El Centro Terapéutico de la Finca de Briz retomará de nuevo su actividad

Los grupos asistirán solo un día a la semana para ofrecer las máximas garantías de seguridad
Marián Sanmartín y José Manuel Fontenla, en las instalaciones de la Finca de Briz. CEDIDA
photo_camera Marián Sanmartín y José Manuel Fontenla, en las instalaciones de la Finca de Briz. CEDIDA

El Centro Terapéutico de la Finca de Briz reabrirá sus puertas el próximo lunes después de haber tenido que suspender su actividad por la pandemia de la Covid-19. Eso sí, cumpliendo con todas las medidas. Por ese motivo, la concelleira de Benestar Social, Marián Sanmartín, y el presidente de Afapo, Jose Manuel Fontenla, visitaron este jueves de nuevo las instalaciones en las que se celebran las sesiones terapéuticas para los usuarios.

Tanto el Concello como la asociación coinciden en la necesidad de que este servicio, "que é esencial", vuelva a estar activo de forma presencial para los usuarios, teniendo en cuenta el enorme beneficio que tiene para ellos en el trabajo de su capacidad cognitiva.

Para poder retomar la actividad con las máximas garantías de seguridad se decidió que el grupo que antes acudía dos veces a la semana se subdivida en dos grupos que irán únicamente un día a la semana.

"En cada un destes grupos haberá sete usuarios, nun caso, e seis noutro, polo que non temos problema para manter as distancias na sala, que xa vimos de acondicionar para que os usuarios poidan estar no centro de xeito seguro", aseguró Marián Sanmartín. Los grupos se repartirán en lunes y miércoles, con un horario de 10.00 a 13.00 horas.

Por su parte, el equipo de Afapo realizó de manera telefónica un seguimiento proactivo de los casos de mayor vulnerabilidad, ofreciendo también un servicio de atención psicológica

"Ademais, deste xeito poderá ofrecerse unha atención máis personalizada", avanzó Sanmartín, que coincide con Afapo en la elevada afectación que tuvo para estas personas toda la situación sanitaria por la Covid-19, especialmente en la época del confinamiento.

Durante la cuarentena los usuarios del Centro Terapéutico estuvieron atendidos en todo momento de forma telemática. Desde la asociación, diseñaron actividades para que los usuarios pudiesen realizar en sus domicilios, con un material que se les hizo llegar con la colaboración do Concello de Marín.

Por su parte, el equipo de Afapo realizó de manera telefónica un seguimiento proactivo de los casos de mayor vulnerabilidad, ofreciendo también un servicio de atención psicológica a las familias en los casos que fue necesario.

Comentarios