Una Galicia conmocionada sigue las tareas de rescate en Canadá

"Es la peor situación que nos ha tocado vivir", dijo la conselleira do Mar ante la jornada de "inmenso dolor" que sufrió Marín
José Benito Suárez Costa, Rosa Quintana y María Ramallo. DAVID FREIRE
photo_camera José Benito Suárez Costa, Rosa Quintana y María Ramallo. DAVID FREIRE

"En los 13 años que llevo en el gobierno esta es la situación más complicada que nos toca vivir". Así describió este martes la conselleira de Mar, Rosa Quintana, el naufragio del Villa de Pitanxo en aguas canadienses. La noticia sorprendió tanto a la titular de Mar como a la alcaldesa de Marín, María Ramallo, y al presidente de la Autoridad Portuaria, José Benito Suárez, en las instalaciones del Puerto de Marín, en una convocatoria de prensa en el centro Aixola. Apenas unas horas después, los tres se reunían en la sede portuaria para trasladar sus condolencias públicamente y dar los últimos datos sobre lo acontencido.

La regidora de la localidad se mostró consternada con la noticia, que mantiene en vilo a toda la localidad: "Non recordo nada semellante. É un día tristísimo para a nosa localidade". Ramallo, que se mostró emocionada ante el "inmenso dolor" que vive el municipio marinense, quiso mostrar su colaboración para atender y tranquilizar a las 24 familias afectadas y "poder guindar máis luz para identificar a cada un dos tripulantes e o estado no que se atopan".

COMUNIDAD PORTUARIA. Como "uno de los nuestros" describió este martes el presidente del Puerto al armador marinense propietario del Villa de Pitanxo. "Una casa armadora de Marín, una empresa que emplea a muchas personas de la zona y a un armador que además es parte del Consejo de Administración de este Puerto", destacó Suárez, que expresó la "absoluta consternación" de toda la comunidad porturia frente a la tragedia en Terranova. "Para nosotros son unos de los nuestros y sentimos lo que ha pasado como parte de la familia del mar que somos todos los que desde unos puestos u otros nos dedicamos a esto".

Las autoridades subrayaron como prioridad en la situación actual la atención a las familias y la obtención de información frente a la que Quintana pidió "moita delicadeza". "É unha situación moi sensible, sobre todo pola distancia e pola situación na que se encontran as familias, ás que todavía non lles podemos transmitir como é o estado dos seus familiares". La conselleira de Mar trasladó su solidaridad y la de todo el Gobierno de Galicia a las familias de los tripulantes. "Tamén os grupos da oposición que me trasladaron o seu compromiso e a sua solidariedade", añadió Quintana.

ATENCIÓN PSICOLÓGICA. El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, que acudió a media tarde a la sede de la Autoridad Portuaria para reunirse con las autoridades allí presentes, quiso también poner el foco de atención a las familias de los tripulantes durante los próximos días.

Tanto es así que desde la Xunta, tal y como comunicó Rueda, se puso a disposición de la empresa armadora el grupo especializado de psicólogos de la Dirección Xeral de Emerxencias con el objetivo de que puedan asistirlas "en un trance que va a ser difícil, que no sabemos cuánto puede durar y, por lo tanto, creemos que es lo más importante y lo que podemos hacer desde aquí".

En su comparencia, alrededor de las 19.00 horas, el vicepresidente de la Xunta no quiso perder la esperanza ante la posibilidad de encontrar más supervivientes del trágico suceso, para el que estaba siendo complicado gestionar las comunicaciones.

En este aspecto, señaló las dificultades para poder obtener información desde Canadá, donde el mal tiempo tiñó toda la jornada de búsqueda y rescate. "No podemos hacer otra cosa que esperar a que nos vayan dando noticias y desear con todas las fuerzas que sean mejores que las que hemos recibido hasta ahora", enfatizó Rueda, que pidió paciencia de cara a conocer las causas del trágico incidente. "Tiempo habrá para saber cuáles fueron", añadió, "lo más importante es continuar con toda la intensidad y todos los recursos posibles en las operaciones de rescate".

Los alcaldes de O Morrazo piden respeto y cautela para las familias

A medida que pasaban las horas algunos de los concellos, alcaldes y alcaldesas de O Morrazo fueron empezando a mostrar sus condolencias y el apoyo a las familias afectadas. Aunque radicado en Marín, el Villa de Pitanxo contaba con una tripulación de distintos puntos de la comarca y la sensación colectiva ante la magnitud del naufragio se dejó sentir.

Tanto los concellos de Bueu, como el de Moaña y Cangas mostraron su consternación por lo sucedido y el apoyo a las posibles familias afectadas.

De Moaña procedía uno de los integrantes de la tripulación, y se cree que de Cangas, al menos, otros tres. El alcalde de Bueu, Félix Juncal manifestó que "é prioritario que actuemos con cautela e con respecto cara ás familias dos mariñeiros que ían no barco", tras convocar a la Xunta de Portavoces para este martes en la que se decidirán las medidas de duelo a decretar, medidas que pretende coordinar con las adoptadas a nivel autonómico y con los otros concellos.

La alcaldesa de Moaña, Leticia Santos, explicó que, al margen de contar con un vecino entre la tripulación "a nosa é unha vila mariñeira e solidarízase con todos os afectados". Santos reconoce su dolor por la cantidad de víctimas e indica que este naufragio "bateu de cheo a nosa comarca" y será duro sobreponerse a este golpe. La regidora mantiene contacto permanente con los familiares del tripulante del barco y se ha puesto a su disposición "e da Xunta, se precisan a nosa cooperación".

La alcaldesa de Cangas, Victoria Portas, en la misma línea, mostró su apoyo a las familias afectadas. Portas manifestó el "alivio" de saber que el armador y su sobrino han sido rescatados con vida, pero hai un tripulante más del que aún no se sabe nada, por lo que la preocupación continúa y también la solidaridad con los afectados.

A su vez, el alcalde de Cambados, Samuel Lago, se puso en contacto con la familia de Miguel Lumbres, un ciudadano peruano residente en esta localidad también tripulante del Villa de Pitanxo, para ofrecer su ayuda en lo que sea necesario. Lago expresó la "consternación e profundo pesar" de la Corporación cambadesa.

Luto oficial

Galicia declarará este miércoles luto oficial por el naufragio del pesquero Villa de Pitanxo en las aguas canadienses de Terranova. Así lo aseguró el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, tras conocer el alcance de la tragedia marítima.

El Gobierno autonómico se reunirá de forma extraordinaria para declarar "el luto oficial" de la comunidad por este trágico accidente que golpea "otra vez a las gentes del mar" de una "manera durísima", subrayó Feijóo. Además, a través de su cuenta en la red social Twitter, Núñez Feijóo agradeció al Rey, Felipe VI, que lo haya llamado personalmente para preocuparse por la situación.

Casa Real

Las muestras de condolencias con el pueblo gallego se sucedieron durante todo el día. El rey transmitió su solidaridad al presidente de la Xunta, Núñez Feijóo, y a la alcaldesa de Marín, María Ramallo, por la catástrofe marítima que se saldó al menos con ocho muertos y quince desaparecidos.

Según fuentes de la Casa Real, Felipe VI trasladó toda su solidaridad y todo el reconocimiento al sector y al colectivo de la pesca, a las tripulaciones de altura y a las familias ante una tragedia sin precedentes recientes.

Gobierno de España

A su vez, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y el líder de la oposición, el popular Pablo Casado, expresaron también su preocupación por el hundimiento del barco marinense en Canadá, y se sumaron a las condolencias por las víctimas.

"Seguimos con inquietud y preocupación las tareas de búsqueda y rescate de la tripulación del barco gallego hundido en aguas de Terranova", tuiteó la cuenta oficial del presidente del Gobierno. Pedro Sánchez envía "todo" su "cariño" a las familias y señala que el Ejecutivo central está "en contacto continuo con los servicios de salvamento".

Por su parte, la vicepresidenta gallega Yolanda Díaz se mostró "consternada" por el accidente. "Llegan malas noticias del otro lado del Atlántico. Se ha informado de víctimas mortales y tripulantes desaparecidos. Todo mi ánimo y apoyo a las familias en su dolor y su incertidumbre", manifestó.

También se pronunció sobre el terrible suceso el presidente del PP, Pablo Casado, quien señaló que sigue con "preocupación" la información sobre el hundimiento: "Es una tragedia que nos conmociona".

"Nuestro sentido pésame por los fallecidos, nuestro deseo de que se localice pronto a los desaparecidos y recuperación de los heridos", subrayó, a través de las redes sociales.

Diputación de Pontevedra

La Deputación de Pontevedra mostró su consternación por el hundimiento del pesquero. La administración provincial presidida por Carmela Silva mostró su pesar por el naufragio, "que vén demostrar as durísimas condicións de traballo da gente do mar".

La Deputación trasladó también su apoyo a los familiares y allegados de los 24 marineros que conformaban la tripulación del pesquero, así como a la empresa armadora Grupo Nores.

Clubs deportivos

Las muestras de dolor por lo acontecido en la costa canadiense también se produjeron desde distintas entidades deportivas locales, como el Marín Peixegalego, a otros puntos del mapa gallego. Uno de ellos fue el Celta de Vigo, que mostró su pesar por el naufragio.

"Toda a nosa forza e afouteza para as familias dos desaparecidos e condolencias polos fallecidos", destacó el club vigués, que cuenta en su primera plantilla con dos jugadores de la comarca de O Morrazo, como el capitán Hugo Mallo (Marín) y Aspas (Moaña).

Además, el presidente y máximo accionista del Celta, Carlos Mouriño, está muy vinculado a la parroquia canguesa de Aldán, donde tiene su segunda residencia y vive uno de sus hermanos. "Todo nuestro apoyo a los marineros y familiares del Villa de Pitanxo", escribió en sus redes sociales la peña celtista Teixugos Celestes’de Aldán, de donde era uno de los supervivientes del naufragio.

Otros clubes como el Breogán de Lugo, el Deportivo de A Coruña o el Burela Pescados Rubén manifestaron su dolor ante la tragedia.

Asociaciones y sindicatos

El pesar por el suceso también llegó desde otras esferas de la sociedad gallega. El sindicato Comisiones Obreras trasladó sus condolencias por "una nueva tragedia que viste de luto un país que siempre vivió vinculado al mar". Por su parte, la Asociación Española de Titulados Náutico-Pesqueros manifiesta su pesar por el naufragio, una tragedia que compara con el hundimiento del buque congelador Marbel en las islas Cíes en enero de 1978, que se saldó con 27 fallecidos y nueve supervivientes.

Comentarios