sábado. 24.10.2020 |
El tiempo
sábado. 24.10.2020
El tiempo

Cortan el tráfico en la autovía de Marín debido a la pleamar

Autovía de Marín cortada por la pleamar. DAVID FREIRE
Autovía de Marín cortada por la pleamar. DAVID FREIRE

La estación de Xesteiras, en Cuntis ha registrado a primera hora de la tarde ráfagas de 116,9 kilómetros por hora

El fuerte temporal que azota Galicia este martes ha provocado el cierre al tráfico de la autovía de Marín, desde el kilómetro 1,300 al 3,500, sentido Marín, como consecuencia de la pleamar. Una patrulla de Tráfico de la Guardia Civil de Pontevedra efectúa desvíos alternativos por la PO-546. 

Para este martes, la Xunta activó el aviso naranja por vientos y temporal costero en Galicia.

Los fuertes vientos registrados en Galicia en la jornada ya han superado los 136 kilómetros por hora en Punta do Galo, en Viveiro. 

Además, la estación de Xesteiras, en Cuntis ha registrado a primera hora de la tarde ráfagas de 116,9 kilómetros por hora; unos valores muy similares a los que se marcaron en A Pontenova, donde el viento ha llegado a los 116 kilómetros por hora. 

CIERRE DE PARQUES. Esta alerta ha motivado que varios ayuntamientos hayan decretado el cierre de sus parques y pabellones. Es el caso del Concello de Lugo, que informó del cierre de todos los parques de la ciudad, entre ellos los de Rosalía de Castro y Frigsa.

También el Consistorio de Santiago ha ordenado el cierre de todos los espacios verdes, así como las actividades de los campos de fútbol municipales y de las pistas de atletismo del Estadio Verónica Boquete de San Lázaro. 

 

El fuerte viento obliga a desviar a Asturias un vuelo de Palma de Mallorca que tenía previsto aterrizar en Santiago 
El fuerte viento ha obligado a desviar a Asturias un vuelo procedente de Palma de Mallorca que tenía previsto aterrizar en Santiago de Compostela. 

Según han informado a Europa Press fuentes de Aena, el vuelo tenía prevista su llegada a las 15.15 horas al Aeropuerto de Lavacolla. 

Cortan el tráfico en la autovía de Marín debido a la pleamar