martes. 20.08.2019 |
El tiempo
martes. 20.08.2019
El tiempo

María Ramallo: "Mi compromiso con Marín es a prueba de bombas"

La alcaldesa en funciones, María Ramallo, en el balcón presidencial del Consistorio. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
La alcaldesa en funciones, María Ramallo, en el balcón presidencial del Consistorio. JOSÉ LUIZ OUBIÑA

Tras una histórica mayoría absoluta en los comicios del pasado domingo, la actual regidora quiere escribir otra página de la historia de su municipio natal

LA PRIMERA alcaldesa de la historia de Marín, María Ramallo, sigue redactando su épica en las urnas. El pasado domingo, el Partido Popular de la villa consiguió un número histórico de votos en unos reñidos comicios en los que competían siete siglas políticas diferentes. Ramallo, al frente de la candidatura popular, consiguió hacerse con el 55,55% de los apoyos que revelaron que el municipio marinense volverá a tener una Corporación tradicional; PP, PSOE y Bloque representados.

Lograron 15 de los 21 concejales con los que cuenta Marín. ¿Los cogió por sorpresa?
Totalmente. Pensábamos que podíamos mantener el resultado que teníamos porque trabajamos mucho desde distintas áreas y de manera coordinada, pero este caudal de apoyo que no nos lo imaginamos ni en nuestras mejores porras. A veces la gente premia que no le generes más problemas de los que ya tienen. Es decir, que como equipo de Gobierno no tengas rifirrafes internos ni generes tensión, que dediques toda tu energía a resolver los temas verdaderamente importantes. Nos han visto como un equipo unido, coherente y sensato. Los vecinos depositaron su confianza en nosotros porque saben que somos los que mejor posicionados estamos para sacar adelante las diferentes inversiones e insfraestructuras y porque así lo hemos demostrado durante estos ocho años. En Marín han fructificado muchos proyectos y seguimos teniendo en marcha muchos otros que ya están muy maduros.

Siempre hace referencia al trabajo de su equipo calificándolo como "una piña". ¿Considera que fue fundamental esta unión para lograr una victoria tan amplia?
Rotundamente sí. Creo profundamente en que hacer equipo en cualquier trabajo siempre te da un plus de tranquilidad. Es verdad que el que encabeza la lista tiene doble responsabilidad pero debe contar con gente preparada y con perfiles jóvenes que traigan ganas, algo que se agradece en el momento duro que está atravesando la política. En todas las legislaturas hubo gente que dio un paso atrás y también nuevas incorporaciones. Esta transición ha sido tranquila y normal, todo el mundo ha entendido su papel. No se trata de egos sino de trabajo. La política municipal es en la que la gente más lo valora. Es la menos ideológica y en la que existe una relación personal directa. Esto no solo se ha visto en Marín, en otros muchos sitios algunos alcaldes han sacado buenos resultados por este trato próximo.

Este caudal de apoyo no nos lo imaginábamos ni en nuestras mejores porras

Los resultados de las elecciones generales habían sido negativos para el PP de Marín.
Si, supusieron una pérdida de apoyos nunca vista. A pesar de eso, conseguimos seguir siendo la fuerza mayoritaria. Hay gente que pretende trasladar esas cifras a otras citas electorales y no tiene nada que ver. Incluso el mismo día hubo quien votó a un partido en los comicios locales y a otro diferente en los europeos. Lo que es importante que sepamos los que nos dedicamos a la política es que el votante sabe perfectamente al tipo de elección a la que se enfrenta y lo que quiere en cada momento.

¿Cómo repartirán las áreas en el Concello?
Aún estamos realizando el esquema de trabajo. Por el momento sabemos que las siete personas que conformarán la Xunta de Goberno serán ediles experimentados. También queremos que los compañeros que se incorporan por primera vez tengan su espacio y cuenten con delegaciones específicas que encajen con sus perfiles profesionales. Cada uno encontrará su sitio y su cometido concreto. Marín tiene 21 concejales y hay trabajo para todos. Cuanta más gente haya y más horas se le dedique, mejor funcionará el Concello.

Si todo va bien, en el mes de octubre tendremos el servicio de ambulancia las 24 horas

Uno de los temas que está de candente actualidad es la situación del sistema sanitario público. ¿Qué medidas tomará en los próximos meses el Concello para mejorar este servicio en el municipio?
Marín dio un salto cualitativo gracias a la infraestructura sanitaria que se construyó con la apertura del Centro de Saúde, que llevaba siendo demandado desde hace más de 20 años. La fusión del antiguo en la calle A Estrada con la Casa del Mar permitió una mejor reorganización de los espacios. Actualmente estamos licitando la parte técnica del servicio de Radioloxía, que es otro tema pendiente, y tenemos también en este estado las horas que le faltan de servicio a la ambulancia para completar el día entero de servicio. La tramitación de estas seis horas se encuentra en el anexo del nuevo pliego de condiciones. Me consta que ya existe interés por parte de varias empresas. Si nada se tuerce, sobre el mes de octubre podríamos tener ambulancia las 24 horas. La sanidad pública es una de las áreas que se encuentran en una constante mejora tanto para cubrir bajas como para agilizar citas, por ejemplo.

Uno de los grandes pilares de su programa fueron las infraestructuras, entre las que destacan la creación de un auditorio y la reforma del Paseo Alcalde Blanco. ¿Qué pasos seguirán para lograr que estos proyectos sean una realidad?
Está contemplado que consigamos financiarlos, en gran medida, a través de fondos europeos. Estamos pendientes de obtener los últimos permisos para proceder, en cuanto podamos, a licitar las obras que finalicen la remodelación del paseo. En cuanto al centro cultural, estará ubicado en una parcela de 2.000 metros cuadrados en el recinto portuario. Se está rematando la redacción de los pliegos para dar inicio a la creación del proyecto. Existe un compromiso en firme y los trabajos están muy avanzados por parte de la Consellería de Cultura para que financie otra parte del plan. Las dos son obras grandes, complejas y que supondrán un proceso largo de trámites, pero pretendemos comenzar con ellos desde el día siguiente al que tomemos posesión.

A veces la gente premia que no le generes más problemas de los que ya tienen

Algunos de sus rivales políticos proponen abrir Marín al mar modificando los espacios del Puerto y de la Escuela Naval. ¿Cómo es la relación actual del Concello con estas dos instituciones?
Con la Autoridad Portuaria tenemos una excelente relación de colaboración. Sabemos que en los próximos años tendremos que sentarnos para tratar sobre la cesión de espacios y ahí estaremos para trabajar codo con codo abiertos al diálogo. Sabemos que el Puerto tiene una actividad muy importante, genera muchos puestos de trabajo y supone una de las actividades económicas e industriales más potentes de la comarca. Nuestra obligación es tratar de equilibrar estos factores pero todos los espacios que puedan ser ganados para mejorar las zonas de esparcimiento de los vecinos, serán analizados por el Consistorio.

¿Son imprescindibles para Marín?
Si hablamos de economía, son las dos empresas más importantes que hay en Marín. Por un lado, hablamos de la actividad no solo de la Autoridad Portuaria como empresa pública sino de todas las privadas que se encuentran dentro de la rada. Genera muchos puestos de trabajo por lo que es una fuente de vida y de riqueza. La Escuela Naval, además de ser un campus de la Universidade de Vigo y la única academia de la Armada en España, también es sinónimo de empleo. Hay muchas empresas vinculadas a la actividad diaria del centro castrense y, además, nos proyecta internacionalmente por ser la sede de este área de las Fuerzas Armadas. En el municipio viven, entre ocho y nueve meses, cerca de 500 personas relacionadas con la ENM.

No me costó mucho elegir Marín y, con el paso del tiempo, reafirmo mi decisión

El Concello firmó hace algunos meses un Convenio Marco con la Universidade de Vigo. ¿En qué consistirá?
Tenemos una apuesta fi rme con esta institución para posicionar a la Escuela Naval como un campus de referencia. Además, con este acuerdo los profesionales de la UVigo realizarán un estudio demográfi co en nuestro municipio. En él, analizarán las causas del descenso de población y, a partir de ese documento, también surgirán posibles medidas correctoras efectivas en Marín para revertir esta situación. En esta cuestión hay factores ajenos a nosotros que han afectado a todos los municipios, como es el descenso de la natalidad. En Marín también tenemos un problema de vivienda, probablemente por aprobar un Plan de Urbanismo en plena crisis económica. Tanto promotores como constructores no han podido hacer viviendas para ofrecerle a quien se quiera quedar a vivir aquí. Además, debido a la propia crisis, mucha gente vinculada al sector pesquero que había emigrado a nuestra villa, se ha tenido quemarchar fi nalmente.

La movilidad y la falta de aparcamiento son dos criptonitas de la política local actual. Las dos arterias principales de la villa –avenida Ourense y Concepción Arenal– se encuentran en obras, ¿qué plazos manejan actualmente?
Los trabajos de la avenida Ourense están divididos en dos fases. La primera, de saneamiento del colector general que llegará a Placeres, va muy adelantada pero todavía faltan un par de meses y hasta después del verano no finalizará. Mientras no termine, no podrá arrancar la segunda parte, que mejorará la movilidad y humanizará esa calle por la acera pegada al Puerto. Contará con un carril para bicicletas, con mejor iluminación y mobiliario urbano renovado. Esto supondrá un año más de obras hasta poder disfrutar del resultado final, después del próximo verano podría estar terminado. En cuanto a la calle Concepción Arenal, ya se está licitando la segunda fase y calculo que estaremos en obras lo que resta del año y el primer trimestre de 2020 en los tramos que afectan a la parroquia de Cantodarea. Mientras tanto, habilitamos varios aparcamientos alternativos a través de convenios con particulares que pusieron sus propiedades a disposición del resto de vecinos. Esto está suponiendo un alivio muy importante sobre todo para los habitantes de Cantodarea. En esta candidatura queremos darle solución a esta problemática a través del anteproyecto que ya tenemos aprobado en el Parque Eguren. Debe ser un aparcamiento subterráneo, regulado y de pago. Trataremos que tenga un precio asequible pero no contemplamos que sea gratuito porque asumir económicamente una obra como esa es inviable.

Yo no me he metido con nadie pero me consta que sí que lo han hecho conmigo

¿Qué le diría a quien dice que el Concello de Marín abandonó el rural durante estos 8 años?
Le diría que precisamente el porcentaje de voto mayoritario el pasado domingo procedió del rural en la mayoría de nuestras mesas. Hemos hecho una atención personalizada a todos los vecinos y parroquias de Marín, se han hecho obras en cada una de ellas y otras comenzarán en los próximos días. No hemos querido anunciar estos trabajos antes de las elecciones porque no soy de las que me gusta hacer ni anunciar en plena campaña. A veces, por tiempos, coincide, pero hemos atrasado todo lo que hemos podido. Tenemos actuaciones para llevar a cabo el resto del año en todos los puntos del municipio porque ya estaban avanzadas y aprobadas. Quedan muchas cosas que hacer en el rural como sendas –tramitadas a través de la Xunta– o de saneamiento del agua, pero son proyectos costosos que iremos acometiendo en la medida en que vayamos teniendo financiación.

Personal
¿Qué significa para María Ramallo ser alcaldesa de Marín?
He estado 12 años en la oposición así que sé que, cuando uno se marca un objetivo y lo consigue, tiene una satisfacción muy grande. No solo personal. Me siento orgullosa de la cantidad de personas que me han acompañado a lo largo de esta travesía, que en su momento no fue fácil. Ahora conseguimos obtener los frutos de todo el trabajo y el esfuerzo. Soy una persona normal comprometida con mi ciudad. Mi equipo y yo lo hemos conseguido en dos mandatos que nos coincidieron en un momento complejo desde el punto de vista económico. Recondujimos muy bien la situación y tenemos un Concello mucho más en forma y que funciona mejor. Para mí ser alcaldesa es un orgullo.

Es la primera regidora de la historia de Marín. ¿A qué tuvo que renunciar para ocupar este puesto?
Requiere una ocupación plena y absoluta y, aunque venía de la empresa privada y siempre he trabajado mucho, esto necesita una dedicación total. Quien más se resiente es tu familia, pero ellos saben perfectamente en qué consiste mi trabajo, lo comprenden y lo comparten. Mi madre siempre me dice que voy a tener una vejez muy entretenida porque voy a tener tiempo para hacer todo lo que ahora no puedo. Ser alcaldesa supone echarle muchas horas, y disgustos, porque no todo sale como quieres o porque hay quien trata de enfangar la vida política. Yo siempre soy positiva y no hago mucho caso a este tipo de cosas. Las personas deben dedicarse a esto por vocación y para tratar de dar lo mejor de sí mismo. Estamos en un momento en el que es necesario que se vea que esta es una actividad noble. Estoy encantada de continuar estos cuatro años. Mi compromiso con Marín es a prueba de bombas.

¿Con esta última frase se refiere a que es cierto que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, le propuso que dejase Marín por un puesto en el Gobierno autonómico?
Si, es cierto. Yo nunca había contado nada de eso pero fue el propio presidente el que, en un ataque de sinceridad, lo dijo. Son decisiones complejas pero a mí no me costó mucho elegir a Marín. No sé si se entendió o no pero, con el paso del tiempo, me reafirmo en que fue la decisión correcta.

Esta campaña electoral fue una de las más duras en las redes sociales. ¿Cómo le afecta a su vida personal?
La gente en las redes sociales se desinhibe de una manera un tanto exagerada. Nosotros estuvimos muy activos, teníamos una campaña que pretendía llegar a un público que está muy atento a este medio y la tratamos de hacer en positivo. Presentamos un balance de lo que hicimos, unos proyectos para el futuro y no nombramos a otra formación a lo largo de los 15 días de campaña ni en prensa escrita ni en ningún otro sitio. Cada uno debía explicarle a los vecinos lo que quería hacer y serían ellos los que decidirían. Yo no me he metido con nadie. Me consta que conmigo sí que lo han hecho pero parece que esto no intervino en el resultado.

María Ramallo: "Mi compromiso con Marín es a prueba de bombas"
Comentarios