Civiles y aspirantes a oficiales reservistas sellan en Marín su compromiso con la Armada

Un total de 30 personas se comprometieron con el Ejército en este solemne acto ▶ El comandante-director de la Escuela puso en valor la dedicación y generosidad de todos ellos
 

"Generosidad y espíritu de servicio". Así definió el comandante-director de la Escuela Naval Militar de Marín, Pedro Cardona Suanzes, la promesa que este viernes juraron un total de diez aspirantes a oficiales reservistas y veinte civiles. Todos ellos juraron este viernes ante la bandera su compromiso y dedicación con la Armada en un acto solemne, el primero para civiles y reservistas desde el inicio de la pandemia. 

La explanada de la academia naval fue el escenario de la ceremonia, que contó con la presencia de familias y autoridades, entre las que se encontraban la alcaldesa de Marín, María Ramallo y la subdelegada del Gobierno, Maica Larriba. 

El acto dio comienzo puntualmente a las 12.30 horas con la incorporación de la bandera y la revista del batallón de alumnos. Tras ocupar su lugar en la explanada para el resto del acto, este continuó con la alocución del capellán de la Escuela y el tradicional canto de la Salve Marinera. 

Los diez aspirantes a oficiales reservistas fueron los primeros en sellar su compromiso ante el emblema nacional, después de un periodo intensivo de formación de dos semanas. Todos ellos, civiles con una profesión, se comprometen con este acto a prestar sus servicios a las Fuerzas Armadas voluntariamente. En función de sus méritos, obtienen un rango militar y, una vez al año, durante un mes, son activados por el Ejército para colaborar voluntariamente en el destino que escojan.

Así, uno a uno, se acercaron a la bandera para sellar su compromiso con el tradicional beso a la enseña, una tradición que, aunque todavía con mascarilla, se recuperó por primera vez desde la pandemia el pasado mes de noviembre en la jura de los 50 nuevos alumnos de ingreso con titulación.

Después de ellos, siguieron sus pasos los veinte civiles que decidieron, del mismo modo, hacer público y oficial su compromiso con España, una responsabilidad que precisamente quiso destacar el director de la Escuela. "Aunque alcanza su manifestación más heroica con la entrega de la vida, adquiere su auténtico significado en el esfuerzo ordinario de cada día, superando las pequeñas y grandes dificultades de nuestro trabajo cotidiano", señaló. 

Cardona quiso también valorar especialmente la labor de los reservistas voluntarios. "Aportáis generosamente vuestros conocimientos, experiencia y vuestro tiempo, para que nuestra institución desempeñe con la mayor efectividad su misión de servicio a los ciudadanos". 

Asimismo, aludió directamente a su preparación "humana y profesional" para calificarla como un valioso activo para la Armada, solo superado por la "disponibilidad , ilusión y espíritu" de todos ellos,  "que evidencian el ejemplo de muchos españoles que sienten que el servicio a España para garantizar su seguridad y libertad, es tarea de todos". 

El acto finalizó con el emotivo homenaje a los caídos, el himno de la Armada y el desfile del batallón, que da por clausurada la jura.

Comentarios