martes. 20.04.2021 |
El tiempo
martes. 20.04.2021
El tiempo

Millán Mon: "La flota necesita certidumbre, tranquilidad y un horizonte despejado"

Millán Mon durante una intervención parlamentaria europea. DP
Millán Mon durante una intervención parlamentaria europea. DP
Francisco Millán Mon, eurodiputado y miembro de la comisión de pesca de la UE ► El acuerdo de pesca con Mauritania continúa siendo el más importante de la Unión Europea

¿Qué balance hace de la situación que ha vivido la flota gallega en Mauritania en los últimos años con crisis, bloqueos, bajadas de precios, la llega de la pandemia...?

La flota gallega faenando en aguas mauritanas ha tenido que capear bastantes temporales. Los recurrentes bloqueos en la frontera norte de Mauritania, que tanto afectan a la flota del fresco, han sido hasta hace poco un auténtico quebradero de cabeza para los armadores. Recuerdo que ya en febrero de 2019 reclamábamos una solución a la Comisión Europea. Además, las restricciones derivadas de la pandemia han dificultado enormemente el relevo de los tripulantes, y el cierre del canal HORECA, también por el coronavirus, ha desplomado los precios. En cualquier caso, y a pesar de todas estas dificultades, el Acuerdo con Mauritania continúa siendo el acuerdo de pesca sostenible más importante de la Unión Europea.

Con respecto al acuerdo de pesca con Mauritania, ¿considera que la de esta semana debería ser la última ronda de negociaciones?

Como es natural, la situación debida a la pandemia no facilita precisamente la fluidez en las negociaciones. Confío que la ronda negociadora de esta semana sirva para que las dos partes acerquen sus posturas y puedan alcanzar prontamente un acuerdo equilibrado y mutuamente beneficioso. Le garantizo que en Bruselas el Partido Popular está liderando la presión política para desbloquear las negociaciones. El portavoz del PP europeo en la Comisión de Pesca, Gabriel Mato, y yo mismo, hemos dirigido sendas cartas a la Comisión y al Consejo instándoles a impulsar el acuerdo. 

¿Qué supondría en términos económicos y sociales para la flota española tener que detener su actividad en noviembre si no se alcanza un nuevo acuerdo?

El acuerdo de pesca entre la UE y Mauritania es fundamental para garantizar la actividad de la flota española que faena en aguas del país africano. El acuerdo beneficia a buques de Galicia, Canarias, Andalucía y del País Vasco. Hablamos de en torno a 50 buques, entre ellos 11 marisqueros, 11 dedicados a la merluza negra, 4 palangreros de superficie, 6 de fondo y cerca de una veintena de atuneros. Estos buques aprovechan mucho las posibilidades de pesca de este acuerdo y en general no disponen de alternativas a este caladero, a excepción, por ejemplo, de los atuneros. Sería una muy mala noticia para todos que las partes no alcanzasen un acuerdo.

¿Podría aprobarse una tercera prórroga? ¿Cuáles serían las consecuencias?

Ninguna de las dos partes querría recurrir a esa vía. La segunda prórroga fue inevitable porque la pandemia impidió el curso normal de las negociaciones, pero no podemos instalarnos en una situación de prórrogas anuales. La flota necesita certidumbre, tranquilidad y un horizonte despejado. Un nuevo Protocolo, además, ofrece la posibilidad de mejorar las condiciones del vigente y actualmente prorrogado. El propio Pleno del Parlamento Europeo ha manifestado su preferencia por un nuevo acuerdo. Lo ideal es que la negociación concluya antes del verano para poder empezar con tiempo los trámites de ratificación.

¿Qué opina de la reducción de la contrapartida económica que propone la Unión Europea a Mauritania? ¿Cree que es una propuesta acertada?

Sé que la cuestión de la contrapartida económica es un punto controvertido. Hace unas semanas, mi compañero Gabriel Mato y yo insistimos por carta al Comisario de Pesca y al Ministro portugués, que ejerce la presidencia rotatoria de la UE, sobre la necesidad de hacer un esfuerzo para concluir un acuerdo muy importante para ambas partes. Hoy mismo el Comisario Sinkevičius nos ha confirmado que comparte plenamente el objetivo de renovar el acuerdo tan pronto como sea posible. Creo además que la Unión tiene que ser consciente de la relevancia de Mauritania como socio e incluso como país vecino (no olvidemos su proximidad con las Islas Canarias), no solo para la pesca, sino también en materia de lucha contra el terrorismo y en materia de gestión ordenada de los flujos migratorios. También es un país clave para alcanzar estabilidad en una región tan compleja y que atraviesa una etapa tan conflictiva como el Sahel.

Lo ideal es que la negociación concluya antes del verano para poder empezar con tiempo los trámites de ratificación

Para esta nueva ronda de negociaciones, desde la Consellería do Mar, se insistió en las solicitudes de volver a incluir los cefalópodos en el futuro acuerdo. ¿Cree que se conseguirá? ¿Cree que es una solicitud que debería esperar?

Yo comprendo perfectamente que la conselleira pida la inclusión del cefalópodo; a mí también me gustaría. Lo cierto es que ni en el Protocolo con Mauritania del año 2012 ni en el Protocolo vigente y prorrogado del año 2015 se contemplan posibilidades de pesca para la llamada ‘categoría 8’, que abarca las capturas de cefalópodo, y particularmente de pulpo. Sí es verdad que desde el año 2017, si recuerdo bien, las partes han acordado un cupo de calamar y de pota en la categoría 2 bis. Claro que me gustaría, insisto, que el nuevo acuerdo incluyese también el pulpo. No obstante, a la vista de estos antecedentes y después de haber viajado a Mauritania en el año 2018 con una delegación de la Comisión de Pesca de la Eurocámara, no creo que los avances en este punto resulten fáciles.

¿Cree que peligra la estabilidad de las flotas de fresco de categoría dos y tres en Mauritania?

Conozco la importancia que la pesca de fresco en Mauritania tiene para la flota marinense. Además, es una flota que no tiene muchas alternativas donde faenar. Precisamente el pasado lunes, en una reunión del Parlamento Europeo con la Directora General de Asuntos Marítimos de la Comisión, Charlina Vitcheva, llamé a su atención la relevancia para Galicia de estas dos categorías, la dos y la tres. No dudo de que la actividad de esta flota es beneficiosa en términos sociales y económicos, también para Mauritania. En cualquier caso, creo que las mayores discrepancias en las negociaciones en curso no se refieren a la merluza y la palometa, sino a los pequeños pelágicos (categoría 6) y al escaso aprovechamiento por parte de algunos segmentos de la flota europea de las potencialidades que ofrece el acuerdo (fundamentalmente, buques holandeses, polacos y lituanos).

Millán Mon: "La flota necesita certidumbre, tranquilidad y un...
Comentarios
ç