Un futuro urbano con menos coches: "Tenemos que ir mentalizándonos"

La alcaldesa de Marín y la empresa encargada presentaron un plan de movilidad sostenible
María Ramallo, durante la presentación del jueves. B. NESTAR
photo_camera María Ramallo, durante la presentación del jueves. B. NESTAR

Una ciudad sin humos, más sostenible y verde es el futuro hacia el que se dirige Europa. En ese cambio estarán también las localidades como Marín, que cuenta ya con sus bases asentadas de cara a futuras acciones en materia de mobilidad gracias a su Plan de Mobilidade Urbana Sostible (PMUS). El documento fue presentado este jueves públicamente en un Grupo de Acción Urbana en el Museo Manuel Torres de la mano de la alcaldesa, María Ramallo, y de la empresa encargada de elaborarlo, Proyestegal.

Como un plan a diez años vista es como se contempla este proyecto, que encara ya su recta final después de haberse completado su redacción. El resultado se ha materializado después de cuatro fases: una primera de análisis con trabajo de campo y participación pública, una segunda para identificar los problemas, una tercera de definición de líneas estratégicas y una final para las propuestas de mejora y objetivos específicos.

MENOS COCHES. "Un mensaje claro que se ve en el futuro desarrollo de las ciudades es que el coche no se mueva", explicó Ramallo con respecto a las propuestas de mejora del nuevo plan. Aunque aseguró que el objetivo "no es una guerra al coche", sí hizo hincapié en la necesidad de "ir mentalizándonos" de que la única forma de ganar espacio para el peatón, es quitándoselo a los vehículos.

En esta línea, entre las propuestas que plantea el PMUS se encuentra el impulso del transporte público, así como valorar nuevas alternativas que conecten las zonas rurales con el casco urbano, ya que algunas de las parroquias marinenses carecen de este servicio. Según recoge el plan, la solución podría venir de la mano de sistemas de transporte a demanda, como taxis.

Sin embargo, cambiar los hábitos de los ciudadanos es, según la propia empresa, uno de los principales retos. "Que aposte por desprazamentos sustentables, á vez que lles dotamos de infraestruturas e espazos urbanos adaptados para iso, adecuando a vila para garantir a accesibilidade", explicaron.

Las humanizaciones de los principales viales son parte de ese objetivo para ampliar el espacio dedicado al peatón, con aceras más anchas que faciliten el tránsito y animen los desplazamientos a pie. La siguiente en ver la luz será la del entorno del Mercado de Seixo, donde se apostará precisamente por crear una zona donde el peatón sea la prioridad impulsando la utilización del aparcamiento disuasorio de las inmediaciones.

También la bicicleta cobrará importancia en los próximos años, con más aparcamientos para ellas y nuevos carriles bici que conecten los principales atractivos de la localidad, así como un servicio de alquiler, también enumerado entre las propuestas del PMUS.

Tras esta reunión, el PMUS iniciará ahora los trámites burocráticos de cara a su aprobación: periodo de exposición pública y aprobación en el Pleno de la Corporación. Esta hoja de ruta forma parte de la estrategia Marín Dusi, cofinanciada en un 80% por los fondos Feder de la Unión Europea.

Más aparcamiento controlado
Descongestionar la localidad de tráfico es una de las arterias del plan, que contempla entre sus propuestas la ampliación de aparcamientos disuasorios y de la Zona 2Horas, una iniciativa ya en marcha en el Concello.

La informatización del estacionamiento está también entre los planes del futuro del conocido proyecto Mares (Marín Estacionamento), con un sistema innovador que permita conocer en tiempo real la ocupación de determinadas calles para evitar los desplazamientos en busca de aparcamiento que se realizan por el centro. Este proyecto está ya incluido en la Smart City de Marín.

El parking subterráneo
"Si no eliminamos aparcamientos, no se podrá actuar en las calles, no se podría ampliar aceras", explicó Ramallo, que hizo hincapié en la necesidad de continuar apostando en la futura creación del parking subterráneo en el Eguren.

Comentarios