Miércoles. 19.09.2018 |
El tiempo
Miércoles. 19.09.2018
El tiempo

Un Pleno bronco en Marín cierra las comisiones en doce miembros

Lucía Santos, portavoz del BNG, en un momento de su intervención en el Pleno. CAROLINA NEIRA
Lucía Santos, portavoz del BNG, en un momento de su intervención en el Pleno. CAROLINA NEIRA

Solo el PP votó a favor de la propuesta. Marea y BNG se posicionaron en contra y el PSOE y la concelleira no adscrita se abstuvieron

De doce miembros, con retribución para todos ellos y respetando la proporcionalidad, aunque no de forma matemática. Así estarán conformadas, a partir de hoy mismo, las comisiones informativas de la Corporación marinense, según se acordó este miércoles en un crispado Pleno extraordinario. La propuesta presentada por la Alcaldía salió adelante con los únicos votos a favor del PP. BNG y Marea Marín se posicionaron en contra, mientras que el grupo socialista y la edil no adscrita, Pilar Blanco, se abstuvieron. Alfonso Fernández, el otro concelleiro escindido de la formación nacionalista, no participó en la sesión por estar trabajando.

Con la propuesta acordada ayer "in extremis" -ya que, de no haberse celebrado el Pleno, las comisiones de hoy no se habrían podido convocar-, la estructura quedaría de la siguiente manera: un presidente, cinco concelleiros del PP, dos del PSOE, uno del BNG, que será Lucía Santos, única nacionalista tras la salida de Pilar Blanco y Alfonso Fernández, y los dos concelleiros no adscritos.

"Dieciséis miembros era una dimensión absolutamente impracticable", argumentó la alcaldesa, María Ramallo, que defendió su propuesta como una opción que es "posible y está avalada por los informes técnicos, aunque no vayamos a estar todos cómodos con ella". Los "populares" tuvieron que reformular la primera propuesta que presentaron en la Xunta de Portavoces, que sostenía la integración de diez miembros en vez de doce y que fue evaluada desfavorablemente por la secretaria municipal. "Esa nos parecía una proporcionalidad irisorria", declaró la portavoz socialista, Luz Santiago, cuya formación ha conseguido el concelleiro a mayores que llevaba reclamando desde el inicio del mandato.

Sin embargo, el PSOE también puso encima de la mesa la posibilidad de repensar el sistema utilizado hasta ahora y emplear el del voto ponderado (de forma que solo habría un representante de cada grupo en la comisión), a lo que Ramallo respondió que podría cambiarse, "pero no es mi voluntad ni tampoco ustedes lo cambiaron cuando gobernaron".

La portavoz de Marea Marín, Sandra Pesqueira, centró parte de sus intervenciones en reivindicar la propuesta que en su momento planteó su partido a la Corporación "de rebaixar as indemnizacións por asistencia ás comisións e os salarios das persoas con dedicación exclusiva nun 10%". "Non é normal que a señora alcaldesa cobre 60.000 euros ao ano", declaró Pesqueira, un comentario que levantó asperezas con la regidora, que le preguntó si "mi sueldo es el tema de debate de este Pleno" y le achacó no asistir a las comisiones. "Si le parece mucho lo que cobra, dónelo a una ONG o renuncie a ello», afirmó la regidora, que pidió a Pesqueira que "haga sus deberes". Al finalizar el Pleno, la portavoz de Marea Marín contestó a las palabras de Ramallo en declaraciones a la prensa, asegurando que su ausencia en las comisiones se debía a motivos laborales y que era sustituida por sus compañeros de partido. "Que traballlemos non significa que non atendamos as nosas obrigas políticas", sentenció.

TRANSFUGUISMO. Por su parte, la portavoz del BNG, Lucía Santos, pidió que el Consistorio, fuera de todo debate, "faga unha condena política contra ao transfuguismo, porque dúas persoas que están compinchadas están a aproveitarse da lei. Non podemos mostrar que en Marín sexa un choio marchar", declaró en una dura referencia a Blanco y a Fernández, a los que exigió, de nuevo, "que teñan moral e que entreguen as actas".

Pilar Blanco se mostró firme al argumentar que "hai un contexto xurídico que hai que adoptar, gústenos ou non", en relación a la Lei de Transfuguismo, que permite a los no adscritos asistir a todas las comisiones cobrando. Ante esto, Ramallo aseguró haber trasladado a Blanco una opción alternativa: "Que, como ocurre en otros sitios, los no adscritos se turnen en la asistencia a las comisiones, pero usted exigió ir a todas. Si hay voluntad política, se puede hacer", declaró.

Esa misma línea argumental fue la que utilizó para replicar a Pesqueira cuando esta puso en entredicho la voluntad de ahorro del Gobierno local a la hora de plantear la nueva estructura de los órganos municipales. "Con la primera propuesta que hicimos", la de los diez miembros, "pretendíamos no incrementar el gasto, pero si no hay voluntad política para sacarla adelante no podemos aceptarla".

Así las cosas, con los doce miembros se garantiza la representatividad de todos los grupos "con una desviación matemática pero que no es determinante para la proporcionalidad".

Un Pleno bronco en Marín cierra las comisiones en doce miembros
Comentarios