Miércoles. 14.11.2018 |
El tiempo
Miércoles. 14.11.2018
El tiempo

Los comuneros de Marín piden a Vilaboa más esfuerzo en Cotorredondo

Aspecto que presenta en la actualidad la varandilla de Vilaboa. C.N.
Aspecto que presenta en la actualidad la varandilla de Vilaboa. C.N.

Aplauden la actuación que el Concello realizará en el lago y creen necesario tramitar el ENIL

Las comunidades de montes de Marín recibieron la noticia del próximo sellado de las grietas del Lago de Castiñeiras con una sonrisa. "Estamos contentos, porque era algo que llevábamos mucho tiempo pidiendo", afirmó ayer el presidente de la C MM de San Xulián, Manuel Estévez, integrante a su vez de la plataforma SOS Castiñeiras, nacida este mismo año para defender la regeneración del parque de Cotorredondo.

"A ver si así conseguimos que el lago vuelva a ser lo que era", suspiró el comunero marinense, que, con la vista puesta en el futuro, cree que se debe seguir trabajando por acondicionar y preservar el entorno, más allá de lo que le corresponde al propio lago.

Preguntando sobre cuál es el siguiente paso a seguir para continuar con las labores de puesta a punto de los terrenos, Estévez aseguró que "los mayores problemas ahora se focalizan en Vilaboa, que tiene que subirse al carro y acometer mejoras en su área", como la reparación de la varandilla perimetral, que en el concello vilaboés está en mal estado de conservación.

También está en las manos de Vilaboa que la tramitación de la catalogación de Castiñeiras como ENIL (Espazo Natural de Interese Local) sea una realidad. El Concello de Marín y las comunidades de montes de esta localidad están totalmente a favor de su implantación, pero el municipio vecino todavía no se ha pronunciado.

"Nosotros creemos que lo mejor sería que el ENIL fuese conjunto, con los dos concellos y las cuatro comunidades de montes incluidas en él", explica Estévez, que cree que con esta figura de protección autonómica se conseguirán más ayudas, incluso a nivel europeo, para poder realizar el mantenimiento que necesita Castiñeiras, sin cargar su coste a las arcas de los comuneros y de las administraciones locales. Sin embargo, advierten de que si Vilaboa no mueve ficha, lo harán ellos en solitario.

Estévez cree que todavía queda mucho por hacer en la joya natural que hermana a O Morrazo y a Vilaboa, pero considera que se deben hacer las cosas "poco a poco. Con el sellado de la grieta ya vamos a conseguir mucho", asegura. En estos momentos, están gestionando con el Concello la instalación de varios parques infantiles, "y de cara al futuro se puede valorar si hay necesidad de instalar algún asador más", dada la alta demanda de uso que tienen, incluso durante este mes. "También nos gustaría, una vez tramitemos el ENIL, poder relanzar el proyecto de la fundación", concluye.

Los comuneros de Marín piden a Vilaboa más esfuerzo en Cotorredondo
Comentarios