viernes. 23.08.2019 |
El tiempo
viernes. 23.08.2019
El tiempo

Dos barcos cesan su actividad por los cortes en la carretera de Mauritania

Tres camiones de armadores marinenses llevan retenidos en el vial desde hace nueve días. CEDIDA
Tres camiones de armadores marinenses llevan retenidos en el vial desde hace nueve días. CEDIDA

La UE se reunirá este jueves con el ministro de Pesca del país africano para buscar una solución

Dos barcos gallegos que faenan en aguas mauritanas se han visto obligados a cesar su actividad debido a los cortes en la carretera que une Mauritania con Marruecos, en el que están retenidos tres camiones de armadores marinenses desde hace ocho días.

El presidente de la Organización de Productores de Pesca de Palangre (Orpal), José Antonio González Lijó, explicó que los armadores ya no pueden "soportar más esta situación económica y yo creo que al final iremos parando todos poco a poco".

Y es que los tres camiones retenidos contienen aproximadamente 30.000 kilos de pescado cada uno, lo que en cifras suponen más de 180.000 euros. "Por ejemplo, hay un camión, con palometa negra, que debería hacer 50.000 o 60.000 euros. Pero en función de los días que se retrase las pérdidas pueden ser totales o parciales, porque si el pescado llega a la lonja de Cádiz podrido tendrá que destinarse para harina", señaló José Antonio González, que añadió que la situación actual es "crítica".

En total, los barcos gallegos afectados por esta situación son once, cuatro de ellos marineneses, pertenecientes a la Organización de Productores de Pesca Fresca del Puerto y Ría de Marín (Opromar), a la Organización de Productores de Lugo y a Orpal.

Pese a la complejidad de la situación, González es optimista y espera que el pescado pueda estar a la venta el próximo lunes, "que serían siete días después de lo normal, que es una locura, pero igual el pescado más fresco podría aprovecharse".

Desde el mes de enero, la carretera que une los dos territorios africanos es escenario de diversas reivindicaciones que provocan el cese del tránsito de los camiones que se dirigen desde el puerto mauritano de Nouadhibou a España. Pese a que ya han pasado más de seis meses, los armadores lamentan que la situación continúe y que ni la Unión Europea ni el Gobierno español haya tomado cartas en el asunto. "Los armadores ya fuimos a reunirnos a Bruselas, estuvimos también en Madrid con la secretaria general de Pesca, y lo que llevamos pidiendo desde enero es que dejen a ir a los barcos a descargar a Dachkla", indicó el presidente de Orpal, que aseguró que "hasta ahora no tenemos ningún tipo de noticia al respecto". "Estamos desinformados. No hay ningún tipo de solución, nos vemos desamparados y totalmente solos", añadió.

Además, González explicó que aunque quien negocia con el país africano es la Unión Europea, "cada país miembro tiene que presentar solicitudes a Bruselas y presionar", dijo. Sin embargo, lamentó que "España no lo hace". Así, desde la última reunión con la secretaria general de Pesca, Alicia Villauriz, en Madrid, no han vuelto a tener noticias al respecto.

De hecho, algunas personas presentes en la reunión que está teniendo lugar estos días en Bruselas para negociar la renovación del acuerdo pesquero con Senegal expusieron de nuevo a las autoridades europeas la gravedad de la situación que se está produciendo en Mauritania con motivo de los cortes en el vial.

Así, tras estas peticiones la Unión Europea ha decidido tomar cartas en el asunto y este mismo jueves se reunirá con el ministro de Pesca mauritano para pedir la derogación del desembarque obligatorio en Mauritania y que los barcos puedan salir del país africano por mar.

Y es que, al parecer, Marruecos ya habría ofrecido el puerto en Dachkla, el más cercano a Mauritania, para que se realicen allí las descargas.

Dos barcos cesan su actividad por los cortes en la carretera de...
Comentarios