lunes. 13.07.2020 |
El tiempo
lunes. 13.07.2020
El tiempo

"En Mauritania estamos tranquilos, tanto no mar como en terra"

El marinense Julio Riobó asegura que van a intentar seguir trabajando: "Penso que estamos garantizando un suministro de peixe"

Julio Riobó es el capitán del buque Fuente de Macenlle, uno de los barcos de fresco de Marín que se encuentran fanenado en aguas de Mauritania. Al igual que otros muchos, el marinense vive la situación de la pandemia del coronavirus con mucha preocupación.

"Temos que facerlle frente", explica el marinense, que, a pesar de la situación que se está viviendo en España, afirma que "nós aquí en Mauritania estamos tranquilos, tanto no mar como cando chegamos a terra". De momento, en tierras mauritanas tan solo "apareceu un caso".

Ese hecho provocó que se empezasen a restringir las fronteras, tanto terrestres como aéreas, por lo que "si que estamos un pouco máis expectantes debido a si temos que saír do país por calquera cousa importante e atopámonos con ese problema añadido".

A pesar de todo, Julio y el resto de marineros marinenses anotan que "o tema neste país está moi tranquilo. Hai moita xente incluso que descoñecía o que era o coronavirus". Nosotros "estamos informados por radio e por internet e cada vez aparecen máis noticias". La evolución de la pandemia tanto en España como en mundo provoca que los marinenses, a pesar de su tranquilidad en Mauritania, "estemos temerosos e expectantes co que poida ir surxindo".

Por eso, vista la situación Julio Riobó asegura que "vamos intentar traballar nas mesmas condicións. Penso que estamos garantizando o suministro de peixe en España, sobre 200 toneladas á semana. Creo que é algo necesario e conveniente por si se producise unha duración maior desta situación".

Para los pescadores, el confinamiento no es nada nuevo, ya que están acostumbrados a estar muchos días en alta mar metidos en un barco. "Sabemos o que é estar encerrados e entendemos a situación que está pasando a xente en España, que se está alarmando co confinamento nas súas casas. É unha situación moi forte e hai que intentar aguantar . Aquí estamos pola nosa propia voluntad, sí, pero sabemos o que é iso e si que se pode conseguir con un pouco de forza".

"Mentres non exista un peche de fronteiras que impida pasar as mercancías intentaremos mandar a maior cantidad e de peixe, que é a nosa misión", remató Julio Riobó, que además aprovechó para mandarle "un forte saúdo as nosas familias e aos sanitarios e xente dos supermercados".

"En Mauritania estamos tranquilos, tanto no mar como en terra"
Comentarios