Marineros del Playa Menduiña Dos aseguran que el patrón cambió su versión

Trece tripulantes han acudido a la Audiencia Nacional a petición de los familiares de los fallecidos
Marineros del Playa de Menduiña Dos. A. PÉREZ MECA
photo_camera Marineros del Playa de Menduiña Dos. A. PÉREZ MECA

Los 13 marineros del Playa Menduiña Dos, el barco que rescató a los supervivientes y parte de los fallecidos del naufragio del pesquero gallego Villa de Pitanxo, han asegurado en su declaración ante el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno que el patrón del barco, Juan Padín, cambió su versión inicial sobre el accidente. 

El abogado de parte de las familias de los fallecidos en el naufragio, Manuel Lampón, ha explicado en declaraciones a la prensa que parte de los testigos han señalado ante el magistrado que escucharon cómo el propio patrón y su sobrino, Eduardo Rial, amenazaron al marinero Samuel Kwesi para que ofreciese una versión manipulada de los hechos. 

"(Los testigos) han dicho que advirtieron a Samuel y le dijeron que cuidado con lo que decía y hablaba. En una reunión previa se habrían dado indicaciones de lo que tenían que decir", ha explicado el letrado, que ha dado detalles sobre la declaración de los marineros ante el titular del juzgado central de Instrucción número 2. 

Los 13 marineros, cerca de la mitad de la tripulación del Playa Menduiña Dos en el momento del rescate, han acudido a petición de los familiares de los fallecidos a la Audiencia Nacional, donde han ratificado sus declaraciones ante la Guardia Civil. 

Según los testigos, el patrón aseguró en primera instancia que el barco había embarrado, que posteriormente se escoró y que, en esa maniobra, el agua empezó a filtrarse por la popa provocando la parada del motor. Kwesi añadió poco después un detalle omitido por Padín: que nunca se llegaron a arriar los cables, lo que habría llevado al naufragio.

Condiciones climatológicas

Esa versión sobre los hechos que llevaron al naufragio del pesquero es la que habría ofrecido Padín a los tripulantes que les rescataron en aguas cercanas a la isla de Terranova (Canadá). Fuentes jurídicas explican que el propio Padín habría cambiado el relato poco después, estando todavía en el barco de rescate. 

Los tripulantes del Playa de Menduiña Dos, que se encontraban a 4 o 5 horas de navegación –unas 40 millas– del lugar del hundimiento del Pitanxo, han explicado al juez que cuando llegaron las condiciones climatológicas no eran especialmente adversas.

Cuando llegaron, los tripulantes del barco de rescate solo pudieron sacar con vida del agua a Padín, Rial y Kwesi. Según han apuntado, los únicos que llevaban traje de supervivencia eran los dos primeros y un cocinero que falleció en el agua. 

Uno de los marineros que se encargó de recuperar los cuerpos de los fallecidos ha relatado que el resto de la tripulación llevaba ropa de calle o de agua, haciendo hincapié en que muchos fallecieron de hipotermia.

La declaración de los supervivientes

La Audiencia Nacional coordina desde el pasado mes de septiembre la investigación después de que el juez Moreno asumiese de forma definitiva la competencia. Los magistrados de la Sección Tercera de la Sala de lo Penal avalaron este mismo mes de noviembre la decisión adoptada el pasado 8 de septiembre por el instructor. 

Moreno ya ha tomado declaración al patrón del pesquero, Juan Padín, como imputado, y a su sobrino Eduardo Rial y el marinero Samuel Kwesi como testigos al ser los únicos supervivientes del naufragio. 

Las investigaciones judiciales se deben a que Kwesi ha ofrecido una versión que contradice la expuesta por Rial y Padín y que apuntaría a posibles negligencias por parte de este último que habrían desencadenado la tragedia. 
Tras escucharles, el juez prohibió salir de España a Padín, le retiró el pasaporte y le impuso las obligaciones de comparecer cada quince días en sede judicial y permanecer localizado. 

El pesquero gallego Villa de Pitanxo naufragó el pasado 15 de febrero a 450 kilómetros de Terranova en un accidente en el que perdieron la vida 21 de los 24 trabajadores que iban a bordo del buque.