viernes. 28.01.2022 |
El tiempo
viernes. 28.01.2022
El tiempo

La Residencia de Maiores de Marín, sin rastro del brote de legionela

Fachada del Centro Sociocomunitario de Marín. DP
Fachada del Centro Sociocomunitario de Marín. DP

Un segundo análisis de las tuberías confirmó la erradicación de la bacteria en el centro

La Consellería de Política Social dio a conocer este viernes los resultados de los últimos análisis del agua de la Residencia de Maiores de Marín, que confirmaron la desaparición del brote de legionela en las tuberías de las instalaciones. Esta bacteria había aparecido en un control rutinario al que fue sometido el centro el pasado mes de noviembre.

El Centro Sociocomunitario marinense ha vuelto a la normalidad y puede volver a utilizar su suministro de agua caliente. "Cómpre sinalar que neste tempo o centro continuou funcionando sen incidentes en todos os seus servizos, poñendo en servizo unha rede alternativa de auga que permitiu aos residentes continuar coa súa vida diaria nas instalacións con normalidade", señala el departamento de la Xunta.

En los últimos días de noviembre, un control rutinario en las tuberías de la residencia arrojó una presencia de 4.000 UFC, unidades formadoras de colonias. En cuanto se conoció la presencia del brote, la Administración autonómica puso en marcha el protocolo a seguir en estos casos, que consiste en mandar al centro a una patrulla de la empresa de control de plagas con la que trabaja la Consellería para que inicie el proceso de desinfección.

Los técnicos procedieron a aplicar un tratamiento de choque, que consistió en aumentar la temperatura de las tuberías y aplicarles cloro, con el fin de eliminar la bacteria hasta su total erradicación. Aunque este proceso apenas duró un día, la red afectada por la legionela no pude utilizarse hasta pasados 15 días, para evitar cualquier tipo de contaminación.

PRIMER ANÁLISIS. Pasado ese plazo, los técnicos volvieron a hacer un nuevo control, para comprobar que los niveles era negativos, pero, aunque muy inferior, el brote continuaba en la red de abastecimiento de la Residencia de Maiores. En este caso, "deu unha importante baixada dos niveis de lexionela: de 4.000 a 300 UFC, unidades formadoras de colonias", explicó la Consellería.

Como los niveles "aínda non son negativos, mantívose o circuíto paralelo de auga e aplicouse un novo tratamento máis suave que o anterior", apuntó el departamento, que repitió el tratamiento que había aplicado semana antes.

Tras comprobar que el bacilo continuaba en la red de saneamiento, las tuberías principales continuaron inutilizadas y el centro asistencial siguió usando el circuito paralelo del que disponía. Se trata de una red de tuberías alternativa que permitió que los residentes pudieran continuar con su vida normal. Además, también habilitaron unas duchas diferentes a las que usaban normalmente. "Os usuarios non estiveron en contacto coa bacteria en ningún momento", confirma el ente autonómico.

Cabe destacar que tanto usuarios como trabajadores se encontraron fuera de peligro de contagio durante estas semanas.

La Residencia de Maiores de Marín, sin rastro del brote de legionela
Comentarios