martes. 17.05.2022 |
El tiempo
martes. 17.05.2022
El tiempo

La clave del éxito en 2022

Los directos en Instagram son la base del negocio de Ana Mesías, Nayma. DAVID FREIRE
Los directos en Instagram son la base del negocio de Ana Mesías, Nayma. DAVID FREIRE
Cuando en 2019 se lanzó a realizar directos en Instagram con las novedades de su tienda de moda Nayma, Ana Mesías tenía claro que el comercio online sería el futuro. Tres años y un confinamiento después, las redes son ahora la base de su pequeño negocio 

Si algo puso en jaque la pandemia durante los duros meses de confinamiento, fue la actividad normal de los pequeños comercios. Tiendas locales, bares y negocios de proximidad que vieron su actividad completamente transformada en cuestión de horas. A pesar de ello, muchos pudieron seguir adelante.

¿El truco? Las redes sociales, una herramienta en continuo crecimiento que explotó con la llegada del confinamiento, pero que se ha hecho ya un hueco merecido en cualquier empresa o negocio.

Ana Mesías -o 'Nicky', como la conocen en la localidad-, supo ver su potencial. Nayma, su pequeña marca de moda, que obtuvo su nombre de una combinación del de sus dos hijas -Nayara y María- es ya un éxito en redes sociales con más de 20.600 seguidores en Facebook y 10.600 en Instagram.

Los directos son su atractivo principal con una sesión semanal, en la que permite las compras al momento y el encargo de las prendas que la propia Mesías muestra sin tapujos frente a la cámara de su móvil desde su tienda.

Nayma Moda Mujer se creó en 2017, tras cuatro años ejerciendo como tienda de ropa infantil de Alta Costura sin el éxito que se esperaba. En su lugar decidió expandirse a la moda adulta femenina en un pequeño local que ya tenía en la Rúa Jaime Janer.

La página de Facebook fue su primer escaparate en redes hasta que se lanzó a Instagram hace tan solo tres años.

Desde 2019. Un directo en esta red en 2019 con su hija de seis años fue el comienzo de su aventura digital en este ámbito, que explotó durante el confinamiento para convertirse, a día de hoy, en uno de sus principales medios de trabajo.

"Tenía un montón de prendas sueltas que no vendía y decidí hacer una venta flash", explica Ana, "en ese momento, esa ropa se ponía a ese precio concreto y vendí un montón de cosas".

A raíz de ahí los directos se convirtieron en un evento semanal en Nayma, con prendas de nueva colección que la propia Ana se probaba para mostrar a sus seguidores en tiempo real cómo lucían las prendas en ella, con la posibilidad de hacer sus pedidos directamente a través de los mensajes directos de la aplicación.

"Tengo mucha gente que directamente no viene a tienda, la gente ve el directo, compra, viene y se la lleva", explica la propietaria, que también cuenta con clientes que se acercan al día siguiente para probarse o comprar los productos que pudieron ver en el directo.

Alrededor de 200 personas era la media de espectadores que disfrutaban cada día de estas sesiones y, aunque ahora se ha notado un pequeño descenso, se mantiene con más de 100 visualizaciones.

"Todo funciona en base a los directos", explica Mesías, que utiliza esta plataforma como un escaparate para dar a conocer todos sus productos. "Instagram es un escaparate abierto a todo el mundo", y es que su pequeño local en la Rúa Doutor Touriño Gamallo (detrás del a Iglesia Evangélica) se le queda pequeño.

A toda España. El 50 % de las ventas se producen online y aunque también cuenta con web propia, las redes son su principal plataforma, con la que llega a toda España. "Habrán pasado alrededor de 500 personas de todo el país por la tienda online".

En cifras de venta en este ámbito, el 60 % de su clientela procede de fuera de Galicia, siendo dentro de la comunidad la provincia de Pontevedra su principal base de clientes, seguida de la ciudad de A Coruña. También ha conseguido traspasar la frontera, con alguna clienta en Alemania o Francia, pero Nayma tiene también "una clientela fiel".

"El comercio online está siendo el presente y será el futuro", destaca la propietaria, que apuesta en su negocio por precios competitivos, ofertas, descuentos o sesiones de outlet bianuales como las que se pudieron disfrutar esta semana en la tienda. "La ropa en el almacén es dinero parado".

Confinamiento. El confinamiento marcó un antes y un después para Ana. "Me fui a mi casa, como todos, con la tienda todavía con rebajas y prendas de nueva colección" de invierno que, con la reapertura en mayo, corrían el riesgo de no venderse.

Con todavía un mes por delante para poder abrir su tienda, a mediados de abril Mesías decidió llevarse a casa todas sus prendas.

"Tapamos las cristalera y nos trajimos todo lo que teníamos con el mensaje de que no cerrábamos, sino que volveríamos pronto", una promesa que cumplió, pero en versión virtual. Y así surgió su tienda online adaptada a la situación sanitaria.

Con directos que llegaron a sobrepasar las cinco horas y que sirvieron no solo como un escaparate de ropa, sino también como un entretenimiento durante las duras semanas de cierre, Ana comenzó a vender todo lo que le había quedado en el almacén y a hacer envíos por correo o en un servicio de entrega especial para la gente de Marín. "Preparábamos el pedido, pactábamos una entrega en domicilio sin contacto, pagaban con la TPV y les entregábamos el paquete".

Expansión. En 2021 llegó la expansión. Su pequeño local en Jaime Janer se le había hecho pequeño, pero su localización privilegiada y las ganas de cumplir las demandas de su clientela, impulsaron a Mesías a abrir una segunda tienda dedicada a complementos de todo tipo.

"Los negocios es duro empezarlos, pero se va defendiendo", y es que en su negocio Ana decide apostar por traer novedades continuas, tanto en moda como en complementos, con una renovación semanal de productos.

Entre sus planes de futuro se plantea una nueva temática para sus directos, en los que ha tenido que ampliar su plantilla, que ha pasado de ser ella misma a un equipo de tres personas, con las que muestra en un ritmo dinámico las novedades de complementos y de moda a partes iguales.

La clave del éxito en 2022
Comentarios