Miércoles. 15.08.2018 |
El tiempo
Miércoles. 15.08.2018
El tiempo

Los marinenses lloran la muerte de la 'Sardiña'

Cientos de personas, a gritos y desconsoladas, desfilaron por las calles de la villa y despidieron al pez, al que arrojaron finalmente al mar

A media mañana unas campanas ya anunciaban que sería un día lúgubre para Marín. Y es que cientos de personas lloraron la muerte de la Sardiña por las calles de la villa, una de las tradiciones del Carnaval más antigua que se conserva en Marín, y que está organizada por la asociación cultural El Ateneo Santa Cecilia.

Cientos de personas, entre 'lloronas', marineros, el Bispo y distintas autoridades asistieron al 'Enterro da Sardiña'. OLGA FERNÁNDEZDespués de que los marinenses acudiesen a velar al pez al palco de la música en la Alameda por la tarde, al anochecer las lloronas, los marineros, el Bispo y distintas autoridades desfilaron por Jaime Janer, Busto, Doutor Touriño y Rúa do Sol, animando a la gente a llorar la terrible pérdida de la Sardiña. "¡Ay mi sardinita!", "¡Ay, ay, chorade!", "¡Ay como me doe!", "¡Aínda falei onte con ela!". Las calles se llenaron de lamentos y desesperación, ya que la Sardiña pasó muchas horas en urgencias esperando a que la atendieran, donde finalmente falleció.

"Este é o sermón do Enterro da Sardiña 2018 según San Lenguado e antecesores". Así empezaba uno de los clérigos que acompañaba al Bispo el discurso en honor a la fallecida, en el que explicó que la Sardiña cobraba 800 euros por su trabajo. Cuando se enteró de que el Xurelo recibía 1000, se unió a la lucha feminista porque comprendió las desigualdades.Cientos de personas, entre 'lloronas', marineros, el Bispo y distintas autoridades asistieron al 'Enterro da Sardiña'. OLGA FERNÁNDEZ

En palabras de estas autoridades, la Sardiña criticó temas de actualidad de la villa marinense y de la comarca, como la finca que el Ateneo cedió al Concello en Méndez Núñez para construir un centro cutural, la bola de Navidad o Elnosa.

Tras rezar el rosario de la Sardiña, el bispo procedió a ofrecer a la protagonista de la jornada el eterno descanso, entre los gritos de las lloronas marinenses.

Fue finalmente despedida por sus cientos de amigos y simpatizantes y arrojada al mar desde el paseo del Puerto.

El Bispo ofició el sepelio de la 'sardiña'. OLGA FERNÁNDEZ
El Bispo ofició el sepelio de la Sardiña. OLGA FERNÁNDEZ

 

Los marinenses lloran la muerte de la 'Sardiña'