sábado. 08.05.2021 |
El tiempo
sábado. 08.05.2021
El tiempo

"Hasta los okupas se fueron cuando vieron toda la basura que había dentro"

Una de las habitaciones de la casa deshabitada en la que rebosan kilos de basura y suciedad. A. PAZ
Una de las habitaciones de la casa deshabitada en la que rebosan kilos de basura y suciedad. A. PAZ
Cerca de 40 familias de Cantodarea urgen al Concello la adopción de medidas en una casa abandonada ante la presencia de ratas e insectos por la acumulación de basura en el inmueble

En una época en la que la higiene y la salud pública se han convertido en el eje fundamental de la sociedad por la crisis sanitaria de la covid-19, cerca de 40 familias de Outeiro de Cantodarea, en Marín, protestan por el estado de insalubridad en la que se encuentra una casa deshabitada situada en una de las arterias del barrio, en la calle que une la recién humanizada Concepción Arenal y la Avenida de Ourense.

Desde hace tres meses, los vecinos de Outeiro están soportando a escasos metros de sus casas malos olores que proceden de la vivienda, así como la presencia de insectos y ratas. Esta situación ha llevado a que los marinenses, individualmente, hayan acudido al Concello a presentar una denuncia por el estado de la vivienda y por la situación que tienen que soportar. "En el que Concello nos dicen que no pueden hacer nada, que es una vivienda privada", explica Teresa Landín, una de las afectadas.

Y es que a pesar de que hace más de un año y medio que la casa está deshabitada —después de que los propietarios fueran embargados— el pasado mes de mayo durante el confinamientos, unos okupas tiraron abajo la puerta de la vivienda con intención de alojarse allí. "Hasta los okupas se fueron de allí al ver tanta basura dentro. Se les vino encima cuando tiraron la puerta", relatan con indignación los afectados, entre ellos una vecina que cuenta que "non podo abrir as ventás polo mal que cheira e a de bichos que saen de aí", ya que su casa está a menos de dos metros de la basura.

"En el Concello nos dicen que no pueden hacer nada, que es una vivienda privada"

En aquel momento, los vecinos solicitaron la presencia de la Policía Local y Policía Nacional, que acudieron a precintar con una cinta policial la entrada de la vivienda. "Creemos que el Concello es el máximo responsable para que esto se solucione. Si la vivienda está en manos de un banco, que tomen las medidas oportunas y que presionen. También pueden tapiar esa entrada", resaltan.

Además de esta situación, los vecinos de Outeiro también reclaman mejoras. "Esta zona está totalmente abandonada y ahí el Concello si que es el responsable. Hace nada que pasó un servicio de limpieza, pero hacía casi un año que no pasaba un barrendero. También pagamos impuestos".

"Hasta los okupas se fueron cuando vieron toda la basura que había...
Comentarios
ç