martes. 25.01.2022 |
El tiempo
martes. 25.01.2022
El tiempo

"Repartiendo este premio entiendo el motivo por el que estoy en la Once"

La vendedora Rosa María Vázquez Castro. DP
La vendedora de la Once Rosa María Vázquez, este lunes en Marín, con varios boletos del Cupón Fin de Semana. A.P.P.
La buenense Rosa María Vázquez Castro vendió el pasado sábado en Bueu un Cupón Fin de Semana que dejó en la localidad un 'Sueldazo' de 2.000 euros al mes durante 10 años
Feliz, con mariposas en el estómago y con el corazon a cien por hora. Así se sentía este lunes Rosa María Vázquez Castro, vendedora de la Once natural de Bueu, tras enterarse por este mismo medio que había repartido un Sueldazo de 2.000 euros al mes durante 10 años gracias a un Cupón Fin de Semana vendido en su localidad natal el sábado.

Según informó la Once en un comunicado, la vendedora "ha llevado la ilusión a Pontevedra con este Sueldazo de 2.000 euros al mes durante 10 años", que suponen 240.000 euros en total, en un cupón que comercializó en su ruta de venta habitual por Bueu y Marín, que normalmente realiza por las parroquias de Seixo, Cela y Ermelo, entre otras, y en sus puestos de venta en el supermercado Froiz y en la calle Méndez Núñez, ambos en Marín, donde está tres días a la semana. En Bueu lo hace dos.

El 'Sueldazo' es el primer premio que reparte la vendedora desde que empezó en la Once el pasado mes de marzo

De hecho, este lunes, cuando se enteró de la noticia, se encontraba en su puesto de venta habitual –en la esquina de la Alameda de Marín junto al Xeitosa y La Favorita–. "Me siento muy feliz y aún no me lo creo", manifestó la vendedora, que no pudo disimular su emoción ante cada cliente que se acercaba a comprar algún boleto. "Ojalá hubieses dejado el premio aquí en Marín", expresaba algún que otro comprador.

"Seguro que por esto voy a vender ahora muchos más cupones del fin de semana", bromeó Rosa, que tenía claro que en cuanto acabase su jornada, la primera persona a la que llamaría sería a su padre para contárselo. "Más allá de haber repartido el premio también es el hecho de haberlo entregado en Bueu, mi pueblo", expresó muy orgullosa.

"Si yo me siento tan feliz, no me puedo imaginar la persona a la que le tocó"

Y es que su emoción, además de la típica que puede sentir cualquier vendedor al repartir un premio tan cuantioso, se debe a que tan solo lleva desde el mes de marzo trabajando en la Once y tan solo dos semanas haciendo ruta por Bueu. Este Sueldazo es además el primer premio que reparte desde que empezó en la organización.

Sin poder contener las lágrimas de emoción y alegría, Rosa contó que justo en la mañana de este lunes, a primera hora, una clienta le dijo que "yo estaba en la Once por algo y por un propósito. Y ahora entiendo el motivo por el que estoy aquí. Para repartir fortuna a los demás".

Rosa comenzó en la organización por "necesidad y por el problema físico que tengo", pero confesó que no es un trabajo que pensase hacer en algún momento: "Tampoco me gusta estar en la calle todo el día, pero lo necesitaba".

Con respecto al premiado, la vendedora buenense no sabe a quién se lo pudo dar, pero "lo único de lo que me puedo hacer una idea es del número, porque cuando a mi me dicen lo típico de el que más rabia te dé, siempre escojo el número dos".

"Si yo me siento tan feliz, no me puedo imaginar la persona a la que le tocó", remató Rosa.

"Repartiendo este premio entiendo el motivo por el que estoy en la...
Comentarios