Jueves. 20.09.2018 |
El tiempo
Jueves. 20.09.2018
El tiempo

Marín redujo en cinco años los accidentes de tráfico a la mitad

Zona de la calle Jaime Janer donde un hombre murió este verano tras un accidente. CHRISTIAN FERNÁNDEZ
Zona de la calle Jaime Janer donde un hombre murió este verano tras un accidente. CHRISTIAN FERNÁNDEZ

La oposición le pide al Gobierno local más accesibilidad para los peatones y que se estudie la siniestralidad en las distintas calles

La preocupación por la seguridad vial en la villa marinense está en la agenda política desde que el Gobierno local mostró, la pasada semana, su intención de aplicar los 30 km/h como velocidad máxima en todo el casco urbano, una medida solicitada por la oposición tras el trágico accidente mortal que se produjo en Jaime Janer este verano.

Las distintas fuerzas políticas del Consistorio debatieron las propuestas aportadas por la concelleira no adscrita, Pilar Blanco, y la portavoz del BNG, Lucía Santos, en sendas mociones, que se llevarán al Pleno de la próxima semana. A no ser que se produzcan cambios de última hora, ambos documentos saldrán adelante con el voto unánime de los miembros de la Corporación, a pesar de que los populares no tenían clara su posición con respecto a los otros puntos que recogen las mociones, más allá de la aplicación de la zona 30.

"El BNG nos pide que tomemos más medidas para reducir la siniestralidad, pero ya pusimos lombos en diversos puntos, como en Jaime Janer y en Concepción Arenal", asegura el concelleiro de Tráfico, Francisco Estévez, que sin embargo informó que su partido está a favor de la propuesta de Pilar Blanco de que se realice un nuevo estudio pormenorizado de la seguridad vial en las calles y carreteras del municipio. "En su día ya se había hecho uno, pero encargaremos otro más completo, en el que utilizaremos un orden de prioridad claro: los peatones, las bicicletas y, por último, los coches".

Aunque la peatonalización del centro urbano de Marín dista mucho de convertirse en una realidad próxima, las cifras de accidentes de tráfico apuntan a una mejora indudable de la siniestralidad del municipio. Según recoge la Policía Local, los accidentes registrados pasaron de ser 119 en 2013, a 138 en 2014 y 60 en 2017. Es decir, que en cinco años se redujeron a la mitad los siniestros en la carretera. A pesar de todo, Estévez indica que en los balances de 2013 y 2014 también se incluían "los partes amistosos, o sea, que los sucesos de gravedad no eran tantos".

EN SEGUNDO PLANO. Aunque la concelleira no adscrita se mostró ayer satisfecha por el apoyo que el Gobierno local le dio a la moción durante la comisión, asegura que "non as temos todas con nós", ya que considera que las medidas que se piden son "de carácter urxente" y, aunque es necesario tomarlas, se debería elaborar un Plan de Tráfico "para ter unha base sobre a que seguir mellorando". "Solicitamos celeridade", declaró Blanco, y compromiso por parte de los populares de que algunas de las restricciones que ya existen, como la que prohíbe al tráfico pesado circular por el casco urbano, "de verdade se cumpran, porque iso segue a acontecer todos os días".

"Non valen disculpas, a seguridade viaria non é unha prioridade para este Concello e debe selo", sentenció.

Por su parte, la portavoz del BNG, Lucía Santos, pidió al concelleiro que este asunto "se leve adiante e non quede nun caixón, como tantas outras veces pasou con mocións e acordos".

Marín redujo en cinco años los accidentes de tráfico a la mitad
Comentarios