Un diario que se convirtió en novela

La marinense Carmen Estévez, con solamente 14 años, acaba de cumplir su sueño de  convertirse en escritora. Su libro El diario de Lúa, que reúne las experiencias que comenzó a escribir cuando tenía siete años, ha captado la atención de una editorial
Carmen Estévez con su libro 'O diario de Lúa'. SCT
photo_camera Carmen Estévez con su libro 'O diario de Lúa'. SCT

De escribir su día a día en una libreta por entretenimiento a publicar un libro lleno de sus historias de la mano de una editorial. Así es como la marinense Carmen Estévez Acuña acaba de cumplir uno de sus sueños y, con tan solo 14 años, se convertirá en escritora de literatura infantil. Lo hará con su obra El diario de Lúa, una novela en la que cuenta sus experiencias propias y aquellas que le gustaría vivir.

El proyecto nació en 2015, cuando Carmen todavía tenía siete años y su pasión por la escritura comenzaba a dar sus primeros pasos en su diario personal. Para ello tomó detalles de su propia vida, pero también dio rienda suelta a su imaginación para crear a la personaje protagonista, Lúa, un alter ego  –cuyo nombre eligió porque así se llama su perra– alrededor del que empezó a desarrollar infinidad de historias en el papel. 

Este manuscrito, al que le puso el título de Lúa y su vida, sufrió modificaciones dos años después, y más tarde, ya con doce años, Carmen recuperó este proyecto de la infancia y lo volvió a reescribir desde el principio. "Le di una vuelta porque me di cuenta de que había cosas que no tenían mucho sentido, pero mantuve la idea principal y seguí escribiendo sobre mi vida a través de los personajes que me inventé", explica la joven.

Fue en este momento cuando Estévez empezó a pasar entre sus compañeros y compañeras del colegio algunos fragmentos de sus escritos sobre Lúa: "Quería saber si les gustaba y todos me decían que sí, me pedían más y eso me motivó a seguir". 

Aunque la joven asegura que desde el principio lo hacía "por diversión", su madre, Teresa Acuña, vio que Carmen podría tener verdadero potencial: "Empecé a buscar editoriales, me puse en contacto con algunas, incluso consideré la opción de la autoedición, pero nada nos convencía". Fue hace unos meses, durante el verano del año pasado, cuando Teresa encontró la editorial Diversidad Literaria, cuyo proceso le convenció porque "no pedían la obra entera, primero ven cómo redacta, piden cada vez párrafos más grandes y después consideran si les gusta".

Así es como las historias que Carmen lleva escribiendo desde su infancia pasaron a convertirse en un libro cuya portada también tiene su sello, ya que ha sido diseñada por ella misma. La obra, para niños de entre 8 y 10 años, ya ha empezado a venderse en más de seiscientas librerías de España y de seis países del continente americano –Costa Rica, Chile, Ecuador, México, Argentina y Estados Unidos–.

Para Carmen esta experiencia llegó como "una gran sorpresa, no me lo esperaba, ha sido mi sueño desde que tengo siete años y otros siete años después aquí estoy; mis historias van a cruzar el Atlántico, estoy muy contenta y muy ilusionada". Teresa, por su parte, admite que es "un proceso muy bonito y emocionante para ella, pero solamente se trata de un inicio, ahora tiene que seguir e investigar por otros caminos".

Además de esta novela, Carmen cuenta que también suele escribir microrrelatos y se declara como una gran lectora. Aunque todavía cursa 3º de Educación Secundaria, la joven marinense ya piensa en su futuro, en el que tiene claro que quiere dedicarse de alguna manera a la literatura, un ámbito que tendrá que compatibilizar con la otra de sus pasiones: "También quiero ser profesora de Biología, me encanta la ciencia".

Comentarios