Inician los trabajos para subsanar el desnivel de la Avenida de Ourense de Marín

Las obras están siendo ejecutadas por el servicio de Carreteras del Ministerio de Transportes, que posteriormente llevará a cabo un proyecto de humanización de la vía por 1,12 millones de de euros
Obras de subsanación del hundimiento de la Avenida de Ourense. RAFA FARIÑA
photo_camera Obras de subsanación del hundimiento de la Avenida de Ourense. RAFA FARIÑA

El preocupante desnivel de la Avenida de Ourense de Marín ya forma parte del pasado. Hace unos días, el servicio de Carreteras del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), titular de la vía, iniciaba los trabajos de subsanación de este hundimiento después de que el Concello de Marín pusiese en conocimiento esta problemática. El pasado mes de agosto, Diario de Pontevedra se hacía eco de las numerosas quejas de los vecinos y usuarios de la vía, que mostraban su preocupación ante el desnivel cada vez más pronunciado de este tramo de la PO-11, columna vertebral del municipio y por el que cada día transitan cientos de vehículos.

Las obras, que durarán dos semanas, se pusieron en marcha después de que Carreteras realizase labores de cata previos. Esta actuación dará paso a los trabajos de humanización proyectados también por el Mitma, que se adjudicaron el pasado mes de septiembre por un importe de 1,12 millones de euros y que estaban programadas para iniciarse a principios de este año.

Los trabajos, con los que se pretende integrar la avenida en el entramado urbano del municipio, afectan concretamente al recorrido comprendido entre los kilómetros 4,2 y 5,8 de la carretera PO-11. Las intervenciones proyectadas afectarán a la acera situada al otro lado del Puerto de Marín, cuyo entorno ya había sido humanizado en 2021 con la creación de una senda peatonal y ciclista, y a la plataforma de la carretera.

Entre otros trabajos, se llevará a cabo la renovación del pavimento y la ampliación de la acera, redefiniendo la sección transversal de la vía y revisando el cumplimiento de la normativa de accesibilidad. También se rehabilitará de forma superficial del firme y se actualizará la señalización horizontal y vertical y se renovará la iluminación el mismo margen izquierdo.

Una de las actuaciones más relevantes dentro del proyecto será la construcción de una glorieta para regular el tráfico. Se ubicará en la actual intersección del punto kilométrico 5,05, es decir, en el cruce de la Avenida de Ourense con la rúa Vidal Pazos, cerca de los astilleros de Nodosa. Esta obra de humanización contribuirá a aumentar la seguridad de los usuarios, a reducir la saturación del tráfico, a disminuir la contaminación y a mejorar la calidad de vida de los vecinos.

Esta actuación está financiada en el marco del Plan de Recuperación, Transición y Resiliencia (PRTR), con cargo a los fondos europeos con los que se invertirán 105 millones de euros en actuaciones que suponen la transformación de la vía y su adaptación al paisaje urbano.

Una vez ejecutadas las obras de humanización, la vía pasará a ser titularidad del Concello de Marín, que se ocupará de su mantenimiento y conservación. En el pleno del pasado mes de diciembre, la Corporación municipal dio el visto bueno a esta transferencia por parte del Ministerio de Transportes al propio Concello.

Comentarios