sábado. 11.07.2020 |
El tiempo
sábado. 11.07.2020
El tiempo

Un caso de acoso escolar moviliza a un centenar de padres en Marín

Ana Santiago, madre del niño que presuntamente sufrió bullying, vivió varios meses de conflicto con el CEIP A Laxe, que negó en todo momento que esta situación hubiese ocurrido

Un presunto caso de acoso escolar en la localidad marinense movilizó durante la tarde del martes a un centenar de padres y vecinos delante del CEIP A Laxe de Marín, centro donde ocurrió el supuesto caso de bullying. Esta situación obligó a la familia a cambiarle del colegio y ahora la madre pide la dimisión de la directiva del centro educativo.

Todo comenzó el pasado curso cuando el hijo de Ana Santiago se reincorporó a las clases en el CEIP A Laxe después de un año y medio de ausentismo por enfermedad. Desde ese momento, cuenta la familia, el niño empezó a vivir varias situaciones de acoso en las clases. "A mi hijo le detectaron una enfermedad oncológica, un cáncer, y cuando comenzó con la medicación tuvo que dejar de ir al colegio. Cuando se volvió a incorporar el año pasado estuvo sufriendo agresiones de los compañeros", cuenta Ana, que manifestó que el niño "dejó de querer ir al colegio y para él era horrible pensarlo".

Ana Santiago, la madre del niño acosado, delante de los manifestantes con la documentación del proceso. DAVID FREIRE
Ana Santiago, la madre del niño acosado, delante de los manifestantes con la documentación del proceso. DAVID FREIRE
 

La madre tomó cartas en el asunto cuando se percató de que la situación se agravaba, por lo que decidió "hablar con la profesora, que acabó pasando de todo. Hasta decía que mi hijo era un chivato por contarle las cosas". A pesar de esa situación, la familia decidió que el niño continuase en el centro este curso, pero "hablé con la directiva para avisarles de que quería hablar con el tutor que le tocase para que estuviese pendiente porque lo que permití el año pasado este curso no lo iba a permitir". Desde el centro le trasmitieron a Ana que "era un grupo muy conflictivo y que estarían atentos, pero fue pasando el tiempo y la cosa empeoró".

"Mi hijo estuvo yendo al colegio y ninguno de sus compañeros le hablaba porque uno no le permitía al resto que le hablasen. Casi siempre los mismos niños le agredían", explica Ana Santiago. Al ver que la situación no cesaba y que las agresiones y el acoso aumentaba, la marinense, al final, se vio en la obligación de acudir a la Consellería de Educación a pesar de que "en el centro me pidieron tiempo porque iban a meter mano".

Una vez en la Xunta de Galicia, Ana Santiago abrió el protocolo de acoso escolar, un proceso que se lleva a cabo por Educación ante situaciones de maltrato y agresiones en el ámbito educativo. "Cuando abrí el protocolo le empezaron a abrir partes de incidencia a mi hijo, después de decir en muchas ocasiones que mi niño era buenísimo", cuenta. A raíz de eso, el hijo de Ana Santiago sufrió más agresiones, hasta que tuvo que acudir al psicólogo de Oncología en Santiago.

Un momento de la manifestación delante del CEIP A Laxe por un caso de acoso escolar. DAVID FREIRE

"En el colegio intentaron taparlo todo", afirma Santiago. Cuando cerraron el protocolo decidieron desde el centro que "mi hijo se fuese del colegio porque no estaba integrado con la clase" y no se dieron cuenta señala. "Aún así eso es mentira porque ese mismo día tuve una tutoría y me dijeron todo lo contrario. En el acta del profesor ponía que mi hijo estaba integrado", añade Ana Santiago.

SIN ACOSO. Con respecto a las acusaciones, la directiva del CEIP A Laxe manifestó a este medio que "la confidencialidad del tema no nos permite decir nada al respecto". A pesar de eso, la propia directora del centro, Cristina Sanmartín, señaló que "en este centro no sufrió acoso ni ese niño ni ningún otro".

Para el CEIP A Laxe "los niños son primordiales. Es lo que más cuidamos", para volver a recalcar con rotundidad que "nuestros alumnos no son acosadores. A veces hay que decirle a las familias cosas que no les gustan".

Concentración frente al colegio A Laxe por un caso de acoso escolar. DAVID FREIRE

CONSELLO. También desde el Consello Escolar del CEIP da Laxe, formado por representantes de profesores, familias y personal no docente manifestaron "o seu rexeitamento ante todas as acusacións vertidas estes días sobre o centro, o profesorado e o alumnado. Aseguramos que neste centro nunca existiu nin existe ningún caso de acoso escolar. Apoiamos a todas as familias afectadas no proceso e respaldamos as decisións tomadas polo equipo directivo do centro. Queremos agradecer os apoios recibimos pola comunidade educativa".

Después de una larga lista de trámites, que acabaron sin respuesta clara para Ana Santiago, la familia y el equipo médico de Santiago decidieron que lo mejor era que "el niño no acudiese al centro porque no podía sufrir esas agresiones". Al final, la mejor opción para su familia fue el cambio de centro. "Mi hijo ya sufrió con la enfermedad y esto que le hicieron no tiene perdón. No es solo lo que le hicieron los otros niños, si no lo que hizo el centro".

Ana Santiago manifestó a este medio durante la concentración de este martes que "estoy muy agradecida por todo el apoyo. Estas situaciones pasan más veces de lo que pensamos y muchos padres sufren por sus hijos".

Educación no detectó una situación de acoso
Desde la Consellería de Educación de la Xunta de Galicia explican que "no CEIP A Laxe abriuse un protocolo de acoso, que concluíu que non existía tal acoso. A nai foi atendida tanto polo inspector do centro como polo inspector xefe".

"Neste momento o neno xa non é alumno dese centro por petición da nai, non porque se detectase unha situación de acoso, que a aplicación do protocolo descartou", anotan.

Actividades
El centro canceló todas las actividades extraescolares durante la tarde del martes.

Un caso de acoso escolar moviliza a un centenar de padres en Marín
Comentarios