martes. 20.08.2019 |
El tiempo
martes. 20.08.2019
El tiempo

"Non queremos un pase VIP, senón ir ás nosas casas con liberdade"

Llegada de turistas a la Illa de Ons. DP
Llegada de turistas a la Illa de Ons. DP

Una isleña explica que los habitantes de Ons que se quedan a dormir en sus casas lo hacen "baixo o risco" de no tener un billete de vuelta

"Nós non queremos un pase VIP, queremos ir ás nosas casas con total liberdade. Se a ti che apetece levar á casa unha amiga ou amigo e que quede a durmir, por que nós non o podemos facer? Queremos facer exactamente o mesmo, porque as casas son nosas, non nolas dou a Xunta". María José Pérez, isleña y hasta el miércoles concejala nacionalista de Bueu, narra en primera persona la impotencia que los vecinos y vecinas de la Illa de Ons sienten al no poder acceder con total libertad a sus viviendas debido a la entrada en vigor del cupo de pasajeros que la Consellería de Medio Ambiente ha incluido en el Plan Rector de Usos e Xestión (PRUX) del Parque Nacional Illas Atlánticas de Galicia.

Si bien es cierto que la Xunta aseguró que los habitantes de Bueu no entrarían a formar parte del cupo, la realidad actualmente es distinta, ya que no todas las personas que tienen la condición de isleños poseen ese carné de residente. Así, a día de hoy, tal y como explica María José, "para ir á Illa ou tés carné ou as navieiras véndenche o billete de ida e volta. Se te quedas alí e non tes barco, terás que esperar a que en outro haxa oco".

Y es que el problema radica en que las navieras solo venden billete de ida y vuelta el mismo día. Si un residente quiere quedarse en su vivienda, "tes que esperar a que teñas oco, porque só che venden o billete de visitante para ir e vir no mesmo día. Se te quedas o fin de semana alí, quédaste baixo o teu risco", asegura. "E que as navieiras e a Xunta foron tan listos que non contemplaron unha casilla para isleños, só para campistas e visitantes".

Las reuniones entre el Concello de Bueu, la Asociación de Veciños Illa de Ons y la directora xeral de Patrimonio Natural, Belén do Campo, continuarán previsiblemente tras la investidura de la nueva Corporación. En el último encuentro, la directora emplazó a los vecinos y al Concello a que le hagan llegar una propuesta por escrito "concreta e detallada, na que especifiquen a que familiares queren estender o dereito de acceso a Ons e cuantifiquen o número de persoas que resultarían beneficiadas pola medida". Además, la autoridad le pidió al Gobierno buenense que le envíe una "certificación detallada e actualizada do censo de veciños inscritos".

Sin embargo, en ese encuentro ya se le comunicó a Patrimonio Natural que el número de personas inscritas en el censo no tenía nada que ver con ser o no ser residente de la Illa, ya que, por trabajo, muchos vecinos y vecinas se habían tenido que ir de la Illa y empadronarse en Bueu. De hecho, la lista de las personas que poseen la condición de isleño está en manos de la Administración autonómica.

"A xente veuse para Bueu porque alí non había servizos, non porque as casas non cumpriran a súa función. De feito, a xente nunca deixou as súas casas", apunta María José. "Meu pai tiña un barco e a día de hoxe non hai un peirao en condicións", explica.

PADRÓN. El Concello, por su parte, ya ha enviado a la Xunta la lista de las personas inscritas en el padrón municipal y ha solicitado la convocatoria de una mesa de trabajo de Ons para negociar un acuerdo en defensa de los derechos de los vecinos y vecinas y espera la respuesta de la Administración autonómica.

Mientras, los isleños siguen defendiendo un acceso totalmente libre para ellos y para las personas que los acompañen como lo han hecho hasta ahora. "O que hai que controlar é o número de persoas que acceden á Illa sen ningún tipo de control. O que é ridículo é que a min me queiran poñer unha capacidade, un número de persoas, e que chegue un iate, como o que había o pasado fin de semana alí, con 80 persoas, e que poidan entrar no peirao sen ningún tipo de control. A ver se empezamos a facer as cousas cun pouco máis de sentido común. Igual o que hai que limitar é o número de visitantes, porque a illa non ten a capacidade de recibir a tantas persoas (...). Por aí vai a nosa reclamación, agora por onde a queira encamiñar cada persoa é outra cousa", asevera, y añade que "o que queremos demostrar é que non hai unha masificación de xente nas casas e que non son os isleños os que masifican a Illa".

"Non queremos un pase VIP, senón ir ás nosas casas con liberdade"
Comentarios