sábado. 31.10.2020 |
El tiempo
sábado. 31.10.2020
El tiempo

Un nuevo aire en la playa de Aguete

Fernando Pidal y Rubén Paz delante de su nuevo proyecto, Los 3 Monos, que se inauguró de este sábado. GONZALO GARCÍA
Fernando Pidal y Rubén Paz delante de su nuevo proyecto, Los 3 Monos, que se inauguró de este sábado. GONZALO GARCÍA
El antiguo restaurante A Goleta, situado en la playa de Aguete, cobra vida de nuevo con una versión completamente renovada gracias a la gran apuesta de Fernando Pidal y Rubén Paz, dos conocidos empresarios de Pontevedra en el mundo de las bodas y eventos, que han visto mermada su actividad durante la pandemia

CON LA LLEGADA del fin del verano, los chiringuitos de playa echan el cierre y los restaurantes asentados más cerca del mar ven reducidos sus ingresos por la falta de turistas y por el mal tiempo, asociado al otoño y al invierno, que no invita a pasar los días lejos del sofá.

Más allá de los atardeceres y de las increíbles playas, la costa marinense es atractiva por su riqueza y variedad gastronómica y hostelera. De hecho, muchos de sus chiringuitos y restaurantes son reconocidos en toda la comarca de O Morrazo y también Pontevedra. Entre ellos, el famoso A Goleta, un enclave histórico de la costa marinense que comenzó su actividad en los años 70 y que, hasta ahora, continuaba dando servicio a quienes se acercaban a disfrutar de una comida con vistas al mar.

Medio siglo después, este famoso lugar de encuentro de Marín ha cesado su actividad habitual para dar paso a otra totalmente diferente y renovada gracias a dos empresarios de Pontevedra, Rubén Paz y Fernando Pidal, que han querido dar un empujón a este reconocido lugar con Los 3 Monos Aguete, que se inauguró el pasado sábado. Paz y Pidal son propietarios de una conocida empresa de organización de eventos y bodas, El Mono con Sombrero.

"Casi todos nuestros clientes de fuera de Galicia e incluso de fuera España nos pedían ubicaciones con vistas al mar y en este caso, por nuestra zona, escasean muchísimo. Además nos pedían mucho lugares que cumpliesen tres requisitos muy importantes: tener vistas, tema de aforos y tener un buen Plan B", explica Rubén, uno de los propietarios.

El emblemático restaurante A Goleta en una imagen de hace un par de años. ADP
El emblemático restaurante A Goleta en una imagen de hace un par de años. ADP
 

¿Y POR QUÉ A GOLETA? Un enclave histórico como es A Goleta llamó la atención de Rubén y Fernando, que nunca antes habían estado en el lugar, tan conocido por la posibilidad de disfrutar de espectaculares atardeceres mientras se come. "Nos surgió la oportunidad de valorar diferentes espacios y vimos A Goleta. Nunca habíamos venido aquí, ya que siempre buscábamos lugares hacia el otro lado de la costa. El lugar nos pareció espectacular y la cala en la que está ubicado el espacio es increíble", anotan.

Este nuevo espacio en la playa de Aguete está dividido en tres plantas, enfocadas a diferentes personas. Mono Sunset es la terraza, denominada así por el tema de "los famosos atardeceres de Aguete, que son muy bonitos. Ahí también se puede disfrutar de una comida o una copa".

La zona Mono Beach está enfocada más a los meses de invierno, "por si llueve y para poder estar cómodo de todas las maneras". Por última, la Mono Lunch es un salón con una capacidad de unas 120 personas y con un jardín privado que estará habilitado por el tema de los eventos, "para poder tener las dos plantas de arriba abiertas y poder usar la parte de abajo".

Sin embargo, la pandemia y los trámites administrativos provocaron que Rubén y Fernando tuviesen que esperar hasta ahora para inaugurar un proyecto que empezaron en el mes de febrero. "Se nos complicó muchísimo con el tema de las licencias, porque estamos justo encima del mar y en plena costa. Tuvimos que solicitar permisos a Costas del Estado, a la Xunta y como tenemos cerca los Petroglifos de Mogor entró también en juego Patrimonio", explican.

APUESTA GASTRONÓMICA. La idea inicial de los empresarios era abrir Los 3 Monos Aguete en la temporada de verano, pero "fue imposible". Por eso, ambos tuvieron que darle una vuelta y "vimos que el local cumple para poder abrir los fines de semana. Le dimos una vuelta al tema gastronómico y vimos que la oferta del estilo de local que vamos a abrir es casi nula y creíamos que es un espacio cómodo para que la gente se mueva y venga aquí a comer, tomar unas copas y disfrutar de las vistas que son espectaculares".

La apuesta gastronómica será el plato fuerte de este local, donde la oferta se centrará en comida fusión con producto gallego elaborada por dos grandes chefs del panorama nacional. Además también contarán con una bodega de calidad y "muy selecta", trabajando mano a mano con el marinense Pablo Piñón. La celebración de conciertos y la música en directo también serán puntos fuertes de este nuevo espacio.

"Esta semana nos solicitaron unas 50 personas la carta, preguntando qué estilo iba a ser y la verdad es que está funcionando muy bien porque no hay ese concepto por aquí de comida fusión usando los productos de aquí. Contamos con que funcione", destaca Paz sobre la oferta gastronómica.

La expectación en Marín por este nuevo espacio está siendo tan grande, que para el domingo el lugar ya tenía todo reservado: "Aún no habíamos abierto y ya teníamos contratado para el domingo un bautizo, un 50 cumpleaños y unas bodas de oro". Para la próxima temporada, Rubén y Fernando ya tienen cerradas doce bodas en Aguete y esperan celebrar 40 en menos de dos años.

Un nuevo aire en la playa de Aguete
Comentarios