domingo. 05.07.2020 |
El tiempo
domingo. 05.07.2020
El tiempo

El confinamiento triplica las ventas online de pescado fresco y marisco

Manuel Otero con una de las cajas de envío. DAVID FREIRE
Manuel Otero con una de las cajas de envío. DAVID FREIRE
La empresa marinense O Percebeiro ha ampliado su clientela durante los meses de cuarentena enfocando su venta al particular

La covid-19 ha causado grandes estragos en la gran mayoría de los sectores económicos, pero ha conseguido cambiar algunos hábitos en la población. Así, ante la prohibición de salir de casa, las ventas online se han disparado y muchas personas se han lanzado a un mercado hasta ahora desconocido para ellos.

Es el caso de la empresa con sede en el Puerto de Marín, O Percebeiro. En el mes de marzo sus ventas online alcanzaban un 3 % y hoy, tras tres meses de cuarentena, la cifra se ha triplicado. A pesar de ello, sus ventas sí descendieron, ya que el canal Horeca (hostelería, restauración y catering) supone un 98 % de sus ventas habituales y fue de los primeros en cerrar.

Por ello, y para poder continuar a flote durante el estado de alarma, O Percebeiro decidió apostar por el comprador particular, un cliente que en el mes de marzo era tan solo un complemento.

Sus ventas se registran principalmente en las grandes ciudades, Madrid y Barcelona, aunque reciben compras de toda España y han registrado un pequeño aumento de la venta local.

El boca a boca ha sido su mayor aliado, llegando a alcanzar durante un fin de semana los 180 pedidos. Estas cifras les han permitido mantener la empresa abierta durante este tiempo gracias casi únicamente a los pedidos de particulares, entre los que destacan el pescado fresco durante la semana y el marisco para los sábados y domingos.

NUEVOS CLIENTES. Este cambio ha generado problemas con los que antes no contaban, como un nuevo nicho de clientela al que se están tratando de adaptar. "El confinamiento ha obligado a mucha gente a comprar a distancia. Ahora tenemos un nicho de clientela que no estaba acostumbrada a este tipo de compra y se encuentra con problemas a la hora de recibir los pedidos", explica el gerente, Manuel Otero.

Y es que el nuevo tipo de cliente con el que se han encontrado tras estos meses trabaja durante los días de semana y no puede recibir pedidos en la oficina, por lo que los sábados se han convertido en el nuevo día para recibir el pescado o marisco fresco para algunos nuevos usuarios.

Entre estos nuevos compradores se han encontrado por lo general con clientes sorprendidos con el tipo de servicio. "Hemos recibido muchas felicitaciones por lo bien que llegaba la mercancía siendo empaquetada de un día para otro".

Muchas personas han descubierto una nueva posibilidad. "Hemos ganado clientes y la gente ha perdido el miedo a comprar online y a salir de su rutina habitual de ir a una pescadería", explica. Ahora, tras finalizar el tiempo de confinamiento y a pesar de que ya se puede acudir a los puntos de venta físicos, muchos de esos nuevos clientes continúan haciendo pedidos de forma semanal.

A pesar de ello, Otero señala que "estamos muy contentos con ese aspecto, pero sin olvidarnos de que nuestro principal cliente es el canal Horeca". Un canal que todavía no se ha recuperado del todo y que se recincorpora a la nueva normalidad de forma paulatina.

La carga de trabajo cayó de forma abrupta con este confinamiento, lo que obligó a la empresa a realizar un ERTE parcial a sus trabajadores, que se han ido reincorporando a medida que la actividad comenzaba a aumentar.

El confinamiento triplica las ventas online de pescado fresco y...
Comentarios