sábado. 24.07.2021 |
El tiempo
sábado. 24.07.2021
El tiempo

Desalojan otros dos locales de Marín a petición de los propios hosteleros

Concierto de DVicio, el pasado jueves en Marín. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
Concierto de DVicio, el pasado jueves en Marín. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
La Policía Local subraya que las fiestas se desarrollaron "con normalidade", aunque también fue preciso disolver algún botellón

El desalojo de una churrasquería que superaba el doble del aforo permitido, entre otros incumplimientos, no fue el único en el que tuvo que intervenir la Policía Local de Marín el pasado fin de semana, en los dos días "máis grandes" de las Festas do Carme, según informó este lunes el Concello marinense en un comunicado. De hecho, se había preparado un dispositivo especial de seguridad con el objetivo de velar por el cumplimiento de las medidas de prevención frente a la covid-19 y de gestionar la afluencia de tráfico y de personas esperada para dichas jornadas.

Así, según explica, otros dos locales de hostelería del municipio requirieron la presencia de los agentes para ayudar con el desalojo de sus clientes, cerrando incluso antes de la hora establecida (la una de la madrugada), para "evitar que a situación fose a máis". Los responsables de dichos establecimientos del casco urbano solicitaron la intervención de los agentes sobre las 00.30 horas debido a la aglomeración de personas que no guardaban la distancia de seguridad en las fachadas de sus negocios, cerrando voluntariamente las puertas para colaborar en el desalojo de la calle.

PROFESIONALIDAD. En lo que respeta al horario de cierre, la Policía indicó que no fue preciso levantar ningún acta por incumplimiento, "o que demostra de novo a gran profesionalidade do sector no municipio". Sin embargo, un local de hostelería también resultó denunciado por tener más personas de las permitidas en las mesas de la terraza y otro infringió el horario de cierre, además de servir a los clientes en la barra.

No obstante, "de xeito xeralizado", las fiestas se desarrollaron "con normalidade e cun cumprimento das medidas". En este contexto la Policía realiza un especial agradecimiento a la hostelería, "que en todo momento prestou colaboración cos axentes e que cumpriu por regla xeral a normativa pautada polo Plan de Hostalería Segura".

Con respecto al botellón, "foi preciso actuar nalgúns espazos", explica el comunicado, para proceder a disolver estas reuniones ilegales centradas en en el consumo de bebidas alcohólicas al aire libre.

La Policía Local también prestó un servicio especial para el desarrollo de los conciertos de DVicio (el jueves) y París de Noia (el viernes) en la Praza de España. Se llevaron a cabo "con total normalidade, sen ningún incidente e cun cumprimento total das medidas sanitarias e os protocolos de seguridade establecidos".

EXCEPCIÓN. La gran excepción fue lo ocurrido la noche del viernes en un establecimiento hostelero de la localidad en el que "se detectaron incumprimentos" de la normativa frente a la covid-19, "poñendo en risco a saúde pública". Tal como explican los agentes, en este local "superábase en máis do dobre" el aforo permitido y se consumía en barra, algo prohibido por la actual normativa anticovid. Además algunos comensales "non utilizaban correctamente" la mascarilla y había mesas sobrepasando el número máximo de personas.

Estos hechos, se produjeron en la noche del pasado viernes en la churrasquería Xan Xián, situada en O Carballal. Los agentes de la Policía Local recibieron el aviso en torno a las 21.10 horas, cuando unos clientes tenían intención de acceder al local y, ante la aglomeración de gente, notificaron la incidencia a un policía en la calle. Hasta tres patrullas se desplazaron hasta la churrasquería, contando también con la colaboración de la Policía Nacional de Marín.

ESCUELA NAVAL. El establecimiento, con aforo para 271 personas, tenía restringido el acceso al 30% por las restricciones sanitarias vigentes motivadas por la pandemia. Según las explicaciones que los responsables de la churrasquería han dado a los agentes, les habían contratado una cena y la situación "se les fue de las manos" cuando se presentaron más clientes de los que supuestamente iban a acudir.

Los comensales, que no eran vecinos del municipio -eran alumnos de la Escuela Naval-, fueron desalojados de forma ordenada. Algunos de ellos, según la Policía Local , llegaron a pedir la hoja de reclamaciones por haber pagado por adelantado una cena que no tomaron.

Desalojan otros dos locales de Marín a petición de los propios...
ç