jueves. 19.05.2022 |
El tiempo
jueves. 19.05.2022
El tiempo

Las gasolineras de Marín viven con frustración una nueva subida del precio de los carburantes

La estación de servicio de O Forte, en Marín. DP
La estación de servicio de O Forte, en Marín. DP
La continua variación de los costes de los combustibles condiciona el día a día de las estaciones de servicio de la villa, que a día de hoy venden un 25% menos que hace dos años, afectadas por el encarecimiento del producto y la pandemia

El continuo aumento de precio de los carburantes, que esta semana registraron su tercera subida consecutiva, pone en jaque a las gasolineras, condicionando así su día a día al tener que enfrentarse con frustración a una variación constante de los precios. Este hecho, sumado a la crisis económica derivada de la pandemia y el aumento de los precios en otros productos diarios, está frenando las ventas en las estaciones de servicio.

Ejemplo de ello es lo que viven diariamente las del centro urbano de Marín, la de O Forte y Garaje Tiburcio, que han visto como en cuestión de dos años las ventas y su situación ha cambiado por completo, principalmente debido a la llegada de la pandemia.

"Las ventas no volvieron a ser las mismas", explica Sara González Pereiro, gerente de la estación de servicio de Tiburcio, situada en Concepción Arenal, que durante el 2020 redujeron sus ventas a la mitad. "Fue un año nefasto. Además también en esa época nos coincidieron también unas obras en la calle", apunta.

En la misma situación se encuentra Nuria González Dios, gerente de la gasolinera O Forte, situada junto la Escuela Naval, que en la época del confinamiento llegó a vender un 30% de lo habitual. A día de hoy, a pesar de que las ventas se han recuperado ligeramente, "no salen los mismos litros que antes y cada vez nosotros tenemos más gastos detrás".

Tanto Nuria como Sara son conscientes de que cada vez más gente tiene la economía más afectada, un hecho que ha condicionado que "se esté mucho más pendiente de los precios", expresa la gerente de O Forte. Además, ambas estaciones de servicio de Repsol intentan tener siempre los mismos precios.

"La gente se queja a diario de lo caros que están los carburantes y nos comparan con otras gasolineras o con los precios que salen reflejados en los medios", puntualiza Sara González, que actualmente vende un 25% menos que hace dos años. Con respecto a esta continua variación de los precios, Nuria Gonzalez apostilla que "no se puede tener una referencia. Hoy puedes estar un céntimo por encima, pero mañana dos por debajo".

A pesar de todo, ambas estaciones de servicios cuentan con clientes "de todos los días y que viven en la zona", aunque sí que han notado un cambio en las costumbres a la hora de repostar.

"A finales de mes puedes tener la pista llena y sacar unos 60 euros. Siendo final de mes y además enero lo notamos un montón", señala Sara, algo que comparte Nuria, conscientes de que a principios de mes "la gente tiende a llenar el deposito o también si hay varios días seguidos de bajada de precios".

"La gasolina, a pesar de no ser un producto de primera necesidad, la gente lo demanda para ir a trabajar o desplazarse. Sí que hemos notado que la gente recorta más los fines de semana, que cuando antes se iban más por ahí ahora se quedan en casa, pero la gente que día a día va a trabajar lo necesita", explica la gerente de Tiburcio, que al igual que la de O Forte, ha tenido que adaptarse a los cambios sociales, económicos y medioambientales.

De hecho, en la gasolinera de Concepción Arenal pondrán en marcha próximamente un poste eléctrico.

Las Repsol de Marín, más económicas que las de Pontevedra
A pesar de que el precio medio de los carburantes esta semana fue superior en las estaciones de servicio de la localidad marinense que en Pontevedra, algunas gasolineras de Repsol de la ciudad marcaron un precio superior en los carburantes que en las Repsol de Marín.

La de O Forte y Tiburcio marcaban este viernes un precio de 1,549 €/L en gasolina y 1,449 €/L en diésel, frente a los 1,569 €/L (gasolina) y 1,469 €/L (diésel) de la gasolinera Repsol de O Burgo de Pontevedra.

Las gasolineras de Marín viven con frustración una nueva subida del...
Comentarios