martes. 22.09.2020 |
El tiempo
martes. 22.09.2020
El tiempo

El comercio local de Marín recurre a la venta online para sobrevivir

Interior de la Joyería Muiños. CEDIDA
Interior de la Joyería Muiños. CEDIDA
Los pequeños establecimientos se adaptan a las circunstancias con envíos a casa gratis

Los pequeños comercios son una de las grandes víctimas de la crisis causada por la Covid-19. Una situación que provoca mucha inquietud entre los propietarios. Autónomos en su mayoría que, si no trabajan, no obtienen ingresos. Así lo expresa el gerente de la Asociación Centro Comercial Estrela de Marín, Yonathan Carreira que asegura que "después de este periodo de inactividad, muchos autónomos se van a encontrar sin liquidez inmediata". "Esto es una situación de emergencia y también en la parte económica habrá que tomar medidas excepcionales. La inmediatez será básica para salvar el tejido comercial".

A la espera de la llegada de esa ayuda, algunos comercios han decidido mantenerse a flote aún con la persiana cerrada y utilizar los recursos a su alcance, haciendo uso de las nuevas tecnologías.

JOYERÍA MUÍÑOS. Establecimientos como la Joyería Muiños en Marín han decidido no cerrar sus tiendas y adaptarse a las circunstancias potenciando la venta online y ofreciendo envíos y reembolsos completamente gratis.

Este pequeño comercio marinense decidió continuar en contacto con sus vecinos y utilizar las redes sociales de escaparate. "Tenemos una tienda online y sigue en funcionamiento, pero el 90% va para fuera del municipio", explica uno de sus empleados, Julio Domínguez. Y es que asegura que en pequeños locales como el suyo los vecinos acuden al mostrador, prefieren el cara a cara.

Por ello, para seguir en contacto con sus clientes de toda la vida han querido utilizar una de las ventanas más empleadas: las redes sociales. Un escaparate que durante el confinamiento parece ir en aumento. "Se aprecia el incremento de alcance y repercusión que tienen las publicaciones en redes sociales en esta semana. Se nota muchísimo el hecho de que la gente esta en casa y les dedica más tiempo", destaca Domínguez.

Así, a lo largo de estas semanas, han comenzado a publicar fotografías de sus productos para que sus seguidores (más de un millar) puedan verlos desde sus casas y realizar una compra.

GALIASTUR SALUD. A los mismos recursos han recurrido otros comercios como Galiastur Salud, propiedad de María del Mar Santiago.

Su pequeño establecimiento de la Avenida Ourense se dedica a la venta de material para locales de fisioterapia (un servicio de primera necesidad que continua en marcha durante el estado de alarma) y, además, cuenta con un herbolario.

Por ello, continúa enviando a domicilio a sus clientes más fieles los productos que precisan. "Sobre todo estamos vendiendo productos para mejorar el sistema inmunológico". El objetivo es "por lo menos darle servicio a quien lo necesite", explica.

PELUQUERÍA MARÍA LOIRA. La peluquería de María José Loira tampoco está dispuesta a dejar desatendidos a sus clientes.

Uno a uno durante estos días se han puesto en contacto con la gran mayoría de ellos para comprobar si estaban bien y para ofrecerles el envío de algún producto que les pueda permitir continuar cuidándose el cabello desde sus casas. "Se sorprendían de la llamada", explica Loira, que asegura además que han recibido una muy buena respuesta por parte de sus clientes.

"La web es ahora la única fuente de ingresos que tenemos", destaca. Por ello, han decidido continuar pendientes de todos sus clientes y enviarles, sin coste extra, productos como los tintes que usarían habitualmente.

Medidas. Los empresarios piden ayuda a las instituciones
La Asociación Centro Comercial Estrela de Marín reúne a diversos establecimientos del municipio y, ante la crisis de la Covid-19, buscan medidas para paliar los efectos negativos al pequeño comercio. Desde la propia agrupación han decidido aportar su grano de arena y no cobrar la próxima cuota a todos sus socios.

Además, se han puesto en contacto con los representantes del Concello para proponer diversas iniciativas. Entre ellas la exención o minorización de las tasas municipales (terraza, basura, ocupación de la vía pública...), la exención del IBI para determinadas actividades empresariales, también del impuesto de vehículos de uso comercial y de las tasas a los comerciantes que puedan estar pagando un vado.

Por otro lado, proponen también la ampliación del horario de las terrazas y la cantidad de sillas y mesas que podrán colocar una vez la situación vuelva a la normalidad y hacer una reserva de crédito para adoptar medidas de promoción económica que se estudiarán en la Mesa Local de Comercio.

El comercio local de Marín recurre a la venta online para sobrevivir
Comentarios