El Concello de Marín lucha contra la sobrepoblación de la paloma con más jaulas

La empresa encargada del control del animal en la villa ha instalado un nuevo dispositivo en el tejado de la Praza de Abastos de Marín
Juan José Fraga, administrador de la empresa en la jaula de la Praza de Abastos de Marín. B.N.
photo_camera Juan José Fraga, administrador de la empresa en la jaula de la Praza de Abastos de Marín. B.N.

La Praza de Abastos de Marín cuenta desde este miércoles con una nueva jaula para el control de la paloma, que le dará solución a la sobrepoblación del animal en la zona. Este es el tercer año consecutivo que la empresa Larus Control se encuentra al cargo del control de la paloma en el municipio. Un servicio que ha permitido reducir la población de la especie en 1.500 ejemplares en tres años, de 2.000 censadas en el 2016 a tan solo 350 en la actualidad.

Las jaulas cuentan con una dimensión de dos metros cúbicos, con espacio suficiente para albergar a 50 palomas, que se introducen a través de una pequeña trampilla de no retorno. Estas estructuras cuentan con un bebedero con una capacidad de 40 litros y un comedero con 20 kg de comida para acoger a las palomas capturadas por un periodo de tiempo de una semana. Este año se han capturado casi 300 ejemplares utilizando este tipo de jaulas en diferentes puntos de la villa.

REHABILITACIÓN. La empresa encargada de este control lleva a cabo cada semana una visita a las jaulas, con el objetivo de vaciarlas y llevarlas a sus centros de rehabilitación. Una vez allí, los animales son sometidos a un proceso de desparasitación que criba aquellos que están enfermos, que se eutanasian al final del proceso, de los que se encuentran lo suficientemente saludables como para poder reintroducirse en un nuevo hábitat. Tras un periodo de observación de entre siete y 15 días, aquellas palomas que se encuentran en buen estado se liberan en entornos adecuados para la especie donde existan depredadores que controlen su sobrepoblación de manera natural.

Desde la empresa animan a todos los vecinos a poner en conocimiento la existencia de nidos, solicitar inspecciones o proponer nuevos espacios para jaulas (que deben ser lo más llanos posible y permitir la instalación sin estropear el entorno) a través del email: [email protected], o bien llamando al número 689 838 359. Se trata de un servicio completamente gratuito para los vecinos.