Martes. 21.05.2019 |
El tiempo
Martes. 21.05.2019
El tiempo

El Consello de Contas advierte al Concello de "infracciones graves" en la fiscalización de gastos

El edificio consistorial. JAVIER CERVERA-MERCADILLO - Marín
El edificio consistorial. JAVIER CERVERA-MERCADILLO - Marín

Un informe del órgano auditor, puesto sobre la mesa por el Bloque Nacionalista, analiza las cuentas municipales de 2013, 2014 y 2015 y considera que se aprecia "incumplimiento de la normativa contractual" en algunos casos

Tirón de orejas muy serio el que le ha dado el Consello de Contas al Concello de Marín en lo que respecta al cumplimiento de las normativas que rigen la contratación de servicios públicos. El ente auditor publicó hace escasos meses las conclusiones de su informe fiscalizador sobre la actividad económica que se realiza en el Consistorio, que el martes fue sacado a la luz por el BNG, que lo califica de "demoledor".

El extenso documento del Consello de Contas, cuyas cifras emanan de los 42 informes emitidos por Intervención, analiza las cuentas del Concello durante los años 2013, 2014 y 2015, durante los cuales considera que "no hay constancia" de que se hayan llevado a cabo "actuaciones de control financiero" en la prestación de los servicios públicos.

El organismo pone el foco en el número de reparos a la legalidad que forman parte de la memoria de gasto público. Estos escritos los emite el departamento de Intervención cuando considera que un acto administrativo, normalmente un gasto, tiene defectos legales en su forma o en su fondo. Los alcaldes tienen potestad para levantarlos, es decir, para continuar con la tramitación de una contratación a pesar de que el visto bueno de Intervención no esté asegurado.

Marín, plan de fiscalizaciónEn el caso de Marín, en 2013 se formularon 76 reparos de legalidad, que fueron levantados por la regidora, María Ramallo, y que supusieron una cuantía de cerca de 6.560.000 euros, "o que equivale ao 50% dos gastos municipais dese ano", añade la portavoz de la formación nacionalista en Marín, Pilar Blanco.

El Consello de Contas considera en su informe que las explicaciones facilitadas por Alcaldía para justificar el levantamiento de los reparos "no recogen argumentaciones jurídicas que justifiquen los incumplimientos señalados en los informes de Intervención", por lo que algunos actos sobre los que pesa un reparo, prosigue el análisis del Consello, "podrían estar incursos en supuestos de nulidad".

Los datos de 2014 y 2015 no son mucho mejores. En lo que respecta al primer ejercicio mencionado, se firmaron cerca de 112 reparos, que ascendieron a 158 al año siguiente. En total, se alcanzaron cerca de 23 millones y medio de euros de gasto comprometido.

Por otro lado, entre 2014 y 2015 se tramitaron 107 expedientes en los que se omitió la fiscalización previa del gasto, un trámite que obliga a los concellos a justificar el por qué y el dónde de la utilización de una partida económica. En este caso, el montante entre las dos anualidades ascendió a más de 15,3 millones de euros.

CINCO ACTUACIONES. Otro de los puntos en los que pone el foco el Consello de Contas es en la modalidad de contratación de algunas empresas, que el Concello cataloga como gastos corrientes pero que deberían regirse "por un procedemento de concurso público con publicidade", expresa Blanco.

El ente auditor fiscalizó varios contratos, menores y no menores, por ser susceptibles de tener irregularidades: el acondicionamiento del río Troncoso en Santo Tomé de Piñeiro (74.399 euros, sin IVA), el servicio de prestación de información y asistencia jurídica a las personas usuarias del CIM (9.072 euros, sin IVA), los servicios de limpieza en playas (19.613 euros), la pavimentación del Parque Eguren para la construcción de una nueva pista deportiva (24.855 euros) y la mejora y cimentación del camino Dos Tombos (44.855 euros).

El Consello también encontró incidencias al analizar la contratación con 17 empresas que habían prestado sus servicios al Concello. De su estudio resultó que tres contratos se prorrogaron sin realizar un nuevo procedimiento de de contratación. En otros nueve casos, la Secretaría del Concello no tiene constancia de que esos contratos se hubiesen llevado a cabo, dado que se realizaron a través de facturas y de negociaciones orales. Finalmente, hubo cuatro prestaciones que se realizaron como contratos menores, a pesar de que superaban el límite económico establecido.

Así las cosas, el Consello de Contas considera que "el alto porcentaje de reparos suspensivos" y el hecho de que "solo se celebrasen dos contratos administrativos no menores" lleva a concluir "que con carácter general se está prescindiendo de los procedimientos legales de la contratación pública", por la falta de algunos trámites que provocan que no se esté cumpliendo estrictamente la Ley de Contratos del Sector Público.

"NON HAI TRANSPARENCIA". La nacionalista Pilar Blanco declaró este martes que "o Consello de Contas pon ao descuberto o xa denunciado polo BNG: non hai transparencia, non hai control do gasto, non se cumpre coa lei, ocúltase información, obstaculízase o labor da oposición e a dos propios funcionarios municipais".

Blanco calificó los hechos de "gravísimos e inauditos" y consideró que "comprometen ao Goberno" y dañan la imagen de Marín. "Terán que dar conta deles máis cedo que tarde", sentenció.

"Son reparos que ha habido siempre y es muy difícil regularizarlos"

María Ramallo. DAVID FREIRE

Subvenciones a clubes, contratación de socorristas y peones, ayudas a entidades sociales... Son solo algunos de los ejemplos que la alcaldesa, María Ramallo, pone para evidenciar "que los reparos forman parte de la gestión diaria del Concello".

"Para los contratos menores, nosotros pedimos tres presupuestos y se lo damos a la oferta más ventajosa. Deberíamos tener un pliego de contratación para cada caso, pero es que crearlo conlleva una movilización de servicios tremenda, porque incluso a veces tenemos que contratarlo de manera externa porque el personal del Concello no puede asumirlo, como nos ocurrió con el de la piscina o el de la basura. Y eso lo hacemos nosotros y lo hacen todos. Hay que ir regularizando todos esos contratos menores, y en ello estamos, pero vamos dando pasitos poco a poco". Y es que la regidora apunta "a una falta de medios humanos y técnicos, y no de voluntad" como la causa de que el Consistorio no pueda asumir los engorrosos trámites administrativos. "No tenemos nada que esconder", sentencia.

Por otra parte, Ramallo asegura que "del 2013 a ahora hemos conseguido cumplir muchos de los requisitos que nos pedían en aquel momento", y asegura que este informe "no dista mucho de otros que se hicieron en Marín y de los que están recibiendo otros concellos de nuestro tamaño".

El Consello de Contas advierte al Concello de "infracciones graves"...
Comentarios