domingo. 16.05.2021 |
El tiempo
domingo. 16.05.2021
El tiempo

Frente a la velutina, trampas caseras

Sergio Vázquez mostrando cómo se deben hacer las trampas artesanales para atrapar a las reinas de vespa velutina. C.M.
Sergio Vázquez mostrando cómo se deben hacer las trampas artesanales para atrapar a las reinas de vespa velutina. C.M.
La Asociación Depolgal apuesta por la colaboración de los vecinos para frenar el avance de las plagas 

La acción colectiva es fundamental para tratar de reducir la presencia de la vespa velutina y todos los daños que está produciendo en Marín y en toda Galicia. Se trata de una especie exótica invasora, procedente del continente asiático, que se detectó en Francia en 2004 y en tierras gallegas, al menos, desde 2012.

Su expansión fue como una plaga imparable y los expertos tienen muy claro que representa una grave amenaza para la biodiversidad gallega, en especial para el sector apícola, ya que las abejas productoras de miel son el alimento preferido de las velutinas, que actúan como auténticas depredadoras.

La Asociación Depolgal, que lleva ya varios años colaborando con el Concello de Marín en el objetivo de frenar el avance de las velutinas, junto al sector apícola, incide en que debe ser toda la sociedad, ya que toda está afectada de forma directa o indirecta, la que se implique en la tarea de frenar su avance.

Lo que está más al alcance de la mano de la gente, en especial en las zonas rurales o sus proximidades, es la elaboración de trampas artesanales, que se han demostrado muy efectivas, que son muy fáciles de hacer y sin apenas costes para la persona. Así lo explica Sergio Vázquez, de Depolgal, quien recuerda que el mejor momento para empezar a utilizar estas trampas es al inicio de la primavera cuando las reinas salen de la hibernación para hacer sus nidos primarios, que pueden aparecer en cualquier lugar, lo que aconseja que la población, en especial del rural, este muy atenta para detectarlos, antes de que se creen los secundarios con la gran población que acogen en su interior.

Vázquez incide en que, además del daño a la biodiversidad y al sector apícola, también existe riesgo para la salud en caso de picaduras, ya que en diversos lugares de Galicia se registraron muertes y en Marín hubo varias personas que tuvieron que ser ingresadas en el hospital por esta causa.

"Entre todos temos que poñer da nosa parte e intentar atallar un pouco o problema. Sabemos que non imos ser capaces de erradicala, pero cando menos frenar un pouco o seu impacto, xa que é un problema de saúde pública", señala Sergio Vázquez.

En este sentido, aconseja hacer trampas artesanales en casa. Para ello basta con dos botellas de agua (una de litro y medio y otra de medio litro), vino de casa, agua, azúcar y vinagre de vino.

"Á botella principal hai que facerlle un corte en cruz un pouco máis arriba da metade, donde logo meteremos a boca da pequena cortada para que faga como un embudo, que é por onde entrarán as velutinas", añade Vázquez.

A continuación, se prepara la mezcla para introducir en el recipiente. Se echa litro y medio de vino, un litro de agua, sobre 300 gramos de azúcar, un vaso de vinagre de vino (se le puede añadir aguardiente) y luego se agita bien, sobre todo para diluir el azúcar y ya estaría listo para utilizar.

A la botella se le puede poner un cordel por la parte de arriba para colgarlo en lugares donde puedan estar más habitualmente las velutinas (camelios, árboles frutales y similares). La mezcla durante alrededor de 15 días activa y, al cambiarla, debe aprovecharse para dejar en la botella un ejemplar de abeja reina que por las feromonas que suelta sirva para atraer a otras velutinas a la trampa.

El objetivo es frenar que aparezcan nidos secundarios, que en caso de detectarse debe informarse al 012 para que se tomen las medidas necesarias para su retirada.

Frente a la velutina, trampas caseras
Comentarios
ç