La canguesa que se precipitó desde un buque del CSIC dejó una nota de despedida

La Guardia Civil investiga si este suceso tiene relación con una denuncia presentada por la desaparecida contra otro miembro de la tripulación por supuesto acoso
Tareas de búsqueda de la desaparecida. EFE
photo_camera Tareas de búsqueda de la desaparecida. EFE

La gallega que se arrojó supuestamente de un buque oceanográfico del CSIC el pasado domingo frente a la costa de Alicante dejó una nota despedida. Según informa el periódico Levante-EMV, la Guardia Civil investiga si este suceso tiene relación con una denuncia presentada por la desaparecida contra otro miembro de la tripulación por acoso.

Mientras tanto, un dispositivo de efectivos de Salvamento Marítimo y Guardia Civil busca a Carmen Fernández, la canguesa de 43 años que desempeña el puesto de camarera, en la costa de Alicante tras caer al mar desde el buque. Por otra parte, Salvamento Marítimo ha solicitado este martes la colaboración de los pesqueros, mercantes y embarcaciones de recreo frente a la Comunitat Valenciana.

El portavoz de la familia confirmó que, por el momento, desconocen los motivos de este accidente y están "centrados" en la búsqueda de esta mujer natural de Cangas do Morrazo, aunque con residencia en Bueu. Está casada y tiene tres hijos.

De hecho, el marido y un hermano de la mujer, que lleva varios años como camarera de buque para el CSIC, se desplazaron a Denia para conocer de primera mano las labores de búsqueda, de las que por ahora no han recibido más información.

La embarcación desde la que cayó pertenece al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Salvamento Marítimo recibió sobre las 8.20 horas del domingo el aviso de que faltaba una tripulante en el buque oceanográfico García del Cid, que pertenece al CSIC, y que había sido vista por última vez el sábado.

Según señalan fuentes del centro de investigación, el buque se encontraba realizando una campaña oceanográfica dentro de un proyecto europeo coordinado por el Institut de Ciències del Mar (ICM) del CSIC en Barcelona. En concreto, un estudio de las propiedades ópticas del fondo marino. Se encontraban midiendo parámetros físicos con la roseta oceanográfica, un dispositivo utilizado para tomar muestras de agua.

Si bien el aviso de la desaparición apuntaba a la zona de Gandía, a primera hora de este lunes la búsqueda se centraba en aproximadamente 14 millas náuticas al nordeste de Dénia. A lo largo del día, se desplazaron la Salvamar Diphda, el avión Sasemar 305 y dos embarcaciones de la Guardia Civil.