La Policía apunta al exceso de velocidad como posible causa del accidente de Marín

Testigos del siniestro indican que no escucharon ningún ruido previo a la colisión que acabó con la vida de dos menores, de 16 y 17 años
Los dos vehículos implicados en el accidente. SXENICK (EFE)
photo_camera Los dos vehículos implicados en el accidente. SXENICK (EFE)

Marín se viste de luto. Con la tragedia como la del Villa de Pitanxo aún muy fresca en la memoria de los vecinos, la noche del viernes volvió a teñir de negro la localidad tras el fatal accidente de tráfico en el que perdieron la vida Rubén Farto, de 17 años, y Brais Sestelo, de 16, en circunstancias que investiga la Policía Local desde el mismo instante del siniestro.

Rubén Farto, que residía en el centro de Marín, formaba parte del equipo juvenil de la Escuela de Fútbol Villa de Marín. Brais Sestelo, por su parte, vivía en Mogor, y despuntaba como lanzador de jabalina en la escuela del Club Atletismo Rías Baixas de Pontevedra.

Posibles causas del accidente

La curva de Coirados, en la zona de San Xulián, cerca del cuartel de la Guardia Civil y de la barriada de San Pedro, fue el escenario de una brutal colisión frontal en la que aparentemente no hubo frenazo. Así lo indicaron testigos presenciales, que no escucharon ningún ruido anterior al de la colisión.

Lugar del accidente. DP
Lugar del accidente. DP

Sobre las posibles causas, las primeras pruebas realizadas por la Policía Local apuntan a un exceso de velocidad por parte del conductor del Volkswagen Golf en el que viajaban las dos víctimas mortales, un joven de 20 años que dio negativo en las pruebas de alcohol y drogas a las que fue sometido tras el accidente.

En ese vehículo, que circulaba en sentido ascendente, viajaban los dos fallecidos, ambos en la parte de atrás y con el cinturón de seguridad, y una tercera víctima que resultó herida. El joven que estaba al volante resultó ileso.