Familiares del Pitanxo piden la dimisión de Miñones y del director de Sasemar

También instan al patrón y a su sobrino a "dejar de mentir" con sus versiones sobre el hundimiento
María José de Pazo, portavoz de las familias del Villa de Pitanxo, junto Miñones. GONZALO GARCÍA
photo_camera María José de Pazo, portavoz de las familias del Villa de Pitanxo, junto Miñones. GONZALO GARCÍA

Los familiares del Villa de Pitanxo han tachado de "insultante y vergonzoso", entre otros calificativos, que el Gobierno central se disponga a enviar un buque estatal a la zona en la que hace tres meses se hundió el pesquero, y perecieron 21 personas, para realizar prospecciones pesqueras y no tengan la intención de bajar al pecio, "que sí se puede hacer". 

Allegados de los desaparecidos y fallecidos en el naufragio se han concentrado este sábado en el Puerto de Náutico de Vigo para denunciar la situación. Las declaraciones estaban previstas en otro lugar cercano, donde permanecía atracado el buque oceanográfico Vizconde de Eza, pero "tras cambiar de ubicación el barco durante la noche", los familiares decidieron modificar también el lugar de las declaraciones. 

"Me gustaría que vieseis el barco. Lamentablemente, de forma vergonzosa, alguien dio orden esta noche de moverlo. Antes estaba en una zona pública de libre acceso, y ahora no somos capaces ni de verlo", ha denunciado la portavoz del grupo, María José de Pazo, que ha incidido en que se trata de un "menosprecio" hacia la gente del mar. 

El buque frente al que se pretendían manifestar zarpará hacia Terranova para realizar prospecciones pesqueras durante tres meses, "exactamente en el mismo cuadrante en el que se hundió el Pitanxo". 

De Pazo ha asegurado que las autoridades "mienten" y que, más allá de los ofrecimientos de empresas extranjeras privadas para dotar a barcos de españoles de equipos que permitan la búsqueda, ha asegurado que España posee los instrumentos necesarios. Ha puesto como ejemplo un Rob de titularidad estatal con autonomía de hasta 2.000 metros de profundidad.  "Dicen que el Pitanxo está hundido a 1.00 metros, que ni han medido. Tenemos informes que apuntan a que podrían ser 600 metros. Por qué no envían", afirma.

DE Pazo ha anunciado que el próximo miércoles estarán en Madrid, ya que el presidente comparecerá ante el Congreso para tratar el tema del Sáhara. Esperan que los reciba y les explique "aquel compromiso que había hecho de hacer lo imposible y lo imposible". 

La portavoz ha cargado intensamente contra el Gobierno, en especial contra Pedro Sánchez, al que ha afeado que se comprometiese "con huérfanos y viudas, mirándolos a los ojos", y contra la vicepresidenta Yolanda Díaz, "que viene cada 15 días a Galicia, presume de ser gallega, pero no se ha reunido todavía". 

"Estamos hablando de delitos de seguridad y salud contra los trabajadores. Si anuncia que quiere crear paneles de escucha para modificar el estatuto del trabajador, ¿qué legitimidad tiene cuando tiene a trabajadores en el fondo del mar con una investigación abierta?", ha señalado De Pazo. 

Ha criticado también la actuación "nula" de las personas "en las que Sánchez ha delegado la investigación", a las que ha calificado de "incompetentes" y a las que ha instado a "dimitir" si tuviesen "algo de dignidad". Concretamente se ha referido al delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, y al director de Sasemar. A ambos ha instado a "rectificar y ponerse a trabajar para ayudar a las familias". 

Piden al patrón y a su sobrino que "dejen de mentir"

Los familiares del Villa de Pitanxo han instado al patrón del mismo y a su sobrino –dos de los supervivientes– a "dejar de mentir", ya que "la verdad se va a saber". 

"Aún están a tiempo de decir la verdad, los dos, y no contar más mentiras. La verdad se va a acabar sabiendo porque los 21 fallecidos tienen detrás a familia, amigos y a toda la gente del mar, que seguirán insistiendo para que se investigue", ha comentado María José de Pazo.

 

De Pazo se ha referido a las dos versiones que, según algunas informaciones publicadas este sábado, dio el patrón del Pitanxo sobre las causas del hundimiento. "Sí es cierto lo que dice. Las pesquisas de la Guardia Civil corroboran que en el Playa de Menduiña –el buque que los recogió– el patrón explicó una versión distinta a la posterior sobre la parada del motor", ha asegurado. 

Sobre si espera alguna imputación tras las declaraciones de los investigados en la Audiencia Nacional, De Pazo afirma "confiar en que se haga justicia". Insiste así en que digan la verdad. "No lo van a poder tapar. Les pido que reflexionen. Va a ser peor si cuentan mentiras", ha señalado. 

Los familiares inciden en que no van a "dejar que ganen la cobardía y las mentiras". "No se puede permitir que un siniestro de esta magnitud no se investigue", han comentado. 

Por último, De Pazo ha confirmado que el atestado con las últimas investigaciones de la Guardia Civil de Pontevedra "da la razón a los familiares", y a los expertos que con ellos colaboran, y ve "delitos imputables, indicios claros de 21 homicidios imprudentes", tal y como ellos denunciaron en la querella interpuesta la semana pasada contra el patrón, su sobrino y la armadora. 

Miñones pide que no se politice la investigación

El delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, ha pedido respetar la doble investigación del naufragio del Villa de Pitanxo, ocurrido el 15 de febrero en Canadá, y ha reclamado que no se politice "este asunto una vez más, como se está politizando todo, porque creo que eso no ayuda a nadie".

En Silleda, al ser preguntado por la decepción de las familias de los 21 fallecidos al ver que su demanda de que se baje hasta el pecio no es atendida, Miñones ha comentado que el buque oceanográfico Vizconde de Eza, al que aluden, no está "adaptado para un dispositivo de ese calibre", para "soportar" un robot de las dimensiones del que se necesitaría para llevar a cabo el operativo.

Ha matizado que este buque "depende de la Secretaría General de Pesca", y ha comentado que sabiendo que no está preparado, no se podría poner "en peligro lo que es la propia tripulación". "Creo que nadie quiere eso", ha deslizado el delegado.

Y ha pedido dejar que avance la investigación, tanto la de la Comisión de Investigación de Accidentes Marítimos (CIAIM) donde se ha tomado declaración a las familias y al patrón del barco auxiliador, algo que ha dicho que no es lo habitual, como la de la justicia, que dará un nuevo paso este 6 de junio con la declaración en la Audiencia Nacional de los tres supervivientes y la armadora.

"Dejemos que avancen", ha pedido Miñones, y ha apuntado que tanto los parientes como el Gobierno quieren dilucidar las causas del hundimiento. "Compartimos la necesidad de que se esclarezca", ha subrayado.