Los números y el horizonte laboral del astillero

Siete nuevos barcos a construir y más de 200 empleados fijos

La cartera de pedidos de Nodosa es abultada de cara a los próximos años, aunque la actividad de reparación y modernización de buques sigue siendo "muy importante"

Desde que Nodosa adquirió Factoría Naval de Marín, hace cerca de tres años, la tendencia de crecimiento del astillero ha sido una constante. La botadura este miércoles del Argos Cíes confirma el buen momento que atraviesa la firma marinense, en sintonía con la recuperación del sector naval que se está fraguando a nivel autonómico, muy motivada por la tan necesaria renovación de la flota pesquera.

El horizonte que tiene Nodosa ante sí es más que prometedor, con una carga de trabajo de siete nuevas construcciones y con una actividad reparadora permanente, que le permite mantener a una plantilla fija de 200 personas. Los proyectos de duración específica y los encargos consiguen incrementar esa cifra a 700, incluyendo a proveedores, colaboradores y personal temporal y administrativo.

Según detalló José Ramón Regueira, director comercial de Nodosa, el astillero está construyendo en estos momentos tres barcos arrastreros más para Holanda y dos para Alemania.

Además, acaban de firmar un nuevo contrato con Groenlandia, para sacar adelante dos portacontenedores congeladores, y anuncian que tienen algún proyecto entre manos con el sector mejillonero de la ría, que pasaría por la construcción de alguna embarcación auxiliar para esta actividad. A la cartera de pedidos se sumó recientemente otro arrastrero, que será de 50 metros de eslora, y que operará con bandera española en las aguas canadienses de NAFO.

Regueira cree que el 2019 puede ser un año clave en la contratación de proyectos para los astilleros de toda Galicia

 

En cuanto a la actividad de reparación, Regueira confirmó que es una de las partes "más importantes" para el astillero, que incluye la transformación de buques y su modernización.

"Las perspectivas para los próximos años son muy positivas, aunque nos gusta más hablar con hechos consumados. Estamos trabajando en diferentes proyectos para el norte de Europa y también para España y esperamos poder confirmar alguna nueva noticia pronto", adelantaba este miércoles el directivo.

En cuanto a la fluctuación de plantilla, Regueira afirma que es "normal" en el naval que haya una cifra que no sea estable, dado que se trabaja con pedidos de plazos cerrados, pero preguntado sobre la posibilidad de que el astillero contrate más mano de obra de cara a todas las construcciones que tiene pendientes, Regueira no lo descarta.

Aunque todo apunta que el 2018 será un nuevo año con cierre de récord para Nodosa, Regueira ve en el 2019 un ejercicio muy prometedor, pero no solo para su astillero, sino para todo el naval de Galicia, y es que en estos momentos hay, según sus cálculos, cerca de una decena de contratos sobre la mesa pendientes de repartir.

En cifras. Carga de trabajo asegurada en el futuro
Son varios los proyectos que el astillero tiene en estos momentos entre manos, después de cerrar este miércoles su operación más ambiciosa:

Seis arrastreros que están en pleno proceso de construcción y que irán destinados a Holanda, Alemania y las aguas canadienses de NAFO.

Dos portacontenedores encargados por Groenlandia, de los que se acaba de firmar el contrato.

700 empleados directos e indirectos que entran todos los días en el astillero, incluyendo a proveedores, colaboradores y personal temporal y administrativo.

Dos años de trabajo para la construcción del Argos Cíes, botado el miércoles, y que ocupó de forma exclusiva a 200 trabajadores.

Comentarios