miércoles. 23.06.2021 |
El tiempo
miércoles. 23.06.2021
El tiempo

La flota marinense, en vilo ante el Consejo de la UE que debatirá el acuerdo con Mauritania

Un barco de la flota marinense afectada. DP
Un barco de la flota marinense afectada. DP
Su entrada en la sesión del próximo lunes podría ser clave para que el documento se apruebe antes de que finalice la prórroga pesquera

El ansiado acuerdo pesquero entre la Unión Europea y Mauritania será debatido entre los puntos del día de la sesión ordinaria del Comité de Ministros del Consejo de Europa el próximo lunes.

Su entrada en esta reunión podría suponer el empujón definitivo para que el documento se firme en el plazo acordado y la flota pesquera que tiene actividad en el caladero africano no tenga que detener su actividad en noviembre, con la finalización de la segunda y última prórroga ahora en marcha.

El que es el mayor acuerdo de pesca de Europa afecta a decenas de empresas, entre ellas seis buques de fresco de Marín y otros barcos congeladores de la comarca de O Morrazo. Después de siete rondas de negociaciones, el ansiado documento se encuentra todavía en proceso de ser aprobado, a tan solo unos meses de que venza el plazo.

Ante la inexistencia de un nuevo acuerdo, se puso en marcha una prórroga del anterior, que tiene como plazo máximo dos años, venciendo el próximo mes de noviembre sin posibilidad de ser renovada. De no disponer de un acuerdo antes de esta fecha, las empresas deberán detener su actividad por completo a la espera de que se apruebe el acuerdo necesario.

Con unos meses todavía por delante, los armadores marinenses se muestran preocupados ante el lento proceso, que requiere de un margen de tiempo para poder realizar todos los trámites administrativos pertinentes.

A estas dificultades temporales que la covid-19 ha acentuado con rondas de negociaciones atrasadas y un proceso más lento, se suma la intención de la Unión Europea de reducir la contraprestación económica a Mauritania.

Una decisión que no aprueba el país africano y que el organismo europeo ha justificado con un desaprovechamiento de las posibilidades de pesca del caladero, explica la armadora marinense María José de Pazo. "Esto no sucede con nuestra flota", añade la empresaria que insiste en que esta decisión "es un error". 

Esta suma económica es un pago por pescar en aguas mauritanas, pero tiene también unos fines sociales de formación pautados por la UE, señala la armadora. A mayores de esta cantidad, las empresas armadoras deben abonar un canon de pesca por todo lo capturado, que se une a una serie de requisitos que todas las flotas europeas deben cumplir.

La entrada del acuerdo el próximo lunes en la sesión ordinaria del consejo puede ser "el empuje definitivo para la firma del acuerdo". Si el lunes se decide apoyar el desbloqueo de esa contrapartida económica que la UE quiere reducir, la séptima ronda de negociaciones prevista para la próxima semana, "podría ser la última". 

En caso de que se ratifique esa reducción de la contraprestación, el acuerdo continuaría en negociaciones con el riesgo de no llegar a tiempo antes de la finalización de la prórroga.

Entre las consecuencias de que esto suceda, De Pazo explica que la sostenibilidad de las aguas del caladero está en riesgo. La paralización de la flota europea supondría un posible aumento de barcos extracomunitarios que no cumplen con las mismas medidas de sostenibilidad que exige la Unión Europea.

La flota marinense, en vilo ante el Consejo de la UE que debatirá...
Comentarios
ç