Marea Marín denuncia el abandono de arquetas de suministro de agua

Advierte de que no están debidamente cerradas, por lo que cualquier persona podría abrirlas y tirar dentro basura y atascarlas

Marea Marín comprobó el estado de una de las arquetas de Mancelle. M.G.
photo_camera Marea Marín comprobó el estado de una de las arquetas de Mancelle. M.G.

Marea Marín denunció el estado de las arquetas de suministro de agua situadas en Macenlle, en un bosque ubicado en lo alto de la parroquia de San Xulián. Y es que estos depósitos carecen de candado, por lo que cualquier persona podría abrirlas y depositar basura en su interior.

Así, Sandra Pesqueira, Xosé Manuel González y Juan Carlos Rosendo abrieron ayer una de ellas para comprobar su estado. Asimismo, aseguran que ya se trasladó el problema en varias ocasiones al Concello, que hizo caso omiso, afirman.

El partido político, por otro lado, apuntó que si lo que la alcaldesa, María Ramallo, está intentando es no abastecer a la población de la villa con agua de Pontevedra, así no lo conseguirá. Considera que si estas arquetas estuviesen más cuidadas el Concello podría aportar más agua de los manantiales municipales y hacer menos captaciones del Lérez.

Por otra parte, por este mismo lugar, donde se encuentran estas arquetas, discurre un camino que en el último año fue acondicionado por el Concello para facilitar el tránsito de los peatones y de las bicicletas, un lugar donde nace uno de los afluentes del río Lameira. Marea Marín señala que su grupo político fue el impulsor de esta mejora en la zona, pero lamenta la falta de promoción por parte del Concello de este entorno natural.

Denuncia asimismo el abandono de la Casa das Augas, en Lago Cheiras, donde la Escuela Naval hace captaciones de agua, explica. El grupo político considera que el Concello o la Escuela Naval tendrían que encargarse de la limpieza de la zona, y "non o fan", asegura.

Por otra parte, Marea Marín critica unas prácticas que se están llevando a cabo en el monte de Macenlle y que atenta a la seguridad de las personas, como es el cierre de los caminos con ramas para cortar el paso. Así, el grupo político especula con la posibilidad de que la comunidad de montes o algún particular haya cerrado el camino para impedir o dificultar el trayecto a los ciclistas, y piden al Concello que tome medidas para evitar estas prácticas que pueden dañar seriamente a los viandantes o deportistas.