viernes. 26.02.2021 |
El tiempo
viernes. 26.02.2021
El tiempo

Marín se resiste a la enseñanza digital

Alumnos del CEIP A Laxe utilizando el libro digital. MELISSA GÓMEZ
Alumnos del CEIP A Laxe utilizando el libro digital. MELISSA GÓMEZ

Sólo los profesores de dos colegios marinenses, el CEIP A Laxe y el CEP Sequelo, y un instituto, el IES Mestre Landín, enseñan a sus alumnos con el proyecto E-Dixgal de la Xunta, que valoran muy positivamente, y tratan de impulsar el uso de las nuevas tecnologías en el aprendizaje de los escolares

Actualmente es casi imposible concebir la educación sin Internet. Las enciclopedias han pasado a la historia y ya no hay listas de espera en las bibliotecas para coger prestados los libros recomendados por los profesores. Pero las nuevas tecnologías van más allá, y los libros de texto están siendo desplazados por los portátiles y las clásicas pizarras de tiza por modernas pantallas táctiles.

Así, en Galicia, el 14 por ciento de los centros de enseñanza obligatoria públicos cuentan ya con proyectos de educación digital. Sin embargo, los colegios e institutos de Marín son reticentes a sumergirse en la era digital y sólo dos de los siete CEIP y un instituto de los tres ubicados en la villa tienen programada una enseñanza a través del libro digital.

ORIGEN. En el año 2010 se implantó en Galicia el Proxecto Abalar, con el objetivo de incorporar las TIC a la práctica educativa. Actualmente existen 532 centros en esta red, con 52.000 alumnos beneficiados. Las aulas de 5º y 6º de Educación Primaria y de 1º y 2º de ESO de estos centros fueron dotadas con un portátil para cada profesor, con un EDI (Encerado Dixital Interactivo) y con un cañón de proyección, así como con un netbook individual para cada estudiante.

Los centros
El colegio marinense más tempranero en unirse al proyecto E-Dixgal fue el CEP Sequelo, mientras A Laxe lo hizo este curso

Asimismo, según fuentes de la Consellería de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria, todas las aulas Abalar disponen de una red Wifi propia del Proxecto Abalar.

Ya en el curso escolar 2014/15 la Xunta inició un proyecto de implantación del libro digital como sustituto del tradicional. A este proyecto, que se conoce con el nombre de E-Dixgal, podía optar cualquier centro de la red Abalar, por lo que estuvo desde un primer momento restringido a los niveles educativos a los que la red Abalar da cobertura. Asimismo, alrededor del libro digital se creó la plataforma EVA, en la que los docentes pueden encontrar contenidos de recursos educativos abiertos.

El colegio más tempranero en unirse a E-Dixgal en la villa marinense fue el CEP Sequelo. Así, unos 90 alumnos de 5º y 6º de Primaria aprenden desde el primer año con el E-Dixgal con un netbook nuevo (ya que este año la Consellería renovó todo el material informático de este centro de enseñanza) que incluso pueden llevarse a casa. El director del colegio, Rafael Martínez, afirma que estos chavales no utilizan ningún libro. Están "encantados" con esta nueva tecnología.

Una vez que los niños y niñas abandonen este centro educativo podrán continuar con el aprendizaje con el libro electrónico únicamente si el instituto al que acceden trabaja con E-Dixgal. Y el único que lo hace en Marín, de momento, es el IES Mestre Landín. Su director, Heber Jaime García Fernández, señala que "optamos por este programa porque el libro de texto no es la parte más importante del aula. No tenemos el libro como el alma de la clase".

Asimismo, García destaca que gracias a este sistema los profesores pueden colgar actividades interactivas y, además, supone un ahorro para las familias "porque no tienen que comprar libros", añade.

Digitalización
El director del IES Mestre Landín apuesta por continuar la digitalización en los cursos que están fuera de la red E-Dixgal

Y es que tal y como explica la Consellería, "os centros E-Dixgal teñen acceso ás plataformas gratuítas" de la Xunta, y avanza que el próximo año la editorial Planeta se incorporará como tercer proveedor de contenidos curriculares digitales para las distintas materias, sumándose a las actuales, Netex y Edebé.

Sin embargo, el director del Mestre Landín cuenta que al principio tuvieron ciertos problemas con Internet que dificultaron el manejo de la plataforma. Además, los equipos eran antiguos. "Pero ya tenemos nueva dotación y con la fibra de alta velocidad la cosa cambia bastante", asegura.

"Nos gustaría que trajesen equipos para los alumnos de 3º y 4º", apunta García. Mientras tanto, "suplimos esa carencia con algunos equipos informáticos, y aunque no cuenten con el E-Dixgal, los estudiantes van trabajando con el e-Mule". E insiste en que "intentaremos continuar con la digitalización en 3º y 4º de ESO".

"EN PAÑALES". El CEIP A Laxe fue el último colegio marinense en incorporarse a la red E-Dixgal. Y es que "al principio no nos convencía como estaba la plataforma, estaba en pañales, y esperamos un poco a ver cómo funcionaba el tema en vez de meternos al fondo", indica el director del centro, Francisco Suárez. Eso sí, desde el principio A Laxe operó con la plataforma Abalar.

A día de hoy, alrededor de 50 alumnos de 5º y 6º de Primaria del centro están inmersos en la educación a través del libro digital proporcionado por la Consellería de Educación.

Por otra parte, Suárez asegura que la Xunta cambiará los ordenadores por tabletas en el centro, con las que podrán trabajar con una nueva interface.

La adaptación de los profesores a E-Dixgal está siendo buena en los tres casos. Lo mismo ocurre en el de los alumnos, gracias a la apuesta de los colegios y del instituto por la formación continua en las nuevas tecnologías.

Además, los docentes tienen la obligación de asistir a cursos de formación de la Xunta que facilitan su inmersión en el mundo tecnológico.

NUEVAS INCORPORACIONES. En este curso escolar se ha sumado un nuevo colegio de Marín al E-Dixgal, el CEIP A Laxe, y en toda Galicia lo han hecho 60. Así, esta iniciativa llega a un total de 154 centros educativos de toda la comunidad y beneficia a más de 11.600 alumnos y alumnas de 5º y 6º de Primaria y de 1º y 2º de ESO, que reciben una enseñanza completamente digital.

En el curso 2016/17 fueron 7.000 los niños y niñas que aprendieron con el libro digital, lo que se traduce en un incremento de más de 4.600 alumnos beneficiados en el curso 2017/18.

Marín se resiste a la enseñanza digital
Comentarios
ç