Viernes. 22.03.2019 |
El tiempo
Viernes. 22.03.2019
El tiempo

El brote de legionella de la Residencia de Maiores se reduce, pero no desaparece

Fachada de la Residencia de Maiores de Marín ubicada en las inmediaciones del Parque Eguren. C.M.
Fachada de la Residencia de Maiores de Marín ubicada en las inmediaciones del Parque Eguren. C.M.

El número de unidades formadoras de colonias de este microorganismo pasó de 4.000 a 300 desde el mes de noviembre, cuando se detectó la presencia de la bacteria en las instalaciones

El análisis realizado por los técnicos de la Consellería de Política Social en la Residencia de Maiores de Marín tras detectar un brote de legionella en sus tuberías arrojó que aún quedan restos de esta bacteria en las instalaciones. Las primeras pruebas se realizaron en el mes de diciembre, tras encontrar este microorganismo en un control rutinario en la red de saneamiento del lugar a finales de noviembre.

Los resultados de los análisis demostraron que la bacteria "deu unha importante baixada dos niveis de legionella: de 4.000 a 300 UFC, unidades formadoras de colonias" pero que sigue presente en las tuberías del edificio. La Consellería asegura que como los niveles "aínda non son negativos, mantívose o circuíto paralelo de auga e aplicouse un novo tratamento máis suave que o anterior".

En un primer momento, tras conocer el brote en la residencia, los técnicos administraron un tratamiento de choque al sistema afectado que tuvo una duración de un día. Este consistió en aumentar la temperatura de las tuberías y aplicarles cloro con el fin de eliminar la bacteria hasta su total erradicación.

SIN CONTAGIOS. Tras comprobar que el bacilo continúa en la red de saneamiento, aunque a un muy bajo nivel, los especialistas volvieron a llevar a cabo el tratamiento que realizaron en diciembre pero de una manera más leve.

En ningún momento houbo risco de contaxio. Esta situación non lle afectou ás persoas que viven na Residencia

Pasados unos días desde la finalización de estas labores, los técnicos procedieron a extraer muestras para analizarlas nuevamente y comprobar el número de unidades formadoras de colonias en las tuberías. "Os resultados coñeceranse en vindeiras datas", confirman fuentes de la Consellería que aseguran que continuarán los trabajos hasta que los niveles sean negativos.

El ente autonómico pide cautela entre los familiares de los usuarios y aclara que "en ningún momento houbo risco de contaxio. Esta situación non lle afectou ás persoas que viven na Residencia. Fixéronse probas tanto ao persoal como aos residentes e os resultados foron negativos".

Una vez detectado el brote, las tuberías principales quedaron inutilizadas pero el centro asistencial pasó a usar un circuito paralelo del que disponía. Se trata de una red de tuberías alternativa que permitió que los residentes pudieran continuar con su vida normal evitando una situación compleja que obligase a desplazar a los mayores a otro lugar para que pudieran asearse.

Además, también habilitaron unas duchas diferentes a las que usaban normalmente. "Os usuarios non estiveron en contacto coa bacteria en ningún momento", confirma la Consellería de Política Social.

Conocer la procedencia de este brote será complicado ya que la bacteria habita en bajas concentraciones en ambientes acuáticos y es difícil eliminarla en los procesos de depuración porque se esconde en otros microorganismos.

El brote de legionella de la Residencia de Maiores se reduce, pero...
Comentarios