viernes. 21.01.2022 |
El tiempo
viernes. 21.01.2022
El tiempo

Marín, directo a la mesa

La creatividad está siendo un valor fundamental en pleno confinamiento. Por eso, tres jóvenes marinenses decidieron diseñar un Monopoly versión Marín para hacer más llevadera su cuarentena en casa y la de los demás vecinos de la localidad

María Ramallo, la alcaldesa de Marín y la Policía Local del municipio, entre otros, se han convertido en verdaderos protagonistas de un juego de mesa. Marín ya cuenta con su propia versión del tradicional Monopoly, un entretenimiento fundamental en todas las casas y que cuenta con cientos de versiones desde que se jugó por primera vez en 1934, diseñado por Charles Darrow.

Generated by  IJG JPEG LibraryPero los más de cuarenta días de confinamiento han permitido que la sociedad sacase su lado más creativo e imaginativo para intentar amenizar las largas tardes y jornadas encerrados en casa. Por eso, en Marín, Ángel Hermida, Alexander Pazos y Aitor Muiños, tres estudiantes de 2º de Bachillerato del IES Illa de Tambo, decidieron ponerse manos a la obra para crear un Monopoly versión Marín.

"El juego del Monopoly para nosotros era una forma de entretenernos en la cuarentena y también en nuestro día a día, ya que jugamos bastante", explica Ángel Hermida, uno de los tres jóvenes que decidieron replicar la idea de Darrow para llevar el juego de mesa a todos los rincones de la localidad marinense.

Y es que además de las principales calles y barrios de Marín, como pueden ser Jaime Janer, la Avenida de Ourense, el Paseo Alcalde Blanco o las barriadas de Aguete o A Cañota, también han cogido especial protagonismo las Fiestas del Carmen o la Piscina Municipal, así como la Biblioteca. Además, la salida del tablero marinense es la entrada de la Escuela Naval Militar, una edificación simbólica en el municipio.

Los clubs tampoco faltan
Ángel, Alexander y Aitor tampoco quisieron olvidarse de algunos clubes deportivos de Marín como el Peixegalego, Team Thunder, la ED Marín o el Ancorad’ouro.FS. "Nosotros jugamos en algunos de los equipos deportivos de Marín que salen reflejados en el tablero y echamos un poco de menos el deporte. Era una forma de hacerlos participar en esta iniciativa", explica Hermida.

La presencia de las entidades en el tablero es, según explica uno de sus creadores, "una forma de animar a los clubs a que se lo descarguen y se lo puedan pasar bien cada uno en sus casas".

Los clubs deportivos que aparecen en el Monopoly Marín corresponden a las Estaciones del juego de mesa clásico, por las que se pagan grandes cantidades de dinero.



El cuidado y bonito resultado del tablero puede parecer de un exhaustivo trabajo de diseño gráfico, pero los tres alumnos del Illa de Tambo decidieron tirar de su gran habilidad en Excel para ejecutarlo en menos de medio día. "Nos aburríamos un poco y a través de videollamada nos pusimos los tres a cambiar un poco el habitual por uno para Marín", comenta Ángel con sinceridad.

Sin embargo no es la primera vez que algún emprendedor decide diseñar un Monopoly adecuado a su ciudad. Hace unos días, una joven pontevedresa, Sabela Estévez, realizó un Monoponte, inspirándose en una versión de Albacete que había visto en una cuenta de Twitter. Obviamente, Marín no iba a ser menos, "ya que también se merece tener su propio Monopoly".

Los jóvenes aún no han decidido cómo distribuir su juego

A pesar de todo, el tradicional juego de mesa inspirado en la localidad de Marín todavía no ha visto la luz, ya que sus creadores querían "que todos se llevasen una sorpresa. Ni si quiera se lo pasamos a nuestros amigos".

De momento, los jóvenes marinenses no han decidido cómo distribuir su juego de mesa, pero creen que la mejor forma sería "pasárselo al Concello para que lo pongan en su página web a disposición de todos los vecinos, ya que no se nos había ocurrido hacer nosotros ninguna plataforma para tenerlo colgado".

Eso sí, a pesar del detallado diseño del tablero, las míticas piezas del Monopoly corren a cargo de cada usuario, ya que "todos podemos tener un juego de Monopoly en nuestras casas y las piezas, los billetes y las tarjetas se pueden usar en este que hemos hecho, porque es igual".

Más allá de entretenerse a ellos mismos durante el tiempo de diseño y ejecución del tablero, el principal objetivo de los tres jóvenes marinenses era "entretener a la gente para que el largo confinamiento les fuese un poco más ameno".

Marín, directo a la mesa
Comentarios