Cerca de un millar de vecinos protestan en Marín por la subida del precio de la luz

Un grupo de particulares y comerciantes convocó este jueves una concentración en la Alameda de Marín para reclamar medidas que palien la subida de la factura de la luz en la localidad
photo_camera Los manifestantes, en la Alameda de Marín. B. NESTAR

Al grito de "basta xa á subida da luz", particulares y comerciantes de la localidad se reunieron este jueves en la Alameda de Marín para reclamar medidas. La pequeña convocatoria de un grupo de afectados consiguió reunir a cerca de un millar de personas, que no dudaron en acudir a la cita y reclamar medidas urgentes que palien esta subida de precios.

"La verdad es que no sabíamos cómo iba a reaccionar la gente y vemos que lo ha hecho muy positivamente", comentó al pie de la concentración Mónica Plata, trabajadora de una asesoría y una de las impulsoras de la protesta. "Esto es indignante, tanto para los comercios, como a nivel particular, hay gente que no puede pagar los recibos", denunció a su lado una de sus compañeras, Asunción Santín, que hace hincapié también en que a la luz se le suman la compra o la gasolina.

La situación comienza a ser especialmente asfixiante en los comercios, donde se enfrentan a facturas que duplican las anteriores. Así lo explicó Guadalupe Malaquías, empleada de la tintorería El Arte, donde esta subida del coste en las facturas no se puede reflejar sin embargo en los precios al cliente, "porque si suben, cierras".

"A nivel usuario, tuve que apagar la calefacción"

Comercios como la tintorería no son los únicos donde esta subida se nota especialmente, también ocurre en las copisterías como Proyectos, liderada por Beatriz Cobo. Allí no solo han tenido un recibido de casi el doble de febrero a marzo, sino que viven de primera mano las reclamaciones que los usuarios envían a las compañías eléctricas y que imprimen en su negocio a diario. También en su propio hogar, "a nivel usuario tuve que apagar la calefacción", denuncia esta vecina.

La protesta contó con el apoyo institucional del Concello de Marín, que se sumó apagando las luces de las inmediaciones de la Alameda y de la fachada del Ayuntamiento, donde la factura es, tal y como señaló la regidora María Ramallo, "inasumible".

Los grupos de la oposición también estuvieron presentes. El PSOE de Marín quiso dejar clara su postura con respecto a esta protesta de los vecinos, con los que comparten la "preocupación", al mismo tiempo que reclaman medidas a corto y medio plazo, tanto del Gobierno central y la Unión Europea, como por parte de la Xunta, que es "quien percibe el 100% de los impuestos especiales sobre la electricidad", recalcan.

MÁS PROTESTAS. Asunción Santín, que quiso agradecer públicamente la participación de todos los vecinos, anunció también que las protestas continuarán próximamente con nuevos cortes de luz en los comercios o más concentraciones. "Intentaremos seguir de alguna manera hasta que esto se solucione", sentenció.