. La salida se produjo en torno a las tres menos cuarto del mediodía, poco más de 24 horas después de la formalización el pasado martes del contrato entre el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) y la empresa adjudicataria, la viguesa ACSM Shipping.

El barco partió, según se ha indicado desde la Delegación del Gobierno en Galicia, una vez la Comisión de Investigación de Accidentes Marítimos (Ciaim) hubo informado a la Audiencia Nacional al respecto mediante un oficio enviado el martes. No obstante, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 2, Ismael Moreno, ha advertido al Ministerio que debe ser le juez el que coordine la bajada al pecio.

Moreno, así mismo, recuerda que ya el pasado 8 de mayo la Audiencia Nacional había solicitado documentación al Mitma para coordinar el envío del barco hasta el punto en el que se hallan los restos del barco. En esta línea, el juez ha dado dos días a la Fiscalía y al resto de partes personadas en la investigación judicial para que presenten alegaciones al respecto.

Desde la Delegación del Gobierno recuerdan que el operativo de bajada al pecio forma parte de una investigación que "fue abierta por la Ciaim" y mantienen que el proceso se está llevando a cabo "con todas las garantías". Aún así, indican que el Ministerio "ha cumplido con su parte y ahora le corresponde a la Ciaim poner en marcha la operación".

Quejas de las familias de las víctimas

Los familiares de los 21 marineros fallecidos en el naufragio del Villa de Pitanxo se mostraron "desagradablemente sorprendidos" porque, según consideran, "la salida debería realizarse de acuerdo con el juzgado". 

Según la portavoz de las familias, María José de Pazo, la decisión de la salida del Ártabro es "unilateral" y lamenta que la Ciaim haga "caso omiso" de los requerimientos de la Audiencia Nacional. En este sentido, teme que esto "pueda poner en peligro" las pruebas que se hallen durante la expedición, ya que considera que el Ministerio "se ha pasado por el forro las garantías legales".

De Pazo también criticó que desde la Subdelegación del Gobierno no se les haya remitido una "comunicación oficial" respecto a la salida del barco, petición que los familiares trasladaron "encarecidamente" al delegado del Gobierno en Galicia, José Ramón Gómez Besteiro, durante la reunión que mantuvieron el pasado martes en Pontevedra. No obstante, desde el Gobierno aseguran que estos sí fueron avisados de la partida del Ártabro hacia Terranova.

La portavoz concluyó su comunicado asegurando que el de ayer fue "un día muy triste", y anunció que las familias se concentrarán este jueves a las 10.30 horas frente a la sede de la Subdelegación del Gobierno en Pontevedra, donde leerán un comunicado.

Operación

La bajada al pecio del Villa de Pitanxo fue finalmente adjudicada por 3,45 millones de euros -IVA incluido-. La operación pretende servir como apoyo a la investigación del naufragio que, de manera paralela, están llevando a cabo la Ciaim y la Audiencia Nacional, por lo que la expedición debe contar con la intervención de los peritos judiciales y de la propia Ciaim.

Según consta en el documento de adjudicación, las operaciones deben ejecutarse en un período máximo de 25 días. Dentro de este plazo se establecen siete días dedicados a la búsqueda y localización del pecio y ocho para la inspección submarina, además de otras diez jornadas de inoperatividad por mal tiempo. También se ha establecido un plazo de 16 días para el tránsito de ida y vuelta a la zona del hundimiento.

El Ártabro, de 90,70 metros de longitud, deberá abordar un área de búsqueda diaria de 25 kilómetros cuadrados. Para acometer la misión se utilizarán robots submarinos de tipo ROV que permitirán buscar y grabar los restos hundidos del Villa de Pitanxo, con el fin de obtener pruebas que esclarezcan lo sucedido.

Comentarios